Fútbol

Remontada a lo campeón

Bolívar hizo lo impensable: dar la vuelta a un partido que perdía 0-3 ante Blooming. En los últimos seis minutos logró la victoria 4-3

Victoria. Callejón comienza a celebrar su gol, el cuarto de Bolívar contra Blooming.

Victoria. Callejón comienza a celebrar su gol, el cuarto de Bolívar contra Blooming. Ignacio Prudencio.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Paz

00:54 / 02 de mayo de 2015

No por nada Bolívar está a punto de ser campeón —bicampeón—, es el mejor equipo de todos en este campeonato, no hay dudas de ello, y como tal ayer protagonizó una épica remontada ante el cruceño Blooming: perdía al cabo del primer tiempo 0-3 y terminó ganando extraordinariamente 4-3 para delirio de su afición en el estadio Hernando Siles, abriendo la jornada 19 del torneo Clausura de la Liga.

Lo que no pudo en toda la primera etapa y gran parte de la segunda, lo hizo en seis minutos, cerca del final. Estaba 1-3 y todo parecía consumado, pero la fuerza celeste emergió con los goles de Damir Miranda a los 42’, Nelson Cabrera a los 43’ y Juan Miguel Callejón a los 48’.

Fue un partido con mucha tensión, jugado en la segunda parte a todo vapor por la Academia, en la que protagonizó una epopeya para sumar las tres unidades. Qué les diría el técnico Xabier Azkargorta a sus jugadores en el entretiempo para generarles un cambio de actitud, porque volvieron dispuestos a llevarse por delante a su rival, convencidos de que la remontada era posible.

Blooming aprovechó muy bien las situaciones que tuvo en la primera parte para hacer creer que el partido estaba sentenciado. Hugo Bargas silenció el estadio Hernando Siles en dos ocasiones, la primera a los 20 minutos, tras recibir la pelota en el área y con toque bajo superar a Romel Quiñónez.  A los 29' anotó el segundo, pegándole a la pelota sin que llegara al piso después de un centro de Didí Torrico.

Y de contragolpe llegó el tercero, Bargas comenzó la acción por izquierda, dejó en buena posición a Torrico, quien con un tiro fuerte superó a Quiñónez. Muy afectado por los golpes, Bolívar se retiró al descanso, mientras su público no podía creer lo que estaba viendo.

Aunque los celestes prefieren no hablar de garra, virtud que caracteriza a su tradicional adversario The Strongest, ayer ganaron con ella, empezando la segunda parte por poner a Blooming contra las cuerdas. Lo que parecía imposible comenzó a construirse en el minuto 11, cuando Cabrera —de media vuelta— conectó de derecha un centro de Jhasmani Campos.

Desde ahí Bolívar protagonizó una oleada de ataques en procura de lograr por lo menos el empate. Blooming, por su parte, no atacó, se preocupó solo de defenderse y nunca creó sensación de peligro. Los últimos minutos fueron fantásticos. Como se dice, no apto para cardíacos.

A los 42' Miranda tuvo tiempo para acomodarse en el área y puso el 2-3. La Academia se dio cuenta de que podía evitar la derrota. Cabrera convirtió el tanto del empate con un cabezazo lejos del alcance de la muralla en la que se convirtió el golero de Blooming, Hugo Suárez, y a partir de ese momento ya se podía esperar lo que finalmente llegó.

A los 48’ Callejón desató el delirio de la hinchada con un golazo, pegándole a la pelota de derecha tras un centro pasado de Rodríguez. No hubo tiempo para más. O, mejor dicho, sí lo hubo, para el festejo y el delirio de Bolívar, que transformó la tarde en la más recordada de muchas en el último tiempo para su parcialidad.

La figura - Nelson Cabrera

Fue el caudillo del equipo, empujó a sus compañeros hasta poner a Blooming contra las cuerdas. Aportó con dos conquistas.

El árbitro - Regular

No cobró un penal que le hicieron a Callejón cuando Bolívar perdía 0-3, luego su trabajo en la cancha se desarrolló con normalidad.

A tres puntos si Wilster no se cruza en el camino

Bolívar está a tres puntos del título, eso significa que puede dar la vuelta olímpica si el miércoles vence a The Strongest en el clásico, siempre y cuando Wilstermann no gane sus próximos dos partidos del Clausura. Si el aviador vence este domingo a Nacional Potosí en Cochabamba y a Sport Boys el miércoles en Warnes, así la Academia derrote al Tigre no podrá dar ese día la vuelta olímpica.

No importa lo que pase mañana en Santa Cruz (19.30) en el estadio Tahuichi Aguilera, cuando se enfrenten Oriente Petrolero y The Strongest. Porque cualquiera sea el resultado, si Bolívar derrota al Tigre luego, ya ninguno de ellos podrá alcanzarlo.

El celeste paceño tiene 42 puntos, con los que lidera el torneo Clausura. The Strongest está con 34 y Oriente con 32. Si Bolívar gana el clásico, llegará a 45 inalcanzables para los dos que lo persiguen en las posiciones de la actual competición.

En cambio, Wilstermann puede hacer, al cabo de la jornada 20, un total de 37 unidades, con nueve por jugar, o sea llegaría a un máximo de 46. Es que el aviador tiene dos partidos menos que Bolívar, de manera que le quedan cinco por disputar. The Strongest, que está segundo, necesita ganarle mañana a Oriente y luego a Bolívar para hacer 40 unidades y todavía pelear por el título en las últimas dos jornadas del campeonato. Está previsto que el certamen acabe el domingo 17. La opinión de:

J. M. Callejón: ‘Fue una victoria épica, apoteósica’

“Siempre estuvimos en la pelea y nunca bajamos los brazos. Creo que se puso muchos ‘cojones’. Era un partido que lo debíamos vencer y lo dimos vuelta. Fue una victoria apoteósica, épica. Me gustó que la gente se abrazara y hasta llorara. Esta es una victoria que solo la hacen Bolívar y el Real Madrid”.

J. Campos: ‘Muestra de carácter y coraje’

“Estos partidos no se olvidan, hubo muestra de carácter, coraje. Se ganó con todo y cada vez estamos más cerca de lo que queremos, se lo dedicamos a nuestra familia, a Dios y a toda la gente. Soñamos con salir campeones, estamos cada vez más cerca y ojalá esta victoria ayude para alcanzar el título”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia