Fútbol

Para Oriente fue pan comido

Victoria Sport Boys no fue un rival de fuste y por eso el albiverde, ilusionado con el título, definió el partido en la primera mitad

El delantero albiverde Alcides Peña celebra su gol a todo pulmón. Fue el primero que abrió la victoria de los orientistas. Foto: AFKA

El delantero albiverde Alcides Peña celebra su gol a todo pulmón. Fue el primero que abrió la victoria de los orientistas. Foto: AFKA

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles

03:00 / 15 de diciembre de 2014

Para Oriente Petrolero no fue difícil ganarle a Sport Boys (3-0), ayer en el estadio Ramón Tahuichi Aguilera de Santa Cruz. Definió el partido en el primer tiempo con dos goles; en el segundo, por tanto, sin pasar ningún susto, comenzó a cuidar a su gente y a pensar en lo que será su visita a The Strongest, el próximo domingo en La Paz, donde buscará la corona del torneo Apertura de la Liga.

La gente albiverde en las tribunas estaba más pendiente de lo que pasaba en La Paz con Bolívar, quería que Wilstermann por lo menos lograra el empate para que Oriente pasara a la punta, lo que no se dio.

Al cabo de ambos partidos, la diferencia se ha mantenido, uno a favor de la Academia, a falta de la jornada final programada para el domingo 21.La victoria de ayer fue un mero trámite para el conjunto que dirige Eduardo Villegas. Las grandes diferencias futbolísticas y también motivacionales, frente al penúltimo en la tabla —conducido por el exgoleador Víctor Hugo Antelo—, que además tiene fuertes problemas económicos, pesaron y mucho en el desarrollo del lance.

Sport Boys quizás quiso, pero no tuvo con qué hacerle frente a Oriente. Con su cabeza más en los líos con la dirigencia, esperando que ésta por fin pague, la gente de Warnes fue doblegada rápido. Además, tampoco tenía condiciones físicas para hacer un mayor esfuerzo.

No obstante, hubo jugadores que se empeñaron, pero solo ellos. Es que el equipo no pudo estar a la altura del juego.

Oriente la tenía clara, había que resolver la cosa lo antes posible y por eso buscó el gol desde el comienzo, además para no sufrir sin motivo. Así, Mojica estuvo a punto de conseguirlo a los 12’ a través de un tiro libre. Y dos minutos después (14) llegó el tanto mediante Alcides Peña, con un golpe de cabeza.

El partido fue transcurriendo convertido en casi un monólogo de ataques del albiverde, con incursiones fáciles sobre todo por el sector derecho, y se sucedieron una y otra llegada, algunas de las cuales tenían el perfil de goles cantados que sus delanteros —tanto Peña como Duk— desaprovecharon.

Hasta que a los 36’, un centro de Áñez dirigido al segundo palo lo aprovechó Duk para poner el 2-0. Ese tanto iba a ser el primero de su cuenta ayer.

En la segunda mitad las acciones invitaron al bostezo. Villegas prefirió cuidar gente y no arriesgarla porque se viene una definición muy fuerte.

Oriente le dejó el control a Sport Boys, a ratos retrocedió mucho y el de Warnes llegó, pero le faltó buena definición.

La gente despertó en un contragolpe de Vargas, cuyo disparo fue a dar al travesaño.

Y en el penúltimo minuto del tiempo reglamentario (89), Duk entró al área por la izquierda y colocó la pelota que primero pegó en el palo para el 3-0.

Ahora está en manos propias y también de Blooming

Para ser campeón del torneo Apertura de la Liga, Oriente Petrolero necesita dos resultados: ganarle a The Strongest en La Paz y que al mismo tiempo, Blooming empate con Bolívar o lo derrote en Santa Cruz.

A una jornada del final del campeonato se ha mantenido la diferencia de un punto en la tabla a favor de la Academia frente al albiverde (43 a 42).

Mientras ayer se jugaba el segundo tiempo en el Tahuichi Aguilera, de pronto surgió la noticia de que Wilstermann le había empatado a Bolívar. Y hubo alegría, que se apagó de inmediato cuando las emisoras se cercioraron e informaron que el resultado seguía 1-0.

Una de las esperanzas que tenían el técnico albiverde, Eduardo Villegas, y sus jugadores, era que Wilster les dé una mano. El aviador casi lo logra.

Como no hubo tal, lo que son las cosas: Villegas tendrá que buscar un triunfo frente a su exequipo, The Strongest, con el que ganó tres títulos, dos de manera consecutiva; y además hacerlo en La Paz, en un reducto en el que tuvo muchas alegrías cuando dirigía a los atigrados.

Y mientras lo intenta, deberá esperar que en Santa Cruz, Blooming, el rival de Oriente de toda la vida, no le permita a Bolívar llevarse las tres unidades.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia