Fútbol

Salamanca, adiós a Real Potosí

El control del club está cerca de pasar a un grupo de empresarios de la Villa Imperial

Dirigentes. Eduardo Salamanca (der.) junto a Róger Bello, secretario general de la Liga.

Dirigentes. Eduardo Salamanca (der.) junto a Róger Bello, secretario general de la Liga. Pedro Laguna-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Paz

00:44 / 30 de octubre de 2014

Agobiado por la crisis económica, Eduardo Salamanca dejará de ser presidente de Real Potosí en cuanto se proceda a la firma del documento de transferencia a un grupo de empresarios de la Villa Imperial que se hará cargo del club.

El dirigente trabaja desde hace unos días con los nuevos administradores, no dijo quiénes se harán cargo, pero entre ambas partes están poniendo en orden todos los detalles relacionados con el manejo económico de la entidad. Real Potosí está en crisis debido a la falta de recursos económicos. El plantel está en paro por segunda vez, reclamando el pago de sus salarios.

Cuando comenzó el problema, y vino la primera medida de presión de los jugadores, Salamanca ya advirtió que está dispuesto a marcharse. Ahora que los problemas han seguido, el dirigente ya tomó la decisión que, sostuvo, es irrevisable.

“Hace rato que venía pensando en esto, lamentablemente el factor económico obliga a tomar ciertas decisiones, por eso dejo el club, sin embargo, mi sentimiento de cariño por Real Potosí me acompañará siempre”, declaró ayer.

Según dijo, ya son tres años y medio desde que asumió como presidente de la entidad, cargo al que llegó después del alejamiento, primero de Samuel Blanco —que se marchó por razones de salud— y después de Daniel Martínez, quien estuvo poco tiempo al frente de Real. Sin embargo, su actividad como dirigente del club comenzó mucho tiempo antes, incluso cuando el plantel lila todavía no había conseguido el ascenso a la máxima categoría: “Era el coordinador general del club”, rememoró.

Si bien la planilla salarial de Real Potosí no es muy alta, los ingresos no alcanzan para cubrirla y Salamanca aseguró que puso dinero de su bolsillo para poder pagar los salarios de los futbolistas, con apoyo de otras personas que también dieron aportes, aunque la carga mayor la llevaba él sobre sus espaldas.

“Es cuestión de plata ser dirigente en el fútbol boliviano, hay que buscar constantemente plata, prestarse, pedir créditos, tapar huecos, pero se abren otros más grandes y es muy difícil sostenerse así”. “No voy a decir cuánto, pero he perdido mucho dinero, todo por el cariño que le tengo a la entidad. Y también he perdido prestigio en Potosí”, debido a los reclamos de la afición que solo busca buenos resultados.

“Esto cambiará cuando exista una política real de apoyo al deporte de parte del Estado. En cada partido de local se paga el 26% de las recaudaciones solo en impuestos cuando en otros países el alquiler de estadios es máximo del 5% o directamente no se paga”.

Salamanca aseguró que se está haciendo todo para que con la próxima administración cambie el panorama del club y el plantel de fútbol no se caiga, sino que continúe como animador de primer orden en los torneos de Liga, “ojalá con más presencias en los certámenes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol)”. A raíz de los problemas financieros, el equipo cumplió ayer su tercer día de paro reclamando el salario correspondiente a agosto.

El oficialismo está sin candidato

Sin Eduardo Salamanca, el bloque de clubes oficialistas queda por el momento sin candidato a la presidencia de la Liga para las elecciones de directorio programadas para el mes que viene. Al dejar la presidencia de Real Potosí, Salamanca manifestó que ingresará en una pausa en su carrera dirigencial sin que vea la posibilidad de regresar en el corto plazo. El Consejo Superior liguero se reunirá el 10 de noviembre precisamente en Potosí, tanto para elegir al presidente como al resto del directorio de la Liga para los próximos cuatro años.

El todavía titular de Real emergió como candidato cuando los comicios debían llevarse a cabo el 1 de septiembre en Trinidad, después del Congreso Ordinario de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), pero el Consejo Superior no se realizó porque no habían garantías, luego de que la reelección de Carlos Chávez al frente de la máxima entidad futbolera nacional se tuvo que efectuar en una plaza, por supuestas amenazas de bomba en el recinto donde se estaba desarrollando la reunión.

Seis clubes conforman el grupo oficialista, que ahora están haciendo gestiones para tener un candidato de consenso: Real Potosí, The Strongest, Blooming, Universitario de Pando, Petrolero y San José. En el grupo de oposición que propone el cambio están Universitario de Sucre, Wilstermann, Bolívar, Oriente Petrolero, Sport Boys y Nacional Potosí.

Hace un tiempo, Wilster anunció la candidatura de Fernando Humérez, uno de sus dirigentes, con el respaldo de los otros cinco clubes del bloque, pero la misma aún no ha sido confirmada para las elecciones de noviembre. Salamanca también es tesorero de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) en representación de la Liga, cargo que dejará en cuanto el Consejo Superior nomine a otro dirigente.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia