Fútbol

Nace una alternativa de vida en El Alto y La Paz

Real Madrid Las Escuelas Socio-deportivas, más que buscar buenos futbolistas, apuntan a formar buenas personas.

La presentación del proyecto de la Fundación Real Madrid en La Paz, en julio. Foto: Víctor Gutiérrez-archivo.

La presentación del proyecto de la Fundación Real Madrid en La Paz, en julio. Foto: Víctor Gutiérrez-archivo.

La Razón / Ramiro Siles / La Paz

00:00 / 24 de septiembre de 2012

Las Escuelas Socio-deportivas de Fútbol de la Fundación Real Madrid en Bolivia se presentan como una alternativa de vida para los niños y jóvenes del país, sobre todo para aquellos que viven en situación de riesgo y vulnerabilidad.

Las primeras escuelas de este tipo en El Alto y La Paz serán abiertas hoy con la presencia del exfutbolista español Emilio Butragueño, director de Relaciones Institucionales del Real Madrid.

El proyecto nació hace meses, a partir de la iniciativa conjunta de la Fundación Gol en Bolivia y la Fundación Alalay, que llevaron adelante las negociaciones con el Real Madrid y concretaron un acuerdo —firmado en Madrid el 18 de junio pasado— que hoy comienza a hacerse realidad.

El fútbol es una herramienta que puede ayudar a salir de las calles a niños y adolescentes vulnerables. En las escuelas, será el mejor pretexto para ayudar a la formación de esas personas, según la directora ejecutiva de Alalay, Claudia Gonzales.

Este tipo de programa está presente en 65 países del mundo. Apunta a la formación de las personas de manera integral y para ser parte de los beneficiados el primer requisito no es tener habilidades para jugar al fútbol; más bien, los criterios de selección están de acuerdo con las necesidades para el desarrollo de las personas.

A partir de hoy funcionarán una escuela en El Alto, en el campo deportivo del Distrito Cuatro de la zona Gran Poder; y dos en La Paz, la primera en el campo deportivo Kala Kalitas, en la calle Segundo Bascones de la zona Chamoco Chico, en la Max Paredes; y está previsto que la segunda sea implementada en la zona de Següencoma Bajo.

“No se trata sólo de una escuela de fútbol. Más que todo lo que pretendemos es desarrollar muy buenos ciudadanos, con valores y con principios”, manifiesta Gary Suárez, director general de la Fundación Gol en Bolivia.

Gol, con sede en Santa Cruz desde hace tres años, se encarga de los deportes para el desarrollo, en este caso para el fútbol.

En el proyecto tendrá la misión de hacer un seguimiento a los campamentos deportivos, ver la metodología de trabajo, seleccionar a los entrenadores y asegurarse de que no haya una mejor enseñanza que no sea a través de la práctica del fútbol.

El Real Madrid, mediante su Fundación —que en los actos estará representada por Butragueño, exjugador del club y del seleccionado español de fútbol— contribuirá enviando al país entrenadores que vendrán para efectuar capacitaciones a los bolivianos inmersos en este trabajo y aportará sobre todo con la metodología, que es utilizada en todos los sitios del mundo en donde apoya con su proyecto.

“La Fundación Real Madrid hace hincapié en la formación de buenos ciudadanos antes que buenos futbolistas. El lema es: ‘ellos juegan y nosotros educamos’”, dice Suárez .

Las escuelas tendrán componentes  en las áreas educativa y deportiva

Un niño bien formado y un buen jugador es el ideal que se marca como objetivo para alcanzar dentro de las Escuelas Socio-deportivas que empezarán a funcionar hoy.

Por cada escuela habrá dos áreas bien demarcadas: la educativa y la deportiva.

En cada una de ellas, más allá del entrenamiento futbolístico para lo cual se dotará de un programa de primer nivel, habrá profesionales psicopedagogos que reforzarán la parte educativa, porque los niños y adolescentes que participen deben ser a la larga abanderados en valores, al margen de las condiciones que tengan para jugar al fútbol.

“Si no tienen un alto compromiso social no nos sirve”, manifiesta Israel Crespo, responsable de Planificación y Recaudación de Fondos de la Fundación Alalay.

La idea principal es reducir los riesgos que pasan los jóvenes en las calles y apuntar a una formación humana e integral de ellos a través del deporte.

“De lo que se trata es de tener un buen deportista como consecuencia de la formación que se le pueda dar en las escuelas”, agrega Claudia Gonzales.

Para la selección de los alumnos se maneja un criterio que permita otorgar prioridad a niños con mayor desventaja social y apuntando a sus necesidades.

En todos los casos, tanto en las escuelas de La Paz y El Alto, como las que se abrirán en Santa Cruz, se contará también con infraestructura de primer nivel.

Para ello se han hecho sociedades, tanto con el Gobierno nacional como los departamentales y municipales. Asimismo con la empresa privada que está dando un fuerte respaldo al proyecto.

El programa establece, asimismo, seguro de salud y componentes para cubrir las necesidades incluso nutricionales de los integrantes de las escuelas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia