Fútbol

El Tigre sacó su garra salvadora

El mejor partido de esta Copa se jugó ayer en La Paz y lo ganó The Strongest con un gol en el minuto 91 ante el vigente campeón Santos

Zambullida. Ramallo tuvo la virtud de lanzarse y mandar el cabezazo que hizo estéril la defensa de los jugadores del Santos y del arquero Rafael. Fue el gol de la victoria atigrada.

Zambullida. Ramallo tuvo la virtud de lanzarse y mandar el cabezazo que hizo estéril la defensa de los jugadores del Santos y del arquero Rafael. Fue el gol de la victoria atigrada. Foto: Miguel Carrasco

La Razón / Ramiro Siles / La Paz

05:15 / 16 de febrero de 2012

Fue un partido a “matar o morir”, que lo podía ganar cualquiera, y The Strongest salió vivo de esa primera gran batalla con el gol de Ramallo a los 91 minutos que le dio el triunfo (2-1), demostrando eso que tiene el Tigre, el no darse por vencido, esa garra que lo caracteriza y que una vez más —como el año pasado cuando salió campeón nacional— le surtió efecto, esta vez ni más ni menos que frente al vigente campeón de la Copa Libertadores de América, el brasileño Santos, con el astro Neymar incluido.

Parecía sellado el empate, había comenzado a correr el tiempo de adición y el Tigre logró forzar un tiro de esquina: centro perfecto de Pablo Escobar, al segundo palo, haciendo que la pelota le sobrara al arquero para que Ramallo la “pescara” con un cabezazo que superó a Rafael e hizo que el estadio explotara de júbilo por lo que significaba ese gol, el de la victoria.

El mérito atigrado resulta doble porque comenzó perdiendo ante un cuadro ducho, y se repuso de ese golpe con una dosis de fútbol al que agregó sacrificio, ya que no escatimó esfuerzo para, transcurrido el partido, buscar hasta el final —hasta que las fuerzas no dieran más— el gol que le diera ese triunfo necesario para debutar bien en el torneo.

El Santos —vale este renglón aparte— jugó como todo un campeón, pues no vino a especular ni a defenderse, actuó de frente, con la calidad de jugadores como Neymar o Ganso; sin embargo su único pecado —el mayor y más importante— fue no definir bien, y es que da la sensación de que tuvo más opciones claras que su oponente, por lo que a la larga se tuvo que arrepentir por no haberlas concretado.

Fue, a no dudarlo, el mejor partido en lo que va de esta Copa, por su contenido de ida y vuelta, por lo abierto y frontal que propusieron ambos, porque ninguno —más allá de los lógicos recaudos que tuvo el Santos para defenderse— se dio respiro y es que ambos querían ganarlo.

No fue un encuentro lento, de mitad de cancha, de estudio, sino —más The Strongest por su condición de local— los dos salieron a buscarlo, y por ello hubo infinidad de opciones de gol, incontables e increíbles aquellas que se erraron, de manera que en vez de haber terminado 2-1 pudo tener un resultado con muchos más goles.

La ambición stronguista quedó de manifiesto de comienzo, fue hacia adelante y dominó, aún un poco débil en la puntada final, pero la intención estaba.Sin embargo, fue el Santos el que golpeó primero (10’) con un tiro libre en el que The Strongest marcó mal, dejando que Henrique, con arco a su disposición y tras unos rebotes, pusiera el 0-1.

De ahí en más pasó harta agua por debajo el puente, The Strongest dominó, hizo suyo el juego y golpeó una y otra vez, hasta que mereció y encontró el empate, un zurdazo de Cristaldo (33’) después de un centro de Parada que Melgar en primera instancia no pudo empalmar.

La segunda mitad fue del Santos si se toma en cuenta tantas opciones desperdiciadas, de Neymar sobre todo. El campeón de la Libertadores pudo haber convertido y liquidado el partido, y no habría discusión alguna en ello, pero no lo hizo; en cambio, The Strongest, que se la jugó, insistió hasta el final y halló ese premio, que lo pone en magnífica situación de entrada, porque los tres puntos de ayer son de oro.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia