Fútbol

¿Neuer, Balón de Oro...? ¿por qué...?

La tendencia internacional se aboca a promover una corriente: que el trofeo debe ser asignado a Cristiano Ronaldo

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Barraza / La Paz

00:44 / 24 de noviembre de 2014

El periodismo madridista, esa maquinaria implacable, incesante y laboriosa, ha decidido que el Balón de Oro 2014 tiene que ser entregado a Cristiano Ronaldo sí o sí, so pena de accionar todos sus resortes destructores e infamantes a quien ose opinar diferente. Si es una figura del fútbol la que se atreva, llámese Beckenbauer, Pelé, Blatter, Platini, Ribéry o quien fuere, el escarmiento será terrible, le caerán miles de flechas venenosas, se accionará todo el poder vindicativo merengue, recaerán sobre él el rencor blanco y las plagas de Egipto; las aguas se convertirán en sangre, sobrevendrán millones de ranas y de langostas, se enfermará el ganado... Y quedará envuelto en tinieblas... Y aún por largo tiempo seguirá recibiendo maldiciones bíblicas.

De modo que no es bueno enojar a los dioses, hay que decir que sí o ya saben... Lo ha confirmado Pepe, el martillo madridista: “Si otro jugador lo ganase, debería sentir vergüenza”. Mejor no ganarlo. Ancelotti es el más activo verdugo de cualquiera que intente mencionar algún nombre que no sea el del portugués. Le salta encima. Ronaldo Fenómeno, el gordo (siempre dócil a los poderes económicos), se mostró obediente: “Cristiano tuvo un año memorable y merece el Balón”. Lo que no explicó es qué fue lo memorable. Repasamos todos sus goles del año: una enorme cantidad de anotaciones de penal, de rebote y de empujada. También algunos muy buenos de cabeza, los mejores. Quienes alaban a Cristiano mencionan su número de goles, no la calidad de los mismos. Y nadie le pondera jugadas.

Pues bien, decidido ya que el Balón debe ser para Cristiano, había que buscar un partenaire, un oponente digno (aunque no demasiado...) como para hacer que la disputa tenga algún sentido. Y han elegido como enemigo a Manuel Neuer, el notable arquero campeón del mundo con Alemania. En años mundialistas siempre se asignó importancia a la máxima figura del equipo campeón o a una estrella emergente del torneo que haya llegado a la final. Como Cristiano tuvo una actuación muy mala en Brasil, de eso no se habla. Se hace foco en la Champions League, donde sí se coronó y fue el goleador.

De Neuer se pondera su destacada prestación en el Mundial, pero ocurre que no fue el mejor jugador de la Copa, ni cerca estuvo. Atajó bien dentro de un equipo eficiente, que supo resolver los partidos más allá de su arquero. Incluso hubo otros guardametas de igual o mayor lucimiento (Keylor Navas, Tim Howard, Memo Ochoa, David Ospina, Claudio Bravo, el argelino M’Bolhi...). Desde luego lució más lo de Neuer por ganar el título.

Pero Alemania no ganó por Neuer. Se impuso por ser un conjunto compacto, de aceitado funcionamiento y muy buen trato de pelota, por su inveterada mentalidad ganadora, un mediocampo criterioso, una excelente defensa y, sobre todo, por sus incisivos delanteros, como Müller, Gotze y Schürrle (el gol de Müller a Estados Unidos y el de Gotze a Argentina fueron fantásticos). Pese a tenerlos frescos aún en la memoria, revisamos los siete partidos de Alemania en el Mundial y aparecen ciertas perlas:

— Neuer no debió tapar ninguna pelota en la final. Los tres remates al arco de Argentina (Higuaín, Messi y Palacio) fueron desviados. Su única intervención fue un acto temerario e irresponsable, el rodillazo en la cabeza a Higuaín que pudo costarle penal y expulsión. Una imprudencia innecesaria. Para su suerte, el juez italiano decidió sancionar falta de Higuaín.

— En la semifinal, Alemania destrozó a Brasil por 7 a 1. Neuer fue un asistente privilegiado del juego.

— En cuartos, en el 1 a 0 a Francia (gol de Hummels) tuvo, sí, una importante tapada a Valbuena que evitó el empate y en el minuto 94, paró un tiro fuerte desde la izquierda de Benzema. Bueno, aunque el héroe de la tarde fue Hummels por su firmeza de marca y por el oportunismo en el gol.

— En la primera fase, Alemania venció a Portugal 4 a 0 (Neuer un espectador), a Estados Unidos (1-0, casi no hubo trabajo para el “uno”) y 2-2 con Ghana (Neuer se mostró seguro y no fue responsable de los tantos ghaneses).

— Su mejor actuación fue en el 2-1 sobre Argelia, con felices atajadas y excelentes salidas fuera del área, incluso generando contraataques.

— En ninguno de los siete partidos de su equipo Neuer fue elegido la figura. En dos fue Gotze, en otros dos Müller, en otro Hummels, en uno más Kroos y en el restante el arquero argelino Rais M’Bolhi.

Estamos hablando de un arquero excepcional, tal vez el mejor del mundo hoy, eso está claro (el 28 de abril de 2001 le dedicamos una columna entera por su fabulosa actuación ante el Manchester United cuando aún militaba en el Schalke 04). Fue sólido y respondió las veces que se lo exigió, que no fueron muchas. Pero no hay ningún sustento analítico para afirmar que fue la figura de Alemania en el Mundial. Ni siquiera que fue el mejor golero en ese torneo. Tampoco que “le dio el título a Alemania”. Y mucho menos que merece el Balón de Oro por su actuación en Brasil.

Ocurre que hay una distorsión permanente de los hechos, y la prensa es gran responsable de ello. Lo inquietante es que hablamos de un torneo que terminó hace cuatro meses. Si ya estamos desvirtuando así, mejor no pensar lo que serán las opiniones en 20 años. Puede terminar siendo Fred la estrella del Mundial.

Más allá de los gustos individuales, hay hechos objetivos que son indiscutibles. El jugador más valioso de Alemania, por sus cinco goles, por sus asistencias, por su generación permanente de peligro para el adversario y su mentalidad ganadora, su técnica y también su sacrificio en función del equipo, fue Thomas Müller. Él sí resultó decisivo y merece un lugar en la discusión. Pero Müller es un simple ciudadano que juega bien a la pelota, no tiene una industria detrás para entronizarlo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia