Fútbol

Para el Tigre es la despedida

La caída que anoche sufrió The Strongest en el estadio Elías Aguirre de Chiclayo es sinónimo de eliminación de la Copa Libertadores. El 1-0 que le propinó el Juan Áurich favoreció, al mismo tiempo, al Santos y al Internacional brasileños, que tienen el camino expedito hacia la siguiente fase.

Festejo. Javier Araujo, jugador del Juan Áurich, celebra su conquista, la única del partido. La otra cara de la medalla la ofrece el delantero gualdinegro Sebastián González

Festejo. Javier Araujo, jugador del Juan Áurich, celebra su conquista, la única del partido. La otra cara de la medalla la ofrece el delantero gualdinegro Sebastián González

La Razón / Jorge Asturizaga / La Paz

03:00 / 06 de abril de 2012

El Tigre mereció mejor suerte, sobre todo por lo hecho en el segundo tiempo, cuando gran parte de las acciones transcurrieron en cancha del peruano, sin embargo fue muy flojo para lo que necesitaba y además le faltó ambición y contundencia para anotar. Pablo Escobar no tuvo en ninguno de los atacantes al socio ideal como para hacer pensar que se podía cambiar la historia.

El resultado ratifica que la chance de clasificación que tenía el conjunto boliviano comenzó a ser desperdiciada en La Paz, con el empate frente al Inter de Porto Alegre. Ayer estaba obligado a ganar, pero sus intentos quedaron cortos para conseguirlo. Si bien en el fútbol no se puede afirmar nada antes de que se jueguen los partidos, vencer al poderoso Santos de Neymar, Ganso y compañía puede ser un sueño irrealizable.

Áurich avisó temprano acerca de las intenciones que tenía para el partido, lo suyo fue ‘por el honor’ mientras espera el fallo de la Conmebol que, si fuera a su favor, le podría devolver a la vida en el certamen.

El costado derecho, con grandes dificultades, fue el elegido por los peruanos para abrir el sistema defensivo gualdinegro, por ahí Chiroque generó las jugadas más peligrosas. Precisamente fue él quien enseñó el camino rumbo al único gol del encuentro, llegó hasta el fondo quitándose de encima a un marcador y mandó un centro que Javier Araujo conectó para marcar a los 20 minutos.

El tanto despertó al Tigre, se soltó en la cancha, Escobar comenzó a manejar el juego, pero los compañeros del caudillo parecían distanciados. El capitán intentó sorprender de tiro libre, pero la pelota pasó cerca. A los 43’ Sacha Lima se quedó con las ganas de la celebración, pues su potente tiro libre dobló la mano de Diego Penny, pero pegó en el travesaño.

En el segundo tiempo el Tigre fue ligeramente superior en algunos pasajes, aunque no tuvo la precisión para completar el manejo del juego. Escobar en dos ocasiones y Ramallo intentaron sorprender, pero desviado. Cerca del final, Áurich pudo anotar el segundo, Valencia mandó un fuerte remate que devolvió el travesaño. Ahí acabó el lance con el Tigre anticipando su despedida.

Los datos

El césped

El Tigre se paró mejor sobre el pasto sintético del estadio Elías Aguirre en la segunda parte, que coincidió con su repunte. En la primera tardó en ajustar su rendimiento.

Mucho calor

Hubo una alta temperatura en la noche de Chiclayo. El partido se jugó por lo menos sobre 22 grados centígrados.

Se defendió

En el segundo tiempo, Juan Áurich no propuso juego, cuidó la ventaja para estrenar su casillero de victorias. El juego del peruano no fue nada del otro mundo.

El destacado - Escobar

Después de un comienzo con dudas, el capitán atigrado se convirtió en el conductor del juego stronguista. No tuvo la compañía ideal en la cancha.

El árbitro - regular

Dejó que en algunos pasajes los protagonistas recurran al juego malintencionado. Por lo demás, su tarea no incidió en el resultado final del lance.

El trigésimo partido de Leonel

Llegó a 30

El mediocampista atigrado Leonel Reyes ingresó en la segunda etapa, y así pudo llegar a su encuentro número 30 en Copa Libertadores de América. La mayoría de esos partidos los disputó con su anterior camiseta, la de Bolívar.

Sólo tres goles

Juan Áurich festejó el gol, que todavía no era victoria confirmada, y tenía razones para ello: el conjunto de Chiclayo logró anoche su tercer tanto en cinco encuentros. Y cabe recordar que obtuvo sus primeros tres puntos, pues los cuatro partidos anteriores los había perdido.

Van 224 en la Copa

Con los dos partidos jugados esta semana en los diversos grupos, la Copa Libertadores de América 2012 totaliza 85 encuentros y 224 goles, lo que arroja un promedio de 2,64 tantos por cotejo.

Lo que viene

La última jornada de la llave está programada para el jueves 19 de abril, y los dos partidos (Santos vs. The Strongest y Juan Áurich vs. Internacional) se jugarán a partir de la misma hora, las 18.45 de Bolivia.

El cotejo 110

Fue el partido número 110 de The Strongest en este principal torneo de clubes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol); y fue su derrota número 55 (ha ganado 35 y consiguió la igualdad en 20 encuentros). Contra peruanos en Perú, van tres derrotas.

¿Y ahora qué? - Lorenzo Carri

Dejemos a un lado el partido para preguntar: ¿Qué va a pasar o qué pasó con aquella impugnación de Áurich contra Internacional? ¿Cuántos días persistirá el silencio de la CSF? ¿Áurich tiene tres puntos o seis? ¿The Strongest es segundo o tercero? Porque como el fútbol interesa menos que las ubicaciones, es hora de saber la verdad de este grupo.

Ganó Juan Áurich que, conocedor de su ineficacia, buscó poseer el balón antes que llegar hasta el arco de Vaca. Tocó bien en el primer tiempo y hasta con exceso. El local llegó muchas veces hasta tres cuartos de cancha con la pelota en su poder, y después (en parte por su culpa y en parte por el esfuerzo defensivo atigrado) las jugadas se diluyeron.

Tanto fue así que la primera llegada seria terminó en gol. Muy buen desborde de Chiroque por la derecha, centro, y el colombiano Javier Araujo remató de primera. En los veintitantos minutos siguientes, Áurich siguió con su historia, The Strongest se calmó, y si bien no llegó con jugadas elaboradas, consiguió un tiro libre que hizo temblar al estadio Aguirre: notable envío de Lima, esfuerzo del arquero Penny que toca, la pelota rebota en el travesaño y el dueño de casa se salva.

En la segunda etapa aparecieron el verdadero Áurich (adiós al toque, defensa que sacó y rifó al por mayor) y el verdadero The Strongest: dejó de esperar, se decidió a tocar y se instaló en campo contrario. No tuvo ocasiones extraordinarias, pero llegó mucho y angustió al equipo peruano. Claro que el elenco aurinegro hizo todo eso con la ansiedad del resultado adverso, y a un ritmo exagerado, sin pausas, sin desbordes. Al ritmo Chumacero, para decirlo como ejemplo y como homenaje al 3.

Penny no pasó por otro momento duro como en aquel remate de Lima. Remataron Ramallo, González, Chumacero, en fin, todos, pero no hubo ninguna llegada con olor a gol.  Y así, con el visitante en campo rival y el dueño de casa sacando todo lo que podía, el partido se hizo largo, muy largo.

Lorenzo Carri es periodista y estadístico.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia