Fútbol

San José frena la ilusión de Wilster

El equipo santo cree que aún tiene esperanzas y en ese afán derrotó al aviador, que ha comenzado a despedirse del título

Mario Ovando (izq.), Miguel Loaiza y Mauro Bustamante celebran el segundo gol de San José, ayer en el Jesús Bermúdez, ante Wilstermann.

Mario Ovando (izq.), Miguel Loaiza y Mauro Bustamante celebran el segundo gol de San José, ayer en el Jesús Bermúdez, ante Wilstermann. Miguel Carrasco.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

02:13 / 01 de diciembre de 2014

San José, aferrado a su última esperanza —muy tenue, por cierto—, derrotó ayer a Wilstermann (2-0) en el estadio Jesús Bermúdez de Oruro, y le arruinó los planes al aviador, que con este resultado empieza a despedirse del título del torneo Apertura de la Liga.

El equipo santo quedó a seis puntos del primero, aún lejos tomando en cuenta que solo le quedan tres jornadas al campeonato, pero mientras haya posibilidades —algún milagro que cambie el panorama— no quiere aflojar, y en ese afán fue valioso sumar los tres puntos de la fecha 19 del campeonato.

Wilster, que ahora está siete unidades por debajo de Bolívar, estaba obligado a ganar para mantener el paso y seguir entre los tres de arriba (ahora está sexto), pero en ningún momento del partido en Oruro mostró esa actitud; por el contrario, en vez de ser osado, más bien fue demasiado cauteloso, y lo pagó.

Con un desequilibrante Abdón Reyes en una de sus mejores tardes, y fichas bien dispuestas sobre el terreno de juego —sin descuidar la marca y con buen volumen de mitad de cancha para adelante—, San José dominó todo el primer tiempo, aunque con pocas situaciones de gol.

Hubo a los 12 minutos un tanto del equipo santo, pero fue anulado por posición adelantada. Sin embargo, a esas alturas el local ya daba muestras de su agresividad desde rato antes, cuando ya dispuso de la primera ocasión de gol. Wilstermann respondió en el primer tramo del partido, así a los 17’ Vargas tuvo una chance. Pero nada más. Se fue quedando y arrinconando solo.

Fue San José, casi siempre atacando por los costados y buscando vaciar la defensa, el que insistió una y otra vez. El propio Reyes casi abre la cuenta ya en los minutos de adición. En la segunda parte, dio la sensación de que Wilster —a sabiendas que tenía que ganar sí o sí— se soltaba un poquito e iba un poco más al frente, como que al minuto Andaveris exigió con un disparo al arquero y a los 3’, Segovia estuvo a punto de abrir la cuenta.

Sin embargo, el que convirtió fue San José, a vuelta de hoja, a los 4’ mediante Bustamante, quien halló la pelota en el centro después de una muy buena proyección de Juárez. Con el 1-0, el equipo santo tuvo más confianza y más ocasiones, por ejemplo Muñoz exigió una buena atajada de Dituro.

Wilster pudo empatar mediante Andaveris a los 21’, pero un cabezazo suyo fue sacado sobre la línea, y desde entonces ya no tuvo otras oportunidades, que en general fueron pocas. El buen juego de San José, por ejemplo con pelotas a las espaldas de los zagueros, hizo crecer sus opciones de aumentar la cuenta, lo que llegó a los 30’, con Miguel Loaiza como autor, y la victoria mantiene a los santos ilusionados, a diferencia de los aviadores.

Los datos

La figura

Abdón Reyes volvió “locos” a unos cuantos jugadores de Wilstermann con su velocidad y sobre todo su habilitad. Desde el medio campo guió a  San José a lograr la victoria.

Destacado

La presencia de Mauro Bustamante en el área generó continuo peligro sobre el arco de Wilstermann. Fue su obra el primer gol, bien definido. Y siempre estuvo cerca de otro.

El árbitro

Joaquín Antequera no tuvo grandes complicaciones en el partido. Hizo bien, eso sí, en tomar todos los recaudos ante posibles brotes de violencia en las tribunas. Estuvo atento a todo.

Posibilidades

Tanto las opciones de San José como las de Wilstermann son mínimas, casi nulas. Tendrían que ganar todo (nueve puntos) y que los de arriba no sigan sumando. Algo así como un milagro.

Aficionados le lanzan billetes de Alasita a Baldivieso

Cuando Wilstermann saltó a la cancha del estadio Jesús Bermúdez, el más fustigado de todos sus integrantes fue el entrenador Julio César Baldivieso, a quien una parte de la afición de San José —su anterior club— incluso le lanzó billetes de Alasita, como queriendo reprocharle que había preferido marcharse por intereses económicos. La semana previa al partido fue tensa entre las barras, con insultos y amenazas. Ya en Oruro, las cosas no pasaron a mayores.

Pero el encuentro como tal entre los dos equipos trajo a la memoria el recuerdo de cómo Baldivieso, tras dirigir a San José la anterior temporada, decidió poner punto final a su contrato con el club orureño y tomar la oferta que le hizo el valluno.

No solo eso, pues también consiguió que varios jugadores que militaron en San José, entre ellos el paraguayo Carlos Neumann —quien incluso en la semana recibió amenazas de muerte—, firmaran para Wilster, y eso la gente de Oruro no se olvidó y se lo hizo recuerdo al DT de diversa manera en el estadio. “Pirata, pirata”, le gritaron decenas de aficionados a Baldivieso, utilizando un término que el entrenador mencionó más de una vez para atacar a colegas suyos provenientes del exterior que dirigen en el país.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia