Fútbol

El Tigre tiene mitad del título

The Strongest tenía la obligación de ganar y lo hizo en el partido de ida. Para completar su obra buscará el jueves mínimo un empate

Apertura. La pelota ya traspuso la línea de gol, Ríos trata de buscar algo que anule la conquista. Los atigrados comienzan la celebración.

Apertura. La pelota ya traspuso la línea de gol, Ríos trata de buscar algo que anule la conquista. Los atigrados comienzan la celebración. Foto: Eduardo Schwartzberg

La Razón / Ramiro Siles / La Paz

02:00 / 19 de diciembre de 2011

El Tigre sacó a flote la primera final del torneo Apertura venciendo a Universitario (2-0) ayer en Miraflores, fue difícil, pero a la larga logró sacarse de encima la obligación que tenía de ganar en casa, y a partir de este resultado se ilusiona más que nunca con alcanzar el título liguero.

Fue un partido de dos tiempos diferentes, del local el primero y del visitante el segundo, pero con una coincidencia determinante: al finalizar cada uno de ellos The Strongest anotó los goles —de Melgar y Parada— que marcaron la diferencia.  

El gualdinegro tiene la mitad del título en el bolsillo. Era imperioso ganar y lo consiguió. La otra mitad la tendrá que ir a buscar el jueves (20.00) a Sucre, ganando de nuevo o empatando como mínimo, para así evitar un tercer encuentro en cancha neutral (el lunes 26).

El de ayer fue un cotejo típico de finales, trabado por las marcas, a ratos con imprecisiones por los nervios, y de pocas opciones claras, más allá de los volúmenes ofensivos que hubieran utilizado los equipos.

The Strongest fue dueño de la primera parte porque así se imponía, era el obligado a proponer por su condición de local, y lo hizo.

Salió decidido a llevarse por delante a su adversario, al minuto Soliz ya había disparado al arco, y ejerció bastante presión en procura del gol.

Universitario montó dos barreras, una en el medio y otra atrás que fueron cerrándose cada vez más, y contragolpeó para buscar sorprender.

El arquero Ríos tuvo trabajo, conjuró al menos un par de situaciones y en otras contó con la deficiente definición de los rivales.

El encuentro se fue cerrando y obligó a The Strongest a probar con disparos de media distancia o con centros a la olla, de aquellos que generalmente no llevan a nada.

Hasta que a los 46’ Escobar lanzó un tiro libre envenenado, Melgar alcanzó a “peinar” y fue el 1-0.

El resultado le obligó a la ‘U’ a cambiar de estrategia en la segunda mitad, entonces fue el que tomó la iniciativa; y el Tigre, el que retrocedió para cuidar el resultado.

Se salvó The Strongest del empate, lo salvó Vaca con sus buenas intervenciones, mientras el gualdinegro, de contragolpe, también tuvo una que otra chance para aumentar.

En la recta final la ‘U’ no pudo meter una clarísima, en cambio el Tigre —a los 46’— liquidó con el tanto de Parada para resolver la primera final.

La figura  Alejandro Chumacero

Volvió a ser un motor de ida y vuelta, incansable defensor y primer hombre de salida para el ataque. Una notable jugada suya dio lugar al segundo gol.

El árbitro regular. Alejandro Mancilla desparramó imprecisiones, no estuvo certero en varias decisiones, aunque éstas no tuvieron incidencia directa en el resultado.

Gol de Melgar. El primer tanto dejó dudas: Escobar lanzó un centro al área y pareció que la pelota se metió en el arco sin que nadie más la tocara. Pero Melgar, que se lanzó a cabecear, logró rozarla e hizo que el tanto fuera suyo.

Gol de Parada. La jugada fue en un 90% de Chumacero, el motorcito aguantó, se sacó de encima a un rival y tocó para que Parada se fuera; el lateral se internó en el área por la derecha y remató. La respuesta de Ríos fue bastante floja.

El minuto 46 de cada tiempo estuvo del lado gualdinegro Fue una coincidencia: los dos goles de The Strongest llegaron cuando se jugaba el minuto 46 de cada período.

Sobre todo el primero, fue un “gol psicológico”, así le llaman en el fútbol a esos tantos que llegan cuando menos se los espera y confunden a quienes los reciben.

La ‘U’ creía que se iba al descanso con el cero a cero, era ciertamente una ventaja para salir al segundo a jugar con la desesperación del rival.Sin embargo, el tanto de Melgar cambió todo, Universitario tuvo que buscar en el segundo período el tanto del empate, porque no le quedaba otra.

No lo consiguió y cuando se aferraba a dar el batacazo en los minutos —tres dictados por el árbitro— de adición, fue The Strongest, mediante Parada, el que embocó, otro tanto, esta vez para derrumbar la ilusión capitalina.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia