Fútbol

Por algo Sport Boys está arriba

El equipo de Warnes le metió cuatro a Bolívar, que se salvó de caer peor. Aunque hubo errores arbitrales, nada invalida el mérito del vencedor

Gol. Aldo Paniagua (19) ya conectó de cabeza y convierte el segundo de Sport Boys. Flores no llega al cierre y Zamora   no puede detener.

Gol. Aldo Paniagua (19) ya conectó de cabeza y convierte el segundo de Sport Boys. Flores no llega al cierre y Zamora no puede detener. Juan Carlos Poma.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

03:06 / 30 de octubre de 2015

Sport Boys lo hizo de nuevo, le volvió a ganar a Bolívar, con goleada incluida (4-1), y el triunfo que no admite discusión, porque fue superior —a ratos muy superior— le acomoda de nuevo al equipo de Warnes al lado de The Strongest, ambos como punteros del torneo Apertura de la Liga cumplidas 13 jornadas.

La Academia queda de nuevo a cinco unidades de la punta cuando su idea era estar a dos, pero si hay algo que no puede —desde siempre— es ganar en esa plaza cruceña, donde ayer sufrió su cuarta derrota en cinco visitas y la segunda por goleada.

El partido tuvo matices y bien pudo terminar de otra manera: por ejemplo si el árbitro, Óscar Maldonado, no se hubiera “comido” cuatro penales —para unos y otros— o si cuando finalmente pitó uno, Juan Miguel Callejón no hubiera fallado el disparo, que además tuvo la buena contención del guardameta Carlos Lampe.

Nada le puede quitar méritos a Sport Boys. Por algo está puntero. Tiene una mezcla de jugadores entre conocidos y experimentados, y desconocidos de buen rendimiento. Ayer, su arranque fue notable. Su primer ataque, a los 5 minutos, fue gol. Un contragolpe acabó con un raro tanto de Helmuth Gutiérrez, a quien la pelota le rebotó tras un rechazo del golero Diego Zamora (1-0).

Muy rápido llegó el segundo, producto del dominio y la presión de Sport Boys. Fue en un tiro de esquina en el que Aldo Paniagua apareció cabeceando en solitario (14’). Bolívar reaccionó casi de inmediato y William Ferreira perdió una inmejorable ocasión para descontar, pero cabeceó desviado cuando era fácil meter el balón en el arco. Juan Miguel Callejón, de tiro libre, convirtió el 1-2 a los 22’. Era temprano.

Se lesionó Ferreira y fue reemplazado por Carlos Tenorio quien también cayó. Maldonado no cobró un claro penal en contra de Callejón que hubiera probablemente cambiado la historia. Así se cerró la primera parte. En la segunda, por fin una pena máxima cobrada por el juez, pero Lampe —a los 8 minutos— se lució ante el disparo de Callejón.

Las cosas se le complicaron a Bolívar cuando Marcos Ovejero hizo el tercero en otro contragolpe —luego de un gran pase de Yasmani Duk— (22’) y ya el equipo paceño no tuvo reacción. Menos mal que Zamora tapó un par de veces antes de que llegara el cuarto, obra de Duk (43’), pues quizás hubieran sido cinco o seis. La batalla pintaba en la previa para ser más pareja. No lo fue. Sport Boys fue mucho más y lo demostró. Al fin y al cabo es el primero que le hace cuatro a Bolívar en este torneo.

La figura - Helmuth Gutiérrez

Mediocampista de mil batallas, pero además productivo: hizo el primer gol y sirvió el pase del cuarto. Estuvo en una gran tarde.

El árbitro - Mal

Óscar Maldonado es un buen árbitro, pero ayer estuvo terrible. Hubo cinco faltas penal claras, pero solamente cobró una.

Los datos

De contra

Tres de los cuatro goles que hizo Sport Boys fueron de contragolpe, en todos Bolívar estuvo mal parado. El otro tanto fue de un tiro de esquina y también marcó mal.

En la puerta

Los goleadores hacen los goles más difíciles y pierden los más fáciles, como William Ferreira, que ayer cabeceó en la puerta del arco, pero tiró afuera.

¿Gordo?

Marcos Ovejero tiene pinta de estar con sobrepeso. Pero es efectivo y eso cuenta.

Ferreira y Tenorio son víctimas de la cancha

Rafael Sempértegui

A los 23 minutos, William Ferreira cayó al piso y ya no pudo recuperarse. El mal estado de la cancha le provocó una mala pisada que le generó una lesión, la cual aún está en evaluación médica. Sin embargo, es probable que se pierda el próximo partido, el domingo frente a Universitario. Su reemplazante fue el ecuatoriano Carlos Tenorio, quien entró a los 25 minutos, pero solo estuvo hasta los 32’ debido a que también salió lastimado y no porque haya recibido un golpe del rival.

El uruguayo cojea y está adolorido. Solo se apoya en la pierna derecha y no asienta la izquierda. Extraoficialmente trascendió que puede estar afectado algún ligamento. “No podemos decir qué tiene. Llegando a La Paz haremos resonancia a ambos jugadores”, dijo el técnico Eduardo Villegas. En cambio, Tenorio se mostró menos adolorido. “Son circunstancias del partido, tuve un dolor muscular que no me dejó seguir. Estamos con vida”, dijo el ecuatoriano en el final.

La opinión de:

Juan M. Callejón: ‘Me duele no haber anotado’

“Es una pena cómo nos fue, estuvimos cerca del 2-2, pero fallé y nos vinimos abajo, porque luego fue el 3-1, el cansancio y ya no pudimos recuperarnos. Es mi tercer año acá y no gano en Warnes. La verdad, me duele no haber anotado, pero son cosas del fútbol. Pesa, lastima, aunque nos tenemos que recuperar. Quedan 27 puntos por jugar”.

Nelson Cabrera: ‘Una seguidilla de cosas negativas’

“Fue un partido muy duro desde la temperatura, la cancha y el rival. Las circunstancias no nos acompañaron. Tuvimos momentos decisivos malos, las lesiones de nuestros delanteros, el penal que fallamos, fue una seguidilla de cosas negativas. Perdemos mucho, me siento en deuda con la hinchada. Tenemos que superar este momento”.

El árbitro deja pasar cuatro penales

El arbitraje de ayer, a cargo de Óscar Maldonado, fue malo. Hubo cinco penales y solo cobró uno. Dejó pasar cuatro de manera inexplicable. Según el momento en que obvió pitar, sus errores —groseros fallos— pudieron haber sido determinantes en el desarrollo del partido y hasta en el resultado. Cuando Sport Boys ya ganaba por 1-0, el árbitro no sancionó una clara mano, además intencionada, de Nelson Cabrera. El perjudicado fue el equipo local.

A los 26’, el resultado estaba 2-1, poco antes Bolívar había convertido el descuento mediante Juan Miguel Callejón, a quien el brasileño Jefferson Lopes le cometió una falta en el área, y Maldonado también la dejó pasar (quién sabe que si cobraba venía el tanto del empate).

El tercero fue el de la vencida: Alejandro Gómez —que luego se fue lesionado— puso la pierna “bajando” a Erwin Saavedra (5’). Callejón tiró y Carlos Lampe tapó. “Estuvimos cerca de empatar dos a dos, pero nos vinimos abajo después de fallar el penal. Luego vino el tercero de ellos y ya no tuvimos fuerzas. Es el tercer año que vengo a Warnes y otra vez no podemos ganar”, dijo Callejón.

No tardó nada en aparecer otra infracción, de nuevo en el área de Sport Boys. A los 8 minutos, Juan Carlos Arce se había internado con peligro, sin embargo con un visible toque en una de sus piernas, Helmuth Gutiérrez lo desestabilizó y puso fin a su incursión. Para Maldonado otra vez no hubo falta, en cambio le sacó tarjeta amarilla al de la Academia por supuestamente haber fingido.

El concierto de errores del árbitro y sus asistentes terminó, en cuanto a penales no cobrados, a los 17 minutos, fue en el lado de Bolívar, donde el lateral celeste Óscar Baldomar sacó la mano —la despegó notoriamente de su cuerpo— y desvió la pelota que iba hacia su área chica. Infracción por donde se mire, que otra vez el juez FIFA pasó por alto. El resumen señala: cuatro penales no cobrados, dos en contra de Bolívar y los otros dos en contra de Sport Boys.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia