Fútbol

The Strongest y Oriente, predispuestos a un arreglo

Salinas y Álvarez no quieren que el incidente del jueves pase a mayores

Atigrados. Los dirigentes stronguistas Martín Iturri (izq.), de la comisión jurídica, y Juan Pablo Revilla, de la deportiva.

Atigrados. Los dirigentes stronguistas Martín Iturri (izq.), de la comisión jurídica, y Juan Pablo Revilla, de la deportiva. Foto: Marcelo Avendaño

La Razón (Edición Impresa) / Rafael Sempértegui / La Paz

09:30 / 22 de octubre de 2016

Los presidentes de The Strongest y Oriente Petrolero, César Salinas y José Ernesto Álvarez, respectivamente, son de la idea de poner paños fríos y tienen la predisposición de llegar a una solución que permita terminar con los enfrentamientos entre los clubes iniciados la noche del jueves en el partido entre sus equipos en La Paz.

Cuando se disputaba el primer tiempo del cotejo se dio una agresión de hecho del director técnico atigrado, César Farías, al delegado orientista Benjamín Saucedo, quien un rato antes protagonizaba una discusión con Lino Alonso, uno de los colaboradores del estratega en la mesa de control.

Luego del partido, el directivo denunció y anotó en planilla el incidente, el árbitro también incluyó en su informe la expulsión por agresión de Farías y el DT denunció que recibió insultos discriminatorios y racistas.

Hasta ayer por la tarde, en oficinas del Tribunal de Justicia Deportiva (TJD) de la Liga no se recibió ninguna documentación de los clubes, según informó Óscar Hassenteufel, su presidente.

“El directorio de Oriente ni se reunió para tratar más el tema, porque en lo personal creo que primero está nuestra relación entre pueblos, que no lo divida una persona de afuera. Oriente no está haciendo nada más de lo que ya se puso. No queremos ir más allá para que no nos separen entre bolivianos. Estamos más preocupados por que el equipo se recupere y siga con la posibilidad de pelear el título”, dijo ayer Álvarez desde Santa Cruz.

Señaló que si es necesario hablará con su homólogo atigrado para buscar alguna solución, pero la idea esencial es no dañarse más entre clubes, porque ya fue suficiente la agresión que sufrió Saucedo, su amigo y dirigente del club desde hace varios años.

“Le tengo mucho respeto al pueblo paceño y al hincha stronguista, por eso no quiero comentar más. Soy boliviano y no me puedo estar peleando con mis compatriotas por un externo, por eso prefiero ser cauto”, sostuvo el dirigente.

Con relación a ese criterio, Saucedo afirmó que él tampoco quiere ir a una querella en la Justicia Ordinaria, pero sí es partidario de que el proceso debe seguir su curso en los tribunales deportivos para sentar un precedente. Ante la consulta de si el presidente Álvarez le pidiese no seguir más con el proceso, Saucedo dijo que acatará la decisión. “Él es el presidente y ve lo mejor para el club, pero no está bien que quien sea golpee al resto, eso no debe darse”, explicó.

En tanto, en La Paz, Salinas también se excusó de referirse al tema. Dijo que esperará el tiempo prudente y que lo mejor sería que los ánimos caldeados se calmen y buscar la mejor solución.

“No deberíamos caer a ese nivel. Nos tenemos que calmar ante provocaciones que se dan, por más fútbol que sea. Ojalá lleguemos a solucionar sin empeorar las cosas. Nosotros internamente vamos a hablar con los nuestros para no complicar más”, dijo el titular atigrado.

Comentó que no vio los incidentes, pero que no está de acuerdo con ningún tipo de agresión verbal y mucho menos de hecho y que no va a justificar ninguna acción.

En tanto ayer por la mañana, Martín Iturri, miembro de la comisión jurídica atigrada, sostuvo que el club defenderá al entrenador; negó que se diera un golpe y sostuvo que si es necesario hasta el lunes presentarían una demanda ante el TJD por agresión discriminatoria y racista e impugnarían el informe en planilla del árbitro José Jordán, porque no se acerca a la verdad.

“La actitud de Farías fue provocada por alguien porque recibió agresión verbal”, argumentó el dirigente.

En Achumani, todo el plantel cerró filas en torno a su entrenador Farías, a quien le dieron pleno respaldo en el incidente. “Si a uno lo agreden con insultos, uno se defiende. Las personas deben pensar antes de insultar y provocar”, dijo el zaguero Gabriel Valverde.

El delantero uruguayo Matías Alonso indicó que lamentaba el incidente, pero que ellos respaldan la versión de su entrenador. “No creemos que se pueda decir cosas así a una persona solo por ser extranjero”, afirmó.

Farías no fue visto ayer en el complejo de Achumani, donde el plantel reanudó entrenamientos después de ganar a Oriente 2-0.

El Tribunal liguero puede actuar de oficio

De acuerdo con la normativa de la justicia deportiva del fútbol liguero en Bolivia, basta que en la planilla de un partido se registre alguna denuncia o que el árbitro informe de un hecho para que el Tribunal de Justicia Deportiva de la Liga (TJD) actúe de oficio según la gravedad del caso.

Ayer, hasta el cierre de las oficinas del TJD no llegó ninguna otra documentación de Oriente Petrolero y The Strongest con relación al incidente ocurrido, en el que se dio la agresión de hecho del entrenador César Farías al dirigente Benjamín Saucedo, quien fue acusado por el primero de haber sido insultado con términos discriminatorios y racistas.

Un incidente como el de la noche del jueves no tiene plazo para sentar la denuncia.

Saucedo contó que el árbitro José Jordán registró en la planilla que Farías fue expulsado por agredir al delegado de Oriente.

También el directivo reportó la agresión al final del lance, se dirigió al vestuario de árbitros y puso su versión.

Óscar Hassenteufel, presidente del TJD, se excusó de ingresar en detalles sobre el tema, pero sostuvo que espera que hasta antes de mitad de semana les remitan las planillas de la décima fecha.

“Ayer (jueves) recibimos recién las planillas de la novena jornada. Dependemos de cuando nos envíen la documentación”, dijo el presidente del Tribunal.Martín Iturri y Juan Pablo Revilla, dirigentes de The Strongest, ofrecieron la mañana de ayer una conferencia de prensa y aseguraron que no habrá una sanción drástica contra su entrenador, pues dijeron que reaccionó ante una provocación.

Los datos

Incógnita

Ayer en Achumani se procuró un nuevo contacto con el entrenador César Farías, pero no fue visto en el complejo deportivo. El plantel trabajó bajo el mando de su hermano Daniel.

¿Embajada?

Surgió la versión de que el DT se habría dirigido a la Embajada de Venezuela para recibir asesoramiento acerca de las agresiones racistas que, asegura, recibió.

Equipo

El delantero Rodrigo Vargas (malestar abdominal) y Wálter Veizaga (dolor en la columna) son duda para la visita de mañana a San José en Oruro.

(22-10-2016)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia