Fútbol

El Tigre sufre 40 minutos de pánico en el aire

La aeronave que trajo a la delegación de retorno desde Montevideo tuvo un ‘problema técnico en el sistema de presurización’. Otras versiones indican que un motor se averió

Oxígeno. Los pasajeros estuvieron durante unos 40 minutos con las mascarillas puestas para respirar.

Oxígeno. Los pasajeros estuvieron durante unos 40 minutos con las mascarillas puestas para respirar. Rafael Sempértegui.

La Razón (Edición Impresa) / Rafael Sempértegui / La Paz

02:58 / 01 de mayo de 2014

De pronto la aeronave, un Boeing 737-300 con matrícula FAB 115 de Transporte Aéreo Militar (TAM), comenzó a perder altura bruscamente. El susto inicial de los pasajeros en poco tiempo se convirtió en pánico en algunos de ellos. Las mascarillas de oxígeno cayeron de los compartimentos ubicados arriba de los asientos y las indicaciones del piloto eran precisas para que todos se las colocaran.

Fueron unos 40 minutos de tensión y nervios en el aire, que vivieron dirigentes, cuerpo técnico, jugadores y periodistas, además de algunas personas invitadas, que volvían de Montevideo, Uruguay, donde el martes por la noche The Strongest perdió la clasificación a los cuartos de final de la Copa Libertadores al caer ante el Defensor Sporting 2-0 en los 90 minutos y 4-2 en los penales.

Eran cerca de las 02.30 de la madrugada cuando comenzó el percance. Según un comunicado de prensa oficial del TAM —que prestó un servicio chárter al club The Strongest—, el avión sufrió “un problema técnico en el sistema de presurización” y por ello “tuvo que aterrizar en el aeropuerto Jorge Wilstermann de la ciudad de Cochabamba”, lo hizo “en cumplimiento a estrictas normas de seguridad”.

En medio de la confusión hubo personas que no podían colocarse las mascarillas. Algunos admitieron que notaron que comenzó a faltarles el aire. Otros se quejaron por “un dolor intenso en los oídos” como consecuencia del brusco descenso y más de uno detectó “un olor extraño que parecía algo que se estaba quemando”. Los rostros pálidos de la mayoría lo decían todo.

Según el TAM, la aeronave aterrizó en Cochabamba a las 03.08. Cuando ello sucedió, todos los pasajeros aplaudieron y algunos gritaron de alivio. Jugadores de The Strongest contaron que un miembro de la tripulación les dijo que desde el momento del incidente volaron solo con un motor, porque el otro se había averiado.

“No sé qué siempre pasó. Dijeron que se fue la oxigenación y que la última parte solo se voló con un motor, luego se sabrá”, narró el lateral Diego Bejarano. El periodista de Marcas preguntó a un tripulante si esto era cierto, pero lo desmintió. “Si así fuera, igual teníamos como una hora para volar y aterrizar, pero no fue eso lo que sucedió”, respondió.

De acuerdo con el dirigente Carlos Casso, presidente del Comité de Fútbol atigrado, “estuvimos como cuarenta minutos volando sobre la ciudad de Cochabamba y luego nos enteramos que aterrizamos con un solo motor”.

La aeronave habría sobrevolado cerca del aeropuerto Jorge Wilstermann para agotar el combustible y luego intentar el aterrizaje de emergencia, como lo dictan las normas de aeronavegación. “Cuando salió el piloto de la cabina (en pleno vuelo) me asusté mucho”, contó el arquero de The Strongest, Daniel Vaca.

En medio de la confusión, la tripulación del FAB 115 hizo todo lo que estaba a su alcance por colaborar con los pasajeros. Dos personas resultaron las más afectadas. Un varón mayor invitado por el club, de quien no trascendió su nombre, y el presidente de The Strongest, Kurt Reintsch, ambos fueron atendidos en la aeronave por el médico del plantel, Guillermo Aponte.

“Lo bueno es que estamos en tierra, vivos y a salvo. Hay algunos efectos más por el impacto psicológico, y algunos sintieron en lo físico, pero sin gravedad en ninguno de los casos”, informó Aponte.

La Dirección General del TAM dispuso de inmediato que otra aeronave realice el transporte de la delegación de Cochabamba a La Paz. El aparato tocó tierra en el Aeropuerto Internacional de El Alto a las 06.36.

“Solo fue un susto que nos dimos todos, aunque a algunos les afectó un poco más como a nuestro presidente (Kurt Reintsch). Él nos estaba alentando a no bajar la cabeza y justo nos pasa esto y le afectó”, dijo el zaguero argentino Marcos Barrera. Reintsch fue llevado ayer a una clínica para su atención inmediata, solo por precaución. Luego regresó a su domicilio con la orden de descansar.   

El relato atigrado en tierra firme

‘Sentía que me moría’: Eduardo Villegas, DT de The Strongest

“Me va a quedar por siempre esto, fue la primera vez que sentí que me moría, no podía respirar, se había despresurizado el avión, me ponía la mascarilla y no salía oxígeno”.

‘Uno piensa en todo’: Alejandro Chumacero, jugador del Tigre

“En ese instante uno piensa en todo, en lo peor y en lo bueno, pero no pasó lo peor. Una vez de regreso de Santa Cruz igual hubo algo raro, ahora cambiamos un poco de ruta”.

‘No sabían decirme’: Jair Torrico, jugador atigrado

“Mi pensamiento era que lleguemos de una vez a tierra. Pregunté cuánto faltaba y no sabían decirme. En un vuelo a Potosí la pasé también mal, yo luego volví por tierra”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia