Fútbol

San José deja la ‘cola’ ante un Tigre carente de fútbol

El juego de The Strongest no tuvo ayer ni pies ni cabeza, no defendía bien y atacaba escasamente. De paso, no supo cuidar los goles que hizo

San José ganó  en el área de The Strongest muchas veces, como en la foto, entre otras cosas por la mala marca de los atigrados.

San José ganó en el área de The Strongest muchas veces, como en la foto, entre otras cosas por la mala marca de los atigrados. Pedro Laguna.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

02:00 / 04 de abril de 2016

The Strongest mostró ayer en Oruro una carencia futbolística inexplicable para un equipo que candidatea al título y juega Copa Libertadores, y perdió los tres puntos en su visita al estadio Jesús Bermúdez de Oruro, frente a un San José limitado, que le ganó 3-2 y gracias a ese resultado dejó de ser el “colero” del torneo Clausura de la Liga.

El Tigre tuvo dos momentos a favor que no los había merecido: el primero, cuando Diego Bejarano abrió la cuenta a los 41 minutos, cerca del final de la parte inicial, porque fue un tanto caído del cielo; el segundo, a los 42 del complemento, cuando ya San José le había dado vuelta el marcador (2-1), fue entonces que sacó de la galera el empate parcial (2-2) y que parecía definitivo a cargo de Rodrigo Vargas.

Pero no supo cuidar ni uno ni otro. En el segundo tiempo, San José logró las anotaciones de Jhosimar Prado (12) y Sergio García (23), y a pesar de ser golpeado por la igualdad, no desmayó y puso el definitivo 3-2 a los 44 con una definición de Jorge Ayala.

The Strongest fue pálido desde el inicio. Falto de fútbol. Perdido en sus propias líneas. En esa primera etapa, lo único que tuvo de bueno fue una tenue reacción cerca del final estrellando la pelota en el travesaño, obra de Mariano Torres, y luego el gol de Bejarano.  Lo previo, casi en su totalidad, fue de San José. No es que el equipo orureño hubiera dominado a plenitud ni que generara un montón de chances para abrir la cuenta. En realidad fueron pocas.

El juego en general fue de bajo nivel, porque mientras el equipo santo hacía lo que podía, el Tigre incluso pasaba algunos calores de mitad de campo hacia atrás; hacia adelante, era nulo. En esa primera parte el que debió irse vencedor era San José. Pero mandan los goles.

En la segunda, con el 0-1 a su favor, el Tigre trató de cuidarlo con el ingreso de Wálter Veizaga para poner candado al medio sector. No le funcionó porque no era cuestión de uno, el rendimiento de todo el equipo fue malo. En cambio, San José tuvo simpleza, actitud —a ratos pasada en revoluciones— y una buena definición. Quizás no debió sufrir como le pasó en el final, pero igual fue un justo vencedor.

Los datos

La figura

El emblema de la fuerza de San José fue Augusto Andaveris, ya sea disputando cada pelota adelante o atrás, o merodeando el área adversaria generalmente llevando mucho peligro.

Ni copa ni liga

Rodrigo Ramallo, casi anulado por la defensa de San José, perdió la calma y aplicó un golpe de puño que le costó la tarjeta roja. Está expulsado en Libertadores y también en Liga.

El árbitro

Raúl Orosco tuvo un defecto grave: dejó pegar mucho a la gente de San José y no frenó sus constantes faltas que desde temprano ameritaban, en algunos casos, tarjetas de amonestación.

Marca floja

Recibir tres goles no son pocos. Tiene mucho que ver la floja defensa stronguista. Más allá del mérito de San José, en cada gol del equipo orureño falló la marca de la última línea atigrada.

The Strongest no gana afuera y se aleja de la punta

The Strongest —y lo mismo le pasa a Bolívar— tiene un partido más jugado frente al líder Wilstermann (11 contra 10). En  el caso del equipo gualdinegro, después de la derrota de ayer en Oruro ha quedado a seis puntos del primer lugar.No es un detalle menor porque cuando Wilster le iguale en partidos disputados la diferencia se puede extender a nueve. Revertirla, aunque no imposible, cuando menos será difícil.

Más aún para un equipo atigrado cuyo problema sigue siendo la falta de victorias como visitante: ayer jugó por quinta vez afuera y sufrió su cuarta derrota (antes le ganaron Blooming, Nacional Potosí y Wilstermann). Solo tiene un empate, el obtenido en Warnes ante el vigente campeón, Sport Boys. Wilster encabeza las posiciones con 21 unidades. The Strongest cayó al cuarto puesto sin poder pasar los 15.

De hecho, el conjunto aviador ya es ganador de la primera rueda aunque todavía queda una jornada por jugarse. El cuadro atigrado irá a Buenos Aires esta semana, donde el miércoles enfrentará a River Plate por la Copa Libertadores de América. Cuando regrese tendrá que ser visitante otra vez en el marco liguero, en la difícil casa de Petrolero de Yacuiba.

Un equipo con Torres ‘disfrazado’ de Veizaga

Mariano Torres en su vida jugó a nivel profesional como volante de contención, hasta que ayer se le ocurrió ponerlo ahí al técnico de The Strongest, Mauricio Soria. El resultado fue obvio: no había marca sólida en el medio sector, donde Raúl Castro no pudo abastecerse porque además tampoco lleva en la sagre esa función exclusiva.

Ante la ausencia de Wálter Veizaga, quien ingresó en el segundo tiempo, y de Alejandro Chumacero, “mordedor” eterno de los rivales, el DT hizo algunos experimentos en la alineación stronguista y el más notorio fue la presencia de Torres —un completo volante ofensivo— persiguiendo a sus rivales y tratando de ponerles freno para evitarles llegar con facilidad a su área.

No fue lo único extraño que se vio en la formación: hasta ahora cabe la pregunta de cuál fue la función de Ramiro Ballivián, mediocampista por derecha. Si bien ya jugó por ese lado, antes lo hizo con mejores resultados, porque ayer no fue ni atrás ni adelante. Quizás por eso ya no volvió al segundo periodo.

Pero como el fútbol tiene cosas raras, con ellos —con Torres y Ballivián— The Strongest se fue ganador en el primer tiempo (el argentino, en su verdadera faceta de atacante, estrelló la pelota en el travesaño). En cambio, en el segundo, cuando Soria decidió reforzar la marca con la reaparición de Veizaga, San José le metió tres goles.

Delegación vuela hoy de Santa Cruz a Buenos Aires

Marcos Bonilla

El plantel de The Strongest viajará hoy por la mañana a Buenos Aires, Argentina, para jugar  el miércoles con River Plate, partido de la jornada cuatro del Grupo 1 de la Copa Libertadores.De Oruro, la delegación atigrada se trasladó ayer directo al Aeropuerto Internacional de El Alto para volar rumbo a Santa Cruz, donde pasó la noche y hoy, alrededor de las 10.30, continuará viaje hasta la capital argentina.

En la delegación están 20 futbolistas. De los 18 que fueron tomados en cuenta para el lance con San José no viajó Rodrigo Ramallo, quien debe cumplir un encuentro de suspensión por expulsión en la Copa; mientras que en la terminal aérea se sumaron Alejandro Chumacero, Fernando Marteli —quienes no actuaron frente al equipo santo por lesión— y el uruguayo Matías Alonso, sancionado en la Liga con tres partidos de suspensión por expulsión.

La comitiva la integran: Daniel Vaca, Diego Bejarano, Luis Eduardo Maldonado, Jair Torrico, Raúl Castro, Rodrigo Vargas, Ramiro Ballivián, Mariano Torres, Pablo Escobar, Federico Pereyra, José Peñarrieta, David Checa, Ernesto Cristaldo, Diego Wayar, Wálter Veizaga, Julio César Pérez, Carlos Neumann, A. Chumacero, F. Marteli, y M. Alonso. El cuerpo técnico está encabezado por Mauricio Soria e integrado por otras ocho personas. Además están con ellos los dirigentes Juan Pablo Revilla, presidente del comité de fútbol, y Omar Pino, coordinador general del club.

Escobar habló con el árbitro, ¿qué le dijo?

Por televisión se vio que era una conversación amable, aunque con reclamos por parte de Pablo Escobar, quien fue a dar encuentro al árbitro Raúl Orosco cuando éste se dirigía a su vestuario, al final del cotejo entre San José y The Strongest. Ninguno se refirió a la charla de un minuto. Pero dio la impresión de que al capitán atigrado le quedó huella por las varias faltas que el árbitro no cobró. En determinado momento, los jugadores del plantel santo repartieron patadas y en más de un caso para recibir amarilla.

A propósito. Uno de los que más apeló a ello fue Mario Ovando, a quien Orosco por fin amonestó a los 86 minutos. Ésa debió ser la segunda amarilla porque, entre otros, antes golpeó fuerte a Raúl Castro. Desde ese lado, el árbitro FIFA, quien en la semana dirigió un partido entre amigos (los de Evo Morales vs. los del presidente de la FIFA, Gianni Infantino), se equivocó y perjudicó a The Strongest. Como dato adicional: en los primeros 25 minutos San José se llenó de faltas, pero el primer amonestado fue un atigrado, Raúl Castro (24’).

‘Lo perdimos por nuestros errores’

Pablo Escobar opinó que The Strongest dejó escapar las tres unidades en el partido con San José por sus propios errores. “Lo perdimos nosotros”, sentenció el capitán atigrado al momento de abordar el bus que trasladó a la comitiva hasta el aeropuerto de El Alto, desde donde anoche siguió viaje rumbo a Santa Cruz.

“Felicitamos a San José por su victoria, por los goles”, dijo Escobar e insistió en que su equipo cometió muchos errores, que al final terminaron costando caro. Dijo que “hay mucho por mejorar y por hablar, porque el resultado no es el que queríamos”.

Puntualizó, sin embargo, que “todos somos responsables, hay que aprender de los errores y no poner excusas”. Lamentó que el equipo empezara ganando y después se complicara solo, permitiendo que el rival dé vuelta el marcador. “Lo que hoy mostramos no fuimos nosotros”, expresó.

Aunque tras el partido se observaron rostros tristes y llenos de bronca por el mal paso que se dio, Escobar dijo que el grupo tiene que recuperarse para lo que viene, por el torneo local y la Copa Libertadores, “porque queda mucho camino por recorrer y hay que prepararse para que lo que venga sea mejor”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia