Fútbol

Reelección de Chávez dispara pedidos de intervención al fútbol en Bolivia

La mayoría de los diarios bolivianos afirmaron que Chávez fue reelegido "contra viento y marea", designación que agitó un mar de críticas en la opinión pública, que se manifestó a través de los medios por una intervención gubernamental "para salvar al fútbol".

Histórico. Una vez que reeligieron a Chávez al frente de la FBF, los hombres del fútbol posaron para una foto inédita, en la plaza en donde sesionó el 46º congreso ordinario.

Histórico. Una vez que reeligieron a Chávez al frente de la FBF, los hombres del fútbol posaron para una foto inédita, en la plaza en donde sesionó el 46º congreso ordinario.

La Razón Digital / ABI / La Paz

20:45 / 02 de septiembre de 2014

La reelección en la víspera de Carlos Chávez para un tercer período consecutivo en la Presidencia de la autónoma Federación Boliviana de Fútbol (FBF) levantó el martes, con ribetes de escándalo, una ola de indignación sin excepciones en círculos deportivos, políticos y hasta legislativos, en medio de pedidos para que el Estado obre de oficio.

La mayoría de los diarios bolivianos afirmaron que Chávez fue reelegido "contra viento y marea", designación que agitó un mar de críticas en la opinión pública, que se manifestó a través de los medios por una intervención gubernamental "para salvar al fútbol".

Reelecto hasta 2018 para regir el famélico fútbol boliviano, sin pergaminos desde 1993, Chávez juramentó de forma improvisada en una plaza pública de la ciudad de Trinidad, a 1.000 km de La Paz, luego que el local donde se celebraba la elección, por parte de una treintena de dirigentes, debió ser evacuado por la Policía alertada de la existencia de un artefacto explosivo.

Chávez fue reelegido el pasado lunes en un accidentado e inédito Congreso de la Federación Boliviana de Fútbol en la ciudad amazónica de Trinidad sin el apoyo de cuatro de los clubes más prestigiosos del fútbol boliviano: Bolívar, el más laureado en la historia del balompié local; Oriente Petrolero, que le dio linaje de dirigente, Wilstermann y Sport Boys.

Los cuatro clubes declinaron participar en la reelección del ex dirigente de Oriente Petrolero, porque su gestión está cuestionada, tanto en el aspecto económico como en el deportivo, tomando en cuenta que Bolivia está arrinconada en el sótano del fútbol sudamericano.

"Contra viento y marea" titula el suplemento deportivo del periódico La Razón, de La Paz, que afirma que ni la amenaza de una bomba evitó la reelección.

El matutino de La Paz remarca que Chávez fue reelegido por la mayoría de los dirigentes del fútbol", a pesar de su escasa popularidad entre la afición" futbolera.

"Bochornosa elección", rotula Página 7, también de La Paz, que puntualiza que 23 de los 28 dirigentes votaron en una plaza en favor de la continuidad.

El rotativo afirma que los cinco clubes que se opusieron a la reelección aseguraron que la votación fue ilegal porque no se aprobó el informe económico de la gestión anterior y no se revisaron los documentos del otro candidato, Carlos Ribera.

"Bochorno marca la reelección de Chávez", titula el influyente diario El Deber, de Santa Cruz, de donde Chávez es oriundo, y denuncia que varios dirigentes afines al presidente de la FBF, llegaron al Congreso "tarde, con tufo a alcohol y con sueño", porque un día antes "Pedro Zambrano hizo un churrasco en su estancia sólo para los "oficialistas"".

"Vergüenza. La mayoría de los dirigentes de las asociaciones solo fueron a levantar la mano y votar. Algunos se durmieron al escuchar el informe (económico)", remarca el matutino de mayor circulación nacional.

Al tiempo de juramentar a la intemperie, Chávez dijo que sentía un presidente nunca más legítimo.

La reacción de los aficionados bolivianos fue de rechazo absoluto a esa elección, como se constató en sondeos de opinión de varias radios y televisoras, donde hasta irreverentes con los dirigentes que convalidaron la continuidad de Chávez, pidieron la intervención del Gobierno para evitar que esa votación se consolide, así se origine una sanción internacional.

La estatal Red Patria Nueva abrió micrófonos para recoger opiniones de sus oyentes en todo el país y recibió sólo críticas y ningún apoyo al titular de la FBF.

"No importa que nos sancionen, primero está el fútbol a los intereses de los dirigentes", opinó Carlos Huanca.

"Son 8 años de fracaso y de falta total de planes y programas. Es hora de cambios profundos. El Gobierno debe intervenir", subrayó Fernando Arroyo.

Con esos matices se pronunciaron también otros aficionados en otras radioemisoras y televisoras de La Paz.

El fútbol boliviano se encuentra estancado, sin éxitos internacionales a nivel de clubes y de selecciones, lo que ha generado un panorama sombrío en un país, en el que el balompié es el deporte favorito y más popular.

El ministro de Deportes de Bolivia, Tito Montaño, guardó las formas y señaló lacónicamente que "existe una gran duda entre los bolivianos".

"La sociedad cuestiona", susurró.

Los programas de caseta y de estudio de la radio y televisión pública y privada arremetieron contra Chávez y calificaron de "espuria" su reelección.

Los medios locales barruntaron con presuntas "prebendas" a los dirigentes que reeligieron.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia