Fútbol

Políticos, atraídos por el balón

Real tiene presidente nuevo, el Gobernador de Potosí. Gente del MAS ingresa a los clubes

Ministro. Romero es titular de Sport Boys.

Ministro. Romero es titular de Sport Boys.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

03:05 / 08 de agosto de 2015

“Si no hay oposición de la población”, el gobernador de Potosí, Juan Carlos Cejas, asumirá hoy como presidente de Real Potosí, club de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano. La llegada de los políticos a la dirigencia del fútbol continúa. En el caso de Bolivia, en la actualidad es gente ligada al Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido de gobierno, que se anima a incursionar en la dirigencia deportiva.

Hasta el año pasado, una cara visible era el alcalde de Warnes, Mario Cronembold, quien ascendió a Sport Boys a la Liga, aunque luego de un tiempo lo dejó. Cronembold es hincha de Blooming desde hace años, pero su compromiso político con Warnes y su cargo de burgomaestre hicieron que asumiera la presidencia de ese club.

Sport Boys está presidido ahora —desde finales de la anterior temporada— por otro hombre del MAS, el ministro de Gobierno, Carlos Romero. ¿Cómo llegó hasta ahí? Lo hizo por su compromiso con Santa Cruz, que lo eligió senador, aunque ahora se retiró de la Asamblea Plurinacional para atender la cartera ministerial.

Lo de Romero es llamativo. Su corazón futbolero no tiene nada que ver con Sport Boys, pues siempre fue aficionado de Bolívar. De hecho, hasta el año pasado era dirigente del Comité de Fútbol celeste.

El exministro de Salud y actual director de la Caja Petrolera de Santa Cruz, Juan Carlos Calvimontes y el exdirector de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierras (ABT), Cliver Rocha, acompañan a Romero en Sport Boys, según la agencia de noticias ANF. La camiseta oficial de Sport Boys desde tiempos de Cronembold es de color azul, con el tono de la bandera del MAS.

Romero y ahora Cejas, ambos del mismo partido, son los únicos presidentes de clubes que forman parte activa de la política del país, aunque hay otros que también están en las entrañas de la dirigencia. En The Strongest, uno de los vicepresidentes es César Navarro, ministro de Minería y Metalurgia. Llegó al Tigre invitado por el actual titular, César Salinas, quien lo incluyó en su fórmula en las elecciones llevadas a cabo este año.

A diferencia de Cronembold y de Romero, que no tienen afición deportiva militante por los clubes que presiden, Navarro es  stronguista conocido  hace años. O sea, siempre hizo fuerza por la camiseta oro y negro. También hace unos días, San José invitó a otro hombre del partido de Gobierno a engrosar su directorio como vicepresidente, cargo que ahora ocupa el senador Pedro Montes. Cejas declaró ayer que hace dos semanas fue invitado a presidir Real Potosí y tras haber llegado “a buenos acuerdos” con la dirigencia asumirá hoy “si es que no hay oposición”, reiteró.

El departamento de Potosí atraviesa una delicada situación por reclamos pidiendo atención a sus demandas que derivaron en un paro que duró semanas y que enfrentó a cívicos de esa región con el Gobierno. El Gobernador de Potosí aclaró que su aceptación para llegar a Real “no tiene que ver con los últimos acontecimientos ni es para eludir estos movimientos que hemos tenido”. Hace dos semanas, el club Bolívar propuso a Carlos Romero para la presidencia de la Liga, pero el proyecto no prosperó.

¿Cómo son elegidos sin una carrera?

Estatuto

En la mayoría de los casos, para ser presidente o dirigente de club hay que cumplir una serie de requisitos de un Estatuto. Eso ocurre sobre todo en los “grandes”, como Bolívar o The Strongest. Lo mismo pasa para ser directivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), de la Liga o la Asociación Nacional de Fútbol (ANF).

A invitación

Sin embargo, hay clubes que o no tienen un Estatuto, o en éste no hay requisitos o, por último, lo hacen a un lado para nombrar a las personas que los van a dirigir. En el caso de Sport Boys, Carlos Romero fue elegido por un acuerdo entre dirigentes, sin votación de socios ni nada. Lo mismo pasa con Juan Carlos Cejas en Real Potosí. El presidente de la Liga, Marco Ortega, admitió que convenció al Gobernador potosino para que asuma el mando del lila.

Sin trayectoria

Por lo general, los políticos que llegan al fútbol no son gente que haya trabajado en sus clubes y la carrera la han hecho raudamente. Cejas aclaró ayer —en una entrevista que le hizo el programa Los dueños de la pelota, de Radio Compañera— que él fue futbolista y llegó a jugar en Primera B, además fue dirigente-delegado de la Asociación de Fútbol de Potosí. Aceptó el desafío por el compromiso que tiene con el país.

Para ser presidente hay que tener plata

Los presidentes de clubes son, en general, los que ponen el dinero base para que los equipos funcionen a partir, sobre todo, de la contratación del cuerpo técnico y jugadores. De otra manera no se puede hacer sostenible la actividad de éstos. De hecho, la mayoría tiene problemas. En el caso de los políticos, ¿ponen plata de su bolsillo para cubrir compromisos de sus clubes? No es poco el dinero que se maneja en el fútbol.

Cuando asumió como presidente de Sport Boys, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo que se estaba rodeando de empresarios, sobre todo de Warnes, para hacer sostenible al club. El anterior titular de esa entidad, Mario Cronembold, dejó grandes deudas por pagar.

Con Romero al frente, Sport Boys ha hecho interesantes contrataciones para la actual temporada, entre ellas están el arquero Carlos Lampe (San José) y el delantero Yasmani Duk (Oriente), dos de los más destacados jugadores de la temporada pasada y, por tanto, nada baratos.

Ayer, Juan Carlos Cejas, gobernador de Potosí, dijo que una de las condiciones para que él sea presidente es que se involucren instituciones públicas y privadas para ayudar a Real. “Juan Carlos Cejas lo único que tiene es su sueldo mensual de gobernador”, aclaró, dando a entender que él no está en condiciones de hacer aportes importantes.

En La Paz, si no fuera por el millonario boliviano —radicado en Estados Unidos— Marcelo Claure, quien pone todo el dinero a través de una sociedad (BAISA SRL), Bolívar probablemente estaría complicado. Otro empresario, César Salinas, salvó a The Strongest cuando su anterior presidente, Kurt Reintsch, fue detenido en Santa Cruz. De su bolsillo sale gran parte del dinero que circula en el club.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia