Fútbol

Ronaldhino llega protegido y en silencio

El Flamengo está en Bolivia para jugar por la Copa ante Real Potosí

Astro. Ronaldinho Gaúcho llegó ayer a Santa Cruz, sin emitir palabras.

Astro. Ronaldinho Gaúcho llegó ayer a Santa Cruz, sin emitir palabras.

La Razón / Rafael Sempértegui / La Paz

02:31 / 17 de enero de 2012

Con su habitual sello, una amplia sonrisa, aunque rodeado de fornidos hombres de seguridad que mantuvieron a prudente distancia a reporteros e hinchas, R10 Ronaldinho Gaúcho llegó ayer a Santa Cruz, junto con el Flamengo, equipo brasileño que hoy iniciará en Sucre un período de adaptación a la altura antes de disputar el 25 de este mes un partido por la Copa Libertadores de América frente a Real Potosí en la Villa Imperial.

Ni Ronaldinho ni el resto de jugadores del Flamengo hicieron declaraciones, todos salieron en silencio de la terminal aérea, directo a un bus que los aguardaba para trasladarlos a su hotel. El técnico Vanderlei Luxemburgo sólo comunicó la decisión del plantel de no dar notas.

La nota llamativa la dio Ronaldinho, debido a los hombres de seguridad que llegaron con él y que no dejaron a nadie que se acercara demasiado. “¿Qué opina de jugar en Bolivia?”, “¿Estuvo cerca de irse del Flamengo?”, “¡Sólo un saludo!” fueron algunos de las intentos periodísticos por “robarle” algunas palabras al astro brasileño, quien sólo respondía con una mirada amable y una sonrisa.

De sobra es conocido en Brasil que un grupo de seguridad —pagado por él mismo— cuida al jugador, es el único de su actual club que vive en esas condiciones. Cuenta con una escolta personal armada, integrada por mínimo tres expertos, quienes lo protegen las 24 horas del día. Según datos publicados en Brasil, el famoso jugador toma esas precauciones a fin de evitar cualquier intento de agresión o secuestro en su contra.

No es algo que hubiera traído sólo a Bolivia, lo hace habitualmente adonde viaja, de hecho antes ocurría lo mismo como integrante de la selección brasileña. El Flamengo también se maneja sin ofrecer detalles, ayer sus personeros evitaron confirmar a qué hora está previsto el viaje a Sucre hoy; en esa capital montará su cuartel general para su adaptación a la altura y el mismo 25 de este mes viajará a Potosí para rivalizar con Real.

El astro vive una vida excéntrica

Fiestero

A Ronaldinho le encanta rematar al arco, pero también rematar en fiesta para celebrar sus victorias en la cancha. Algunos rumores dicen que en varias ocasiones cuando jugaba en Italia, los hinchas del Milán le pedían que “se vaya a dormir” por las altas horas de la madrugada en que lo veían.

Segunda pasión

Una de sus más recientes excentricidades la tuvo hace poco en Porto Alegre, donde se animó a comprar una discoteca al frente de su casa. Le encanta la “pagode” (variante de la samba) y siempre que puede baila, canta y toca ese ritmo. La música es su segunda pasión.

Al amanecer

Otro episodio rumbero del brasileño tuvo lugar en Jacarepaguá, al oeste de Río de Janeiro, en donde lo vieron “cantando y bailando como loco” después de un partido que Brasil empató con Bolivia por las eliminatorias al Mundial de 2010. Al volver a Italia, el jugador aceptó que había salido de la fiesta a las 02.00  y no a las 07.00 como mencionaron algunos medios de comunicación locales.

Regateador

De niño se entrenaba en su hogar regateando los muebles de su casa, de ahí se considera uno de los orígenes para el innato e implacable zigzagueo con el que supera a sus marcadores. Ronaldinho es la imagen mundial que Nike eligió para promocionar sus artículos.

Guapo

Ronaldinho sostiene que es “un feo simpático que con el tiempo acaba siendo guapo. En el conjunto, al final, parezco guapo”.

Acepta el trato por sus salarios

Ronaldinho aceptó un principio de acuerdo laboral por los salarios atrasados y por ello llegó con el Flamengo a Bolivia para aclimatarse y jugar el partido de la Copa Libertadores. El hermano y empresario del jugador, Roberto de Assis, quien había amenazado con que Ronaldinho Gaúcho no jugaría el encuentro copero por los problemas salariales con el Flamengo, aceptó la propuesta de pago presentada por el club y autorizó el viaje del astro con el resto del plantel.

Traffic, empresa que gestiona los derechos de imagen de Ronaldinho Gaúcho, no pagó las cuotas en los últimos cinco meses, por lo que la deuda ya se ha elevado a 3,75 millones de reales (unos 2,09 millones de dólares), según el agente del futbolista. El Flamengo, según sus directivos, se comprometió a solucionar la situación y ponerse al día con el salario del jugador, cuyo mayor porcentaje corresponde precisamente a los derechos de imagen.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia