Fútbol

Sacha Lima - ‘Quisiera jugar unos tres años más’

The Strongest no le renovó el contrato. Se toma un respiro y por ahora no jugará en ningún equipo

Sacha Lima

Sacha Lima Foto: Fernando Cartagena

La Razón (Edición Impresa) / Marcos Bonilla / La Paz

00:01 / 25 de agosto de 2014

Después de concluir su contrato con The Strongest (el último 25 de mayo), que coincidió con la finalización del torneo Clausura 2013-2014 de la Liga, no se supo qué fue de la vida de Sacha Lima —el domingo 17 cumplió 33 años—, luego de un primer semestre complicado, debido a una lesión en la rodilla derecha que prácticamente no le permitió jugar.

El club decidió no renovarle, por lo que se especuló que su brillante carrera profesional  —que se inició en Wilstermann en 1999— había llegado a su final después de 15 años.

Es el propio Sacha quien se encarga de aclarar que simplemente se trata de un paréntesis, porque tiene “las fuerzas y las ganas” para seguir jugando; sin embargo, por temas familiares junto con su esposa  Mónica Pinto y sus hijos: José Ricardo, Luciana y Sacha, decidió instalarse en Cochabamba.

Espera estar de vuelta en el fútbol profesional en enero. La lesión ya es historia. No pierde su tiempo y la semana pasada inició cursos de entrenador de fútbol en la Escuela Nacional Superior de Fútbol de Cochabamba; además, trabaja con un preparador físico personal.

— No se supo qué fue de tu vida en estos casi tres meses, desde que terminó el torneo. ¿Ya eres un jugador retirado?

— No, pienso jugar un poco más. La verdad es que me siento con ganas, lamentablemente no se han dado las cosas para que pueda continuar en este semestre, pero las cosas son así, hay que tomarlas con calma. A fin de año veré alguna otra posibilidad para continuar mi carrera.

— Si se presenta alguna chance en estos días ¿aceptarías?

— Es un poco complicado, a no ser que sea acá, en Cochabamba. Junto a mi esposa, por un tema familiar, hemos decidido quedarnos en esta ciudad. En su momento no aparecieron posibilidades y nos acomodamos acá. Mis hijos están en el colegio, así que ya es tarde para pensar en trasladarnos a otra ciudad; aunque tuve la posibilidad de ir a algún otro club.

— ¿De la Liga, Sacha?

— Hablé con el presidente de San José, con un dirigente de Guabirá; pero decidí quedarme en Cochabamba. Lo que más destaco es que hubo ofertas, ojalá que también aparezcan a fin de año para poder continuar.

Por el momento trato de no perder el estado físico, estoy trabajando en un gimnasio, con un preparador físico, Alan Caballero. Lo más importante es que estoy tranquilo, con mi familia, como siempre me ha gustado estar, por eso es momentáneo mi alejamiento del fútbol.

— El  primer semestre del año no ha sido de los mejores para tu carrera...

— Es la verdad, después de una lesión hacia fines de año, no tuve la posibilidad de jugar en el semestre que pasó. Ha sido un momento muy duro para mí, para mi familia, pero hubo personas en The Strongest, como mis compañeros, que siempre me apoyaron, me trataron muy bien, me impulsaron a que vaya adelante. Lo he dicho y lo reitero que si no era por mis compañeros hubiera tomado la decisión de irme antes del club. El presidente (Kurt Reintsch), también Carlos Casso me apoyaron, no puedo decir lo mismo de otras personas, pero lo dejo ahí.

—Has mencionado a casi todos, menos al cuerpo técnico (el anterior, el que dirigía Eduardo Villegas)

— Sí, porque ellos en poco y nada me colaboraron, sabían  la lesión que yo tenía y el momento por el que estaba pasando; pero su apoyo fue mínimo.

— ¿Cuál fue la lesión que te tuvo a maltraer?

— En la rodilla derecha, en la que sufrí algunas operaciones. En principio fue un tema de meniscos y después me hice una limpieza. Me costó harto recuperarme; pero ahora me siento bien, estoy recuperado, como para seguir jugando.

— ¿Cuánto tiempo más piensas jugar profesionalmente?

— En el fútbol no se puede decir algo exacto, porque  uno puede querer, pero estamos expuestos a muchas cosas; por mí quisiera jugar unos tres años más. Afortunadamente ya estoy bien de la lesión que tuve, Dios quiera que pueda conseguir un equipo a fin de año para en enero comenzar bien. Lo importante es que yo tengo las ganas, me siento con la fuerza para jugar, porque el día que no lo sienta así o vea que no puedo,  no voy a forzar las cosas, daré campo a otra gente; pero ahora  siento que puedo jugar luego del mal momento que me tocó pasar en mi vida.

— ¿Cuándo y dónde empezaste a jugar? ¿Influyó tu papá (Jimmy Lima), un gran jugador, para que te conviertas en futbolista profesional?

— Mi papá siempre me apoyó, le gustaba que yo juegue cuando era chico; pero no quería que lo haga en un club por el tema del pase, porque se lo agarraban los dirigentes, había problemas, no se podía ir a otro lado. Por eso yo no jugué sino hasta mis 15 años, cuando del Beni me vine a vivir a Cochabamba. Acá firmé por el Club Calvert, sin el consentimiento de mis padres, porque yo quería jugar.  Estuve dos años, me destaqué, salimos campeones juveniles, fuimos a una categoría de ascenso donde volvimos a salir campeones y ahí me mostré, me convocaron a la selección de Cochabamba donde participé en cuatro nacionales. Después el  año ’99, Javier Hoz de Vila, que era el presidente de Wilstermann,  fue él que compró el pase al Calvert.

— ¿Cuándo debutaste en la Liga y cómo se desarrolló tu carrera profesional?

— Debuté ese año, en 1999,  en Wilster, en un partido contra Real Santa Cruz, el técnico era Carlos Trucco. En 2005 pasé a préstamo a Real Potosí, en 2006 volví a Wilstermann, en 2008 a The Strongest para el equipo del Centenario, en 2009 y 2010 estuve en Universitario de Sucre, y en 2011 volví a The Strongest, donde he estado tres años y medio.

— Con varios títulos...

— Me considero un jugador afortunado, bendecido. Donde fui, me ha ido bien, he sido seis veces campeón de la Liga boliviana. Así como he tenido momentos malos, he tenido muy buenos, estoy feliz con todo lo que me ha tocado vivir en el fútbol. Van 15 años y medio de carrera profesional.

— ¿Con qué clubes fuiste campeón?

— El año 2000 salimos campeones del torneo Apertura con Wilster, el 2006 repetimos, y los cuatro títulos que sacamos con el Tigre en estos últimos años.

— ¿Algún mejor momento en tu carrera profesional?

— Tuve varios buenos. En Wilstermann tuve la suerte de que las veces que salí campeón siempre jugué, en ese tiempo (2006-2007) estuve en la Selección, fui a la Copa América. También en Universitario, donde yo era el capitán del equipo, hicimos una buena Copa Sudamericana. Jugué copas Libertadores, la primera en 2001.

— ¿En qué años jugaste en la Selección?

— La primera vez en 2001 para las eliminatorias de Corea-Japón, con el profesor (Carlos) Aragonés. Después fui convocado cuando (Erwin) “Platiní” Sánchez era el técnico, con él viajé a la Copa América de 2007 en Venezuela, jugué eliminatorias. También (Gustavo) Quinteros me llamó alguna vez, y (Eduardo)  Villegas, cuando fue técnico interino de la Selección, me convocó para un partido en Santa Cruz con Venezuela.

— ¿Qué es lo más lindo que te ha dado el fútbol?

— He tenido la suerte de compartir con buenos jugadores y grandes grupos. Estos últimos años han sido inolvidables para mí en The Strongest, porque es un club que yo quiero mucho, he sido hincha desde chico; además, junto a todos mis compañeros hicimos una familia.

He conocido muchos países, que eso solo el fútbol te lo da, porque viajar, conocer, es difícil; además he integrado siempre clubes que siempre han estado peleando cosas importantes.

— ¿En este tiempo sin club, harás otra actividad?

— Justamente el jueves empezaron mis clases en la escuela de técnicos que dirige el profesor Freddy Bolívar.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia