Fútbol

Miguel Loaiza: ‘Dan ganas de dejar el fútbol’

‘No puede ser que tengamos problemas desde la falta de ropa. De sueldos ni qué decir’

Miguel Loaiza.

Miguel Loaiza.

La Razón (Edición Impresa) / Rafael Sempértegui / La Paz

00:02 / 31 de diciembre de 2015

El mediocampista rescindió ayer su contrato con Real Potosí. Optó por ese camino debido a la difícil situación económica que atraviesa el club. En general, considera que son pocas las entidades que pueden garantizar estabilidad y un trabajo adecuado. Incluso se plantea marcharse definitivamente de las canchas.

— ¿Por qué se aleja de Real Potosí a mitad de temporada y cuando todavía tiene contrato?

— Las condiciones no están dadas para trabajar mínimamente como en un equipo profesional. Hemos sufrido muchas cosas, demasiadas en contra, desde detalles mínimos hasta más fuertes como que no nos pagan sueldos. No puede ser que tengamos problemas desde la falta de ropa, que no haya agua en las prácticas, ni es aceptable la forma de cómo hemos estado viajando, en todo tipo de bus sin condiciones. En cuestión de los sueldos ni qué se diga. Real Potosí pasa por un muy mal momento. En mi caso quise ayudar, yo volví por eso, pero ya no se puede seguir.

— ¿Qué cosas vivió en estos seis meses en Potosí?

— Cosas muy duras y muy tristes, porque ya no es como antes. Estuve seis meses y apenas cobré un mes y medio, y así no se puede seguir, así no se puede vivir, porque uno tiene familia que espera cosechar del trabajo que desarrolla uno.

— ¿Qué pudo haber pasado en la institución para llegar a esto?

— Obviamente no es responsabilidad de los jugadores, pero por lo visto hubo gente que hizo muy mal las cosas. Yo volví en junio pasado para colaborar, pero no se dieron ni las mínimas condiciones, por tanto es mejor alejarme para no lastimar a mi familia y no darles problemas a ellos (a los dirigentes), porque además ya no estoy en edad para eso, pues no soy un chico. Vi muchas cosas malas, me apenó ver que mis compañeros la pasen mal, sin tener qué llevar a casa y además que los quieran botar de donde viven porque no pagan los alquileres, así no se puede trabajar tranquilo. Mejor es estar en casa, junto con la familia, pues también hay que dedicarse a ella y cuidarla.

— ¿Qué recuerda de su primera experiencia en el club?

— La primera etapa que jugué duré casi 10 años y tuvimos cosas muy positivas, sobre todo en los resultados económicos y también en lo futbolístico. Había gente muy capaz al mando del club, con bastante visión; en cambio, ver ahora al club en esta situación es muy complicado. Nos toca pagar las consecuencias de las malas e irresponsables gestiones que se dieron en el pasado.

— La dirigencia actual dice que teme que el club desaparezca, ¿usted cómo ve esta situación?

— Es que si no se hace algo, el final del camino apunta a eso. Ya dije, desde los detalles: no hay cancha en dónde entrenar, no hay a quién quejarse. Ahora mismo no hay una cabeza fuerte, están los pocos que quieren colaborar, a quienes no les alcanza lo poco que pueden aportar.

— Marchándose de Real, ¿qué hará usted?

— Estoy de vacaciones disfrutando con la familia, porque son 16 años en los que he trabajando bastante fuerte, con muy poco descanso. Además que con ellos estamos de visita en Santa Cruz, mis hijos están con mis padres y seguramente luego de unos días volveremos a Sucre, que es donde radico en estos últimos años. Voy a tratar de despejarme de todo lo malo que vivimos y para recuperar energías y ver qué hago.

— ¿Podría jugar en el Nacional B el resto de la temporada?

— (Silencio) No sé, pese a que en lo físico me siento muy bien, pero la verdad es que estoy muy cansado de las cosas que pasan en nuestro país, es una injusticia con los jugadores, hay que discutir con los dirigentes, pelear más de la cuenta por tu dinero, y a veces la afición no entiende todo eso que pasa o se olvida y además te lastima si las cosas no salen bien. La verdad es que así como está el fútbol, dan ganas de dejarlo.

— ¿Se queda con lo que le tocó vivir en el fútbol antes?

— Hicimos una linda carrera, porque fueron 16 años de jugar ininterrumpidamente, incluso este campeonato que pasó. Si no me equivoco ya superé los 400 partidos, jugué 12 copas internacionales, creo que estuve en 30 partidos en ese ámbito y tuvimos al menos alguna experiencia en la selección. En lo personal me siento bien, lo único que me desanima es la forma de cómo se manejan algunos clubes en el país, y la verdad eso a veces me desanima de seguir, además hay otras necesidades y obligaciones más urgentes.

— ¿Está cerca su retiro? Alguna vez ya dio a entender que algo de eso podría darse.

— Es que uno es profesional, al menos yo siempre me manejé con mucha responsabilidad, con entrega y con dedicación a mi trabajo. En los clubes que estuve y los técnicos que tuve nadie podrá decir que fui indisciplinado o trabajé mal, pero nuestro fútbol está mal, los jugadores somos muy maltratados. Se dice fútbol profesional, clubes profesionales y uno en estos años se la pasa peleando por lo que corresponde, ni más ni menos.

— ¿Hay la posibilidad de continuar jugando?

— No sé, hace poco cumplí 32 años, personalmente estoy muy bien en lo físico, en lo futbolístico, porque siempre me cuidé. En todo caso uno lleva el fútbol en la sangre, y siempre le pica jugar, entrenarse, luchar por una camiseta, pero no sé todavía qué puede pasar con mi carrera.

— ¿Real de todas maneras es lo mejor que le pasó en el fútbol?

— Sí, jugué 10 años muy bien jugados. Logramos cosas importantes para el club, para Potosí, porque yo pienso que Real ayudó mucho a la ciudad para que se mejoren muchas cosas, desde el mismo hecho de haber traído Copa Libertadores, Copa Sudamericana y un título que nunca se había dado. Al menos en la gestión de don Samuel Blanco pudimos lograr grandes cosas.

— ¿Si no hubiese alguna oferta de un equipo de Nacional B o del exterior estará parado?

— De jugar puede ser, pero puedo seguir mis estudios de dirección técnica. Ya acabé el curso de entrenador para divisiones menores, puedo comenzar a estudiar ya para un nivel superior. En todo caso vamos a ver qué pasa, qué se nos presenta en este tiempo.

Perfil

Nombre: Miguel Oswaldo Loaiza Tardío.

Nacimiento: Santa Cruz, 13 de enero de 1983.

Familia: Ivonne Choque (esposa), José Miguel y Gabriel Alejandro (hijos) José y Ruth (padres).

Equipos: Bolívar, Real Potosí, Nacional, Blooming, Universitario y San José.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia