Fútbol

Rodríguez, un joven que apunta lejos

Se ha ganado rápido un lugar en Bolívar. Por sus condiciones, avanza a pasos agigantados

Francisco Rodríguez domina el balón en una de las prácticas de Bolívar en Tembladerani.

Francisco Rodríguez domina el balón en una de las prácticas de Bolívar en Tembladerani. Foto: Ángel Illánes

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

00:00 / 09 de marzo de 2015

Francisco Rodríguez Zegada es una de las gratas revelaciones en el fútbol liguero. Llegó a Bolívar el año pasado, comenzó a alternar de a poco y hoy por hoy se ha ganado la confianza del técnico, el español Xabier Azkargorta, y por eso tiene continuidad.

Su futuro parece prometedor. Al paso que va, en cualquier momento llegará a la selección nacional para la competición oficial. De hecho, está en la nómina del grupo que hoy y mañana efectuará un miniciclo de trabajo en La Paz al mando del DT de la Verde, Mauricio Soria.

El próximo 22 de agosto cumplirá 21 años. Cuando nació —es oriundo de Cochabamba— (eso fue en 1994) ya había pasado el gran momento de la selección boliviana, tanto un año antes por las eliminatorias en la que obtuvo la gran clasificación, como su participación en la Copa del Mundo de Estados Unidos.

“Cuando comencé no pensé que tan rápido iba a aparecer en una situación así de expectable, creo que me ayudó bastante el haber participado en el  ascenso de Wilstermann y en su retorno a la Liga. Además estuve en todas las categorías menores de la selección, donde me conoció el profesor Xabier Azkargorta, y por eso me trajo a Bolívar, un club con un gran potencial humano, con jugadores de gran capacidad y que además de ser buenos futbolistas son buenas personas. Gracias a Dios soy parte de un grupo unido que se va consolidando temporada a temporada”.

No es fácil abrirse campo en un plantel como Bolívar, con tantas figuras y tantos jugadores con capacidad y recursos técnicos para tener un lugar como titulares. Pero él lo ha conseguido.

“Acá uno de a poco se va ganando espacio, tienes que ser muy paciente y trabajador, demostrar en el día a día que puedes ser una alternativa para el entrenador. A mí se me dio ahora con mayor continuidad aunque lamentablemente fue por la baja de José Luis Sánchez Capdevila por su lesión,  él aparte de ser un gran jugador es una extraordinaria persona, que siempre te va ayudando y aconsejando, espero que pueda estar de retorno muy pronto en las canchas”.

No siempre es titular. Es verdad. La ausencia del español hoy por hoy le ha abierto un espacio que él, sin embargo, lo está sabiendo aprovechar de la mejor manera. Y por las condiciones que tiene ya está en la mira del seleccionador nacional.

“Bueno, uno siempre trabaja con esa ilusión de consolidarse en su club y luego tratar de llegar a la selección nacional en la categoría mayor, y de ahí dar el gran salto que es buscar irse al exterior; ojalá que se puedan dar ambos objetivos, sería lindo; por lo pronto que llegue el primero, esperemos que en base a nuestro trabajo podamos tener una opción en alguna convocatoria”.

Rodríguez se desempeña como lateral, generalmente por la izquierda. Pero hasta sus 14 años actuaba de delantero y después lo hacía como volante por el mismo sector. “Justo en el Campeonato Sudamericano de la categoría Sub-15, el profesor me preguntó si podía cumplir la función de la lateral por la banda izquierda, le dije que sí, que no tenía problema, y fue así que me quedé en esa posición”.

Vive un lindo momento en Bolívar. Ya logró un título con la Academia —el ganado en el torneo Apertura del año pasado— y quiere más. Por ahora, las cosas le están saliendo bien.

“Sí, se logró un campeonato y ahora el plantel está bien encaminado en busca de conseguir el ‘bi’, creo que aquello se puede alcanzar, aunque yendo paso a paso. Es un grupo unido y consolidado, y ello ayuda mucho a tratar de alcanzar los objetivos. Además está tanto el trabajo del cuerpo técnico como de los compañeros de equipo”.

Aún es joven. Sin embargo, la experiencia, sobre todo en un club grande, le está haciendo crecer a pasos agigantados. En todo caso, trata de seguir lo que él aconsejaría que otros hagan para ser buenos futbolistas.

“Hay que esmerarse, primero  pensar en disfrutar, pero responsablemente; luego las cosas se van dando con trabajo duro, con sacrificio se van armando solas. Y uno no tiene que dejar de estudiar para tener un futuro más sólido”.

Estudia psicología en la ‘U’ Católica

Francisco Rodríguez es futbolista pero no descuida los estudios universitarios. “Sí, así es, estoy cursando el sexto semestre de la carrera de Psicología en la Universidad Católica Boliviana (UCB),  creo que es la mejor manera de aprovechar el poco tiempo que te da el fútbol. Elegí esta carrera porque es la mejor manera de tener un complemento con el fútbol, pues también en algún momento tengo proyectado estudiar para ser técnico, entonces ambas están ligadas y a futuro me puede ayudar”.

Su familia está contenta, porque aparte de que le va bien con Bolívar, en la universidad marcha igual, a tono con lo que quiere. “Por suerte cuento con el apoyo de mis padres. Mi papá es José Rodríguez y mi mamá Jenny Zegada. Mis hermanos son Alejandro, Diego y Juan José. Todos se encuentran felices y orgullosos de lo que estoy haciendo y para mí ver todo lo que lograron ellos en su profesión es una motivación y un ejemplo a seguir. También tengo el apoyo de mi novia Isabel Rehseledp”.Empezó en Real Cochabamba de su tierra natal, pasó por Pelota de Trapo, la academia del exfutbolista William Ramallo. Se fue a la Argentina, donde actuó en Renato Cesarini y de ahí a las juveniles de Colo Colo y Unión Española de Chile. A los 16 años debutó con Wilstermann en el Nacional B y hoy pasa por un gran momento en Bolívar, como un sueño cumplido.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia