Fútbol

Mamoré no tiene salvación

Los jugadores de Real Mamoré tratan de encontrar una explicación a la derrota de ayer. Su descenso de categoría es inevitable.

Los jugadores de Real Mamoré tratan de encontrar una explicación a la derrota de ayer. Su descenso de categoría es inevitable.

La Razón / Jorge Asturizaga / La Paz

01:35 / 30 de abril de 2012

La Paz Fútbol Club ganó el partido que debía ganar para evitar el descenso directo y —salvo un milagro— condenó a regresar a su asociación al trinitario Real Mamoré al que goleó 6-0 en el estadio Hernando Siles. Como jugó el visitante ayer sólo falta saber en qué fecha quedará certificada su pérdida de categoría porque no cuenta con argumentos como para pensar en que dará batalla en la recta final.

Cuando faltan cuatro fechas para que acabe el torneo Clausura, el azulgrana ha sacado una ventaja de diez unidades al beniano en la tabla del descenso, es suficiente para sacarse un peso de encima y comenzar a dedicar toda su atención en la serie del indirecto, ya sea frente a Destroyers o Wilstermann.

Nunca ha debido pasar por la cabeza de los jugadores del cuadro local que al frente se encontrarían con una presa fácil, un adversario entregado desde el inicio mismo de las acciones. A los jugadores del trinitario les deben dos meses de sueldo, entonces su cabeza está en otra, completamente alejada de lo estrictamente futbolístico.

La diferencia en el marcador lo dice todo. El partido se jugó en cancha de Real Mamoré, porque el visitante nunca se aproximó hasta el arco de David Torrico con una acción de peligro que pudiera hacer pensar que vino al estadio Hernando Siles en procura de un buen resultado.

Los goles llegaron desde muy temprano, a los cuatro minutos Marteli cabeceó libre de marca un centro de Cuéllar para el 1-0. Luego, a los 21’, Chávez se sacó de encima a un rival y mandó un potente remate desde casi el borde del área, la pelota pegó en el travesaño y rebotó dentro del arco (2-0). Antes, el arquero Robles había detenido un penal del azulgrana Molina.

Otra vez Chávez marcó el tercero, culminó un centro de Gálviz a los 31 minutos. En ese momento el partido estaba liquidado, pero hubo tiempo para más celebraciones. Molina no falló en el segundo penal que ejecutó, esta vez marcó bien a los 38’. Su tiro ingresó por el medio del arco para el 4-0.

El colombiano Jhon Obregón convirtió los últimos dos goles. En la primera pelota que tocó, a los 58 minutos; y después de fallar por lo menos seis situaciones claras puso el 6-0 definitivo a los 90’ con otro toque suave.

La mayor goleada del cuadro azulgrana

Paliza

La Paz FC no es de hacer muchos goles. El 6-0 de ayer es su mejor registro en el torneo. En segundo lugar está los cinco tantos que le hizo a Guabirá.

Ruido

De pésimo gusto el sistema de amplificación que contrató ayer La Paz FC. Más que difundir canciones del azulgrana lo que hacía era bulla, nada entendible.

La figura

Daniel Chávez confirmó que es un jugador de primer nivel. Marcó dos tantos y mandó dos pases gol. Jugó con total libertad de acción y eso le ayudó para mostrar sus condiciones.

Perdió goles

Si La Paz FC no ganó por una diferencia mayor fue porque el colombiano Jhon Obregón erró por lo menos seis situaciones claras. En varias le ganó Robles en el mano a mano.

El árbitro

El trámite del partido no le trajo problemas a Óscar Maldonado, quien dirigió con tranquilidad. Estuvo acertado en los cobros (dos penales), sobre todo en la roja a Divar Loras.

Canasta llena

Real Mamoré se fue goleado en todas sus visitas a La Paz este año. Recibió 16 tantos: seis de Bolívar y de La Paz FC, y cuatro de The Strongest. En cambio no hizo ningún gol.

Un club en crisis en el que el DT pone plata de su bolsillo

La suerte de Real Mamoré está echada. Después de la caída de ayer sólo un milagro hará que su situación se revierta. Al final del partido los jugadores  enumeraron los problemas por los que pasa el plantel. Muchos destacaron el trabajo y compromiso del técnico David de la Torre, de quien dijeron que varias veces puso dinero de su bolsillo para solucionar problemas.

Otros se quejaron porque el club debe a su plantilla dos meses y medio de sueldo, lo que es peor, la dirigencia se ha borrado y, como está el panorama, es muy difícil que alguien aparezca para dar la cara y cumplir con los compromisos. Una vez que La Paz FC marcó el tercer gol del partido, De La Torre dejó la pista atlética y se refugió en el banco de suplentes. Para la reanudación del juego volvió a ubicarse en el mismo lugar de la casamata.

Tanta era la amargura y la rabia del DT que en el minuto 84 se retiró. Parecía que se dirigía a camarines, no fue así, se fue del estadio y caminando llegó al hotel de concentración del equipo. “Es así, cuando ganas todos te tocan la espalda, cuando pierdes no aparece nadie”, dijo Iván Zerda en apoyo a su técnico.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia