Fútbol

De ‘colero’ a puntero

Sus números dan de qué hablar: líder de la tabla, ha sumado 16 puntos de 18 posibles; ha ganado cinco de seis partidos, y se mantiene invicto, porque el restante lo ha empatado. En goles es el más efectivo con 17 y cuenta con la segunda valla menos vencida, con cinco tantos en contra.

La Razón (Edición Impresa)

07:33 / 06 de marzo de 2017

Cuánta gente de fútbol —y también la que no es— estará apostando porque tarde o temprano acabará el notable “cuarto de hora” que está protagonizando Guabirá en el torneo Apertura de la Liga.

Sus números dan de qué hablar: líder de la tabla, ha sumado 16 puntos de 18 posibles; ha ganado cinco de seis partidos, y se mantiene invicto, porque el restante lo ha empatado. En goles es el más efectivo con 17 y cuenta con la segunda valla menos vencida, con cinco tantos en contra.

Si cabe hacer alguna comparación, en seis fechas es indudablemente el mejor equipo, porque aunque tiene un partido más que el segundo, si Bolívar se equipara en este momento podría llegar a un máximo de 15.

Y no hay por qué desdeñar la campaña del azucarero. Ya jugó con los últimos tres campeones nacionales —los que esta semana iniciarán su participación en la fase de grupos de la Copa Libertadores— y ninguno le pudo vencer: goleó a The Strongest en Montero, se impuso a Wilstermann en Cochabamba e igualó con Sport Boys en Santa Cruz. Blooming y otro par de coperos, Universitario —que actuó en la primera fase de la Libertadores— y Nacional Potosí —que acaba de ganar su primer cotejo de la Sudamericana— fueron sus otras víctimas.

Es cierto, por ahí no le va a alcanzar la consistencia física y futbolística para pelear hasta el final por el título. Quizás se va a caer. O quién sabe. Pero lo hecho hasta aquí debe servir de algo. Hay que analizar cómo un equipo que fue “colero” hasta diciembre —firme candidato a descender— apenas dos meses y pico después es puntero.

Uno de los artífices es Víctor Hugo Antelo, ayer notable goleador, hoy entrenador. Su mérito es que está al frente de un plantel con unos pocos jugadores de experiencia y muchos sin ella, y todos le están respondiendo, sobre todo los jóvenes. Él dice que es lo que cabe hacer: si no hay una billetera para gastar —o invertir— como los grandes, hay que abrirles la puerta a los chicos que están esperando con ansias ser alguien en el fútbol. Y quizás por ahí el club encuentra una verdadera mina de fútbol.

Es cuestión de arriesgar el pellejo de uno y dar oportunidad a los que la piden a gritos. No hay ningún otro secreto. Eso y trabajo, además de disciplina. Luego, si alcanza o no, eso es harina de otro costal.

(06-03-2017)

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia