Fútbol

Rafael Paz: ‘Me siento dolido, engañado y traicionado’

El presidente de Guabirá dice que antes de los descensos ya se habló de jugar con 14

Dirigente. Rafael Paz, presidente de Guabirá, llega a la sede de la Federación Boliviana de Fútbol, en Cochabamba, a una reunión de la Liga.

Dirigente. Rafael Paz, presidente de Guabirá, llega a la sede de la Federación Boliviana de Fútbol, en Cochabamba, a una reunión de la Liga. Fernanado Cartagena.

La Razón (Edición Impresa) / Rafael Sempértegui / La Paz

02:13 / 01 de agosto de 2014

El dirigente montereño contó que Guabirá comenzó con anticipación su preparación porque tenía la confianza de que el equipo jugaría en la Liga Profesional. Sostuvo que antes de que se produzcan los descensos, los dirigentes de los clubes habían acordado que la siguiente temporada se iba a jugar con 14 clubes, propuesta que tuvo la venia de los principales dirigentes de la ANF, que al final fueron quienes se opusieron.

— ¿Qué de cierto es que Guabirá y Aurora iban a completar el grupo de los 14 equipos?

— La figura era la siguiente. Antes de lanzar la propuesta se habló con dirigentes de la ANF (Asociación Nacional de Fútbol). Yo personalmente hablé con Jorge Justiniano y con Pedro Zambrano, ellos se comprometieron a viabilizar eso. Dijeron que no había problema y se comprometieron a hacerlo; y a raíz de eso el presidente de la Federación de Fútbol (Carlos Chávez) dio el OK para dar jugar con 14 clubes. Eso fue un compromiso, un pacto de caballeros antes de que termine el torneo de la Liga, se habló de que a quien le toque descender, igual estaría entre los 14.

— ¿Quiénes incumplieron?

— Lastimosamente cuando llegó el momento de decidir, dos no cumplieron; y por evitar fisuras entre los dirigentes, las cosas quedaron ahí y no se habló más.

— ¿Qué pasó para que la ANF no respalde el pacto de caballeros?

— Para mí, es algo de no entender; pero lamentablemente pasa en nuestro fútbol, que cuando las cosas son para bien, entre nosotros nos ponemos trabas; y cuando es para otra cosa, sí se apoya y cambian. Es una cosa de no creer que la ANF, que es cuna de origen de todos los clubes ligueros, sea la que vaya en contra de nosotros mismos. Entonces por una terquedad de un par de personas es que no se da paso a una propuesta. Incluso se hubiese jugado un cuadrangular o hexagonal, como quieran, si se habla de mérito deportivo.

— Sin embargo, ¿se observó que los dos descendidos no deberían tener esa nueva oportunidad?

— Yo le recuerdo una cosa: el 92 se aprobó una resolución única en la que de 16 equipos se resuelve contar con 12, se aprobó y se lo hizo, dañando a clubes. Se aprobó una situación mala. Ahora en cambio, la propuesta es tener y dar oportunidad a dos clubes más que tengan condiciones de competencia. Guabirá y Aurora representan a hinchadas fuertes, son parte de un pueblo grande, futbolero, con historia, no son un equipo más. Es una pena que en vez de dar opción a los clubes que pueden competir a un gran nivel, se les ponga trabas. Se organizaba un cuadrangular, o lo que quieran, y los que ganaban iban a la Liga.

— ¿Guabirá se siente dañado?

— Para nosotros es un daño enorme, porque imagínese, el Nacional B comenzará de aquí a unos meses y el torneo de la ACF (Asociación Cruceña de Fútbol) empezará el 15 de septiembre y nosotros ya estamos entrenando hace más de un mes de manera ardua. No es un daño solo a Guabirá, sino a Montero y al fútbol en general, porque se le dice ‘no’ a quienes queremos seguir haciendo fútbol al más alto nivel, porque tenemos los recursos.

— ¿Cómo se siente pese a que hubo un compromiso?

— Me siento dolido, engañado y traicionado, porque no se cumplió una buena intención de permitir que compitan clubes que sí pueden hacerlo, se priva a los hinchas y al pueblo de donde son al dejarlos sin fútbol profesional. La verdad que duele.

— ¿Qué inversión hizo en Guabirá pensando seguir en la Liga?

— Hicimos una gran inversión, por eso mantuvimos a muy buenos jugadores de la Liga, trajimos como entrenador al mundialista paraguayo Celso Ayala, entonces eso estaba pensado en jugar Liga, pero con esa misma plantilla no se compensa jugar en la Asociación o el Nacional B. Lamentablemente así son algunos en nuestro país, se comprometieron a una cosa y luego no la cumplieron y nos hacen fallar en los proyectos.

— ¿Qué hará con la plantilla elevada que formó hace un mes?

— Lo más seguro es que haremos un reajuste, porque para mí es imposible sostener una figura así. Nuestro propósito es ascender lo más pronto posible, porque podemos estar en la Liga, pero con un equipo adecuado a ese nivel y a nuestras posibilidades.

— ¿Qué piensa Ud. de la directiva del fútbol boliviano?

— Lamentablemente alguna gente metida en el fútbol no es sincera y no se saca la capucha, porque una cosa la dice cuando está frente a frente y hace otra en el momento decisivo. Esa actitud le daña al fútbol. Si algunos dirigentes no cambian, seguro que el más perjudicado será nuestro deporte, y estaremos lejos de jugar a nivel mundial.

— ¿Qué opinión le merece Carlos Chávez, de la FBF?

— Pienso que es un excelente presidente, porque en la parte económica generó interesantes recursos para nuestro fútbol, desde un contrato televisivo muy favorable, hasta que se incrementen los premios de los torneos que organiza la Conmebol; eso benefició a los clubes que compitieron en la Libertadores. Pienso que esas son buenas gestiones, incluso pagó un gran dinero a la Renta que le cobró por impuestos.

— ¿Ahora a qué apuntará al mando de la institución?

— Guabirá no solo es fútbol profesional, o el primer equipo, nosotros desde que llegamos le dimos una gran labor al trabajo con los niños y jóvenes y por eso mismo es que hemos ampliado nuestra cobertura a esa faceta de un trabajo que los medios no ven ni lo reflejan, porque es con los más pequeños que no son aún famosos ni nada por el estilo.

— ¿Cómo que dedicarse solo al equipo profesional trajo muchas más dificultades?

— Con sinceridad tengo que decir que siempre son más amarguras que alegrías, porque como un equipo mediano que somos, mayormente nos tocó pelear los últimos puestos, descender y bueno, también hubo alegrías muy bonitas para que salgamos adelante en todo momento.

— Si dice muchas amarguras, ¿por qué seguir en la directiva?

— Pasa que soy un apasionado del fútbol, muy querendón de mi tierra y tengo el deseo de que mi pueblo tenga fútbol profesional. La verdad que no solo es por el deporte, sino que lo veo como una acción social, porque en las inferiores comenzamos el trabajo con 60 niños a quienes les damos desayuno, almuerzo y entrenamiento. Ahora que pasaron los años, contamos con 600 y los alejamos de cosas negativas.

— ¿Qué es Guabirá para Ud.?

— Es el club que representa a todo Montero. Es llevar fútbol profesional durante todo el año al pueblo. Significa estar en el contexto nacional y es el sentimiento de cariño por nuestra institución. Gracias a Dios tengo el apoyo de mi familia, aunque varias veces los dejé a ellos por atender al club; como cuando hay vacaciones, ellos viajan sin mí, porque yo tengo que ver cosas del club, los partidos, los contratos y otras cosas.

— ¿Cuáles son los momentos gratos al mando del club?

— La primera fue cuando en el 92 ascendimos, el 95 fuimos subcampeones, luego jugamos Copa Libertadores. Nos tocó descender como ahora, pero también volvimos a subir a la Liga.

— ¿Ud. mantiene al club?

— Damos nuestro aporte junto a otros directivos. Tenemos sponsors limitados, como los que provienen del ingenio del pueblo, Alcaldía, Combol y no más, porque somos una ciudad intermedia.

— ¿Algunos otros planes?

— Seguro, porque el ingenio Guabirá nos dio cinco hectáreas y media de terreno, debido a que tenemos medio siglo de vida. Ahora estamos consiguiendo plata para que ahí podamos construir toda una sede enorme, en la que trabajemos con nuestros niños, a quienes les demos las mejores condiciones para prepararse no solo en la parte deportiva, sino en la formación educativa. Es un megaproyecto que ya lo tenemos hecho y estamos pensando en tener una sede propia, anhelada por muchos años. El proyecto lo presentaremos al presidente (Evo) Morales para que nos dé el respaldo respectivo, pienso en beneficio de todos. 

— Ud. nació en Santa Cruz, pero vive en Montero.

— Me siento y digo siempre que soy más montereño que muchos que nacieron aquí seguramente. Porque aquí viví mi niñez, aquí estudié y aquí me levanté, y creo que aporté con mucho trabajo para beneficio del pueblo.

— ¿Ud. se siente como un referente del pueblo por la forma de cómo le fue?

— No sé, eso yo no le podría decir. Sí puedo contar que trabajo arduo y bastante desde muy joven en toda la provincia Santiesteban y que con mi actividad otorgo trabajo a la gente de acá, porque la mayoría son montereños.

— Ud. lleva adelante mucha acción social.

— Puede ser, porque parte de nuestras utilidades las empleamos en esa labor social y deportiva. Como verá, nuestra pasión no solo es el primer plantel, sino este otro trabajo que no se ve. Nosotros, en familia, todos somos cristianos y estamos con la decisión de hacer bien a la gente.

— ¿Quizá alguna aspiración más allá de la directiva?

— Ninguna. Siempre lo dije, que lo que uno tiene y cosecha es que esa parte de las utilidades se las puede compartir. Pienso que el cajón (ataúd) no tiene bolsillo y que ahí adentro ya nada te sirve. Pienso que en la vida uno tiene que dejar algo, que pueda servir a otros que lo necesitan

Perfil

Nombre: Rafael Paz Hurtado

Nacimiento: Santa Cruz, 24-10-1968.

Familia: Gaby (esposa); Claudia, Gabriela, Rafael y Verónica (hijos). 

Su trayectoria

Se trata de uno de los dirigentes del fútbol boliviano ligado a Guabirá hace 22 años. Es un exitoso agricultor, pero sobre todo un querendón de Montero. Comenzó su carrera dirigencial en 1991 y sostiene que pese a que fueron más las amarguras en todos estos años, de igual manera es un hombre que no le quita respaldo a los ‘Diablos Rojos’. Está muy preocupado y se muestra molesto porque Guabirá finalmente no podrá jugar en la Liga.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia