Fútbol

Presidente ayer, hoy y siempre

Mario Paz Zamora fue dirigente de Bolívar desde 1969, titular dos veces. Dice que el club era otro cuando aún vivía Mario Mercado Vaca Guzmán, el gran mandamás al que destaca

Recuerdo. Elio Lizarazu (izq.), Mario Paz Zamora, Mario Mercado Vaca Guzmán, Lauro Ocampo y Alfredo Rojas en el estadio Libertador Simón Bolívar, en diciembre de 1977.

Recuerdo. Elio Lizarazu (izq.), Mario Paz Zamora, Mario Mercado Vaca Guzmán, Lauro Ocampo y Alfredo Rojas en el estadio Libertador Simón Bolívar, en diciembre de 1977. Mario Paz Zamora.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

04:44 / 08 de mayo de 2015

Bolívar fue uno antes de Mario Mercado Vaca Guzmán y otro después de él, dice Mario Paz Zamora, antiguo dirigente de la Academia, de esos bolivaristas de cepa de los que todavía quedan, aunque ya pocos.Médico de profesión, fue invitado justamente por Mercado a convertirse en director del club. En 1969 inició una carrera directiva que lo llevó a ser incluso presidente de la entidad dos veces.

Le tocó, justamente, vivir el momento más doloroso, cuando tuvo que ponerse al frente del club tras la desaparición, en un accidente aéreo en enero de 1995, de Mercado Vaca Guzmán y el vicepresidente del club, Germán Jordán Aramayo.

Un tiempo después le entregó el mando de la entidad al hijo de Mercado, Luis, quien asumió como nuevo presidente. “Hay un antes y un después en Bolívar”, dice Paz Zamora —quien es hermano del expresidente de Bolivia, Jaime Paz Zamora—. Para él, con Mercado Vaca Guzmán era una cosa. Después —hasta hoy— es otra.

La Academia cumplió hace poco —el 12 de abril— 90 años de vida (1925-2015). Va camino al Centenario. Esta noche celebrará este acontecimiento con una cena de gala, en la que probablemente estará incluso el presidente del Estado Plurinacional, Evo Morales Ayma.

“Si mi salud me lo permite, también voy a estar presente”, dice don Mario. Y va al grano: “Mario Mercado Vaca Guzmán era un distinguido hombre público, exministro de Estado, exalcalde de La Paz. Pero sobre todo fue el más importante presidente del Club Bolívar. Lo sigue siendo hoy y lo será por siempre”.

Era —según su punto de vista— un dirigente diferente que “concebía el fútbol de su querido club no con características genealógicas como lo hacen tantos otros de este tiempo, comentando cuántas veces había sido campeón o cuántas otras había ganado tantos o tales trofeos”.

Mario Mercado “vivía el fútbol de su club en la misma cancha, domingo a domingo, partido a partido, gol tras gol; era un manojo de nervios, los 90 minutos del encuentro y de cada jugada; solo le valía una cosa, solo gozaba con la emoción y el furor de ganar y, claro, luego de ser campeón. Le gustaba decir: ‘El (club) celeste siempre ha flameado’”.

Si de algo se jactaba el presidente de honor de Bolívar era de que “estaba seguro que tenía el mejor grupo de hombres en su directorio y desde luego los mejores jugadores o entrenadores: decenas de seleccionados nacionales de sus países, del nuestro como de otros. Por ejemplo argentinos, peruanos, paraguayos, hasta cameruneses. Y siempre traía técnicos de gran nivel, como el brasileño excampeón del mundo Djalma Santos, o el argentino Omar Pastoriza, o el alemán calificación A, Edward Virba, entre algunos”.

Muchos años después —sigue Paz Zamora y no evita que por la mejilla le ruede una lágrima por el recuerdo de aquel hecho— llegó ese fatídico 21 de enero de 1995. “Mario y nuestro querido Gery murieron juntos en un trágico accidente de aviación en el aeropuerto de Oruro, cuando, cumpliendo su deber por mandato del directorio, iban rumbo a Sucre para en una reunión de clubes reconducir la marcha de la Liga”.

Fue cuando los miembros del directorio académico le solicitaron a Mario Paz Zamora que se hiciera cargo “nuevamente de la presidencia de la institución. Es tal vez el acto que más me honró, pero me dolió mucho al mismo tiempo, pues era un momento histórico en la institución, además de triste y muy difícil”. Unos meses después transfirió la presidencia “a manos del hijo de Mario, Luis Mercado Rocabado, concluida una fase de la Copa Libertadores de América con los peruanos y brasileños”.

“Ese 12 de abril de 1995, que iba a llegar un par de meses después de la tragedia, debíamos celebrar nuestro 70 aniversario de existencia juntos. Ellos ya no lo vieron, pero todos estuvimos seguros de que lo celebraron junto con nosotros y miles de ciudadanos bolivaristas como lo están haciendo también hoy, soplando unas gloriosas 90 velitas”.

Unclub fundado en 1925

Un recuerdo

Mario Paz Zamora recuerda “una magnífica revista, La Gloriosa Divisa Celeste, que era dirigida por nuestro tan apreciado expresidente doctor Guillermo Monje y editada por Sepes y su director Gonzalo Viscarra, en la que podemos leer cómo fue la fundación de nuestro querido Club Atlético Bolívar”.

La creación

De esa publicación, rescata lo siguiente: “Soplaba todavía un vientecito otoñal aquel abril 12 de 1925 y en la vieja La Paz, en la Junín, entre la Catacora y Sucre, a la sombra histórica de esos nombres, casi al anochecer, un grupo de jóvenes muchachos reunidos allí (en la casa del primer presidente, Carlos Terán), plasmaron, cual piedra fundacional, la creación de una de las instituciones más señeras del fútbol boliviano”.

La cena

Bolívar cumplió 90 años el 12 de abril. Aquel día hubo solo una ofrenda floral al monumento de Mario Mercado Vaca Guzmán en la plaza Bolivia. En cambio, para esta noche se preparó una cena de gala en el Hotel Radisson. Los celestes anuncian incluso la participación del presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia