Fútbol

La Verde vuelve al Viejo Mundo

Bolivia ha jugado nueve veces en Europa. Regresa a ese continente después de tres años. Mañana visitará a España en el estadio Sánchez Pizjuán de Sevilla

Hincha. El tradicional Chasqui acompaña a la selección nacional en España. Atrás, Damir Miranda.

Hincha. El tradicional Chasqui acompaña a la selección nacional en España. Atrás, Damir Miranda. EFE.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

00:50 / 29 de mayo de 2014

Bolivia ha jugado desde su debut internacional en 1926 un total de 415 partidos frente a selecciones de otros países, ya sea encuentros oficiales como amistosos; en medio de eso, apenas han sido nueve sus visitas a Europa, la décima será mañana, cuando enfrente a España en Sevilla.

No entran en este detalle —cabe recalcar— el par de veces que la selección nacional actuó en territorio español contra un combinado del País Vasco —la última de ellas en diciembre de 2012—, por no tratarse de partidos que la FIFA denomina de “clase A” (entre selecciones nacionales).

La historia de las visitas de la Verde a Europa comenzó en 1977 con el único partido que jugó en ese continente con carácter oficial por puntos, por las eliminatorias para el Mundial de Argentina disputado en 1978. En aquel entonces se midió con Hungría por un repechaje que daba boleto a la Copa Mundial, y perdió 6-0 (el 29 de octubre).

Tuvieron que pasar 16 años para que la selección regresara a Europa, fue la época de su preparación antes de asistir al Mundial de Estados Unidos de 1994. El seleccionado era dirigido por Xabier Azkargorta, su entrenador actual.

Ese famoso equipo boliviano estuvo en varios países europeos y en unas semanas, entre abril y mayo de ese año, llegó a disputar casi semanalmente algunos partidos. Fueron seis en total. Después volvió a abrirse un paréntesis, esta vez de nueve años, para su reencuentro con Europa. Éste se produjo cuando en 2003 visitó a Portugal en Lisboa.

La selección boliviana jugó por última vez en Europa —partidos clase A, hay que insistir en ello— en 2011, cuando asistió a Turquía para jugar con Letonia. Después de eso tenía que presentarse un par de veces más, sin embargo esos cotejos fueron cancelados por los indicios de apuestas ilegales que habían empezado a surgir en torno a esas programaciones.

De esos nueve encuentros en el Viejo Mundo, seis fueron contra selecciones locales, en cambio hubo otros tres cotejos, que si bien fueron jugados en Europa, los adversarios eran de otros países.

Nunca antes —salvo esas visitas amistosas al País Vasco que no cuentan para la estadística oficial— Bolivia jugó en España, lo hará por primera vez mañana y ante la selección anfitriona, actual campeona del mundo, que se alista para disputar desde el 12 de junio el Mundial de Brasil. Actuando en Europa, Bolivia ha perdido seis veces, empató dos y ganó la restante. Le convirtieron 18 goles, en cambio anotó solo tres. La Verde jugó dos veces en Grecia y a una en Francia, Irlanda, Islandia, Hungría, Portugal, Rumania y Turquía.

Luego de 20 años ante España

En el Mundial

España y Bolivia jugaron una vez. Fue durante el Mundial de 1994 en Estados Unidos. Han pasado desde entonces 20 años. En aquella ocasión, la selección europea se impuso por 3-1. El gol boliviano fue convertido por Erwin Sánchez.

País Vasco

La Verde ha estado dos veces en España para medirse con el País Vasco. Pero como ese rival no es considerado selección nacional, esos partidos no ingresan en la estadística oficial de la FIFA. Aunque no está demás recordar que el 29 de diciembre de 2012, Bolivia cayó por 6-1.

Siete meses

La selección reaparecerá en la competición internacional después de siete meses. Su último partido fue por las eliminatorias al Mundial de Brasil, el 15 de octubre ante Perú en Lima y terminó igualado a un gol.

Van 415

Bolivia ha jugado  frente a seleccionados de otros países en 415 oportunidades (desde su debut en 1926). El de mañana será el número 416. Y será su encuentro número 264 fuera del territorio nacional.

Relajación muscular en la piscina

Jorge Asturizaga

Ni bien la selección nacional se instaló en Sevilla ayer por la tarde-noche, el cuerpo técnico determinó que los jugadores acudieran a sesiones de hidroterapia, primero en duchas y luego en la piscina del hotel de concentración para recuperarse del largo viaje que comenzó la noche del martes en  Santa Cruz.

El grupo no pudo hacer ningún otro entrenamiento, pues una vez que llegó a Madrid esperó unas horas en el aeropuerto Adolfo Suárez antes de seguir hacia la sede del compromiso contra el campeón del mundo.

La novedad fue la incorporación de Marcelo Martins. El delantero del Cruzeiro, goleador del campeonato brasileño con cinco conquistas, viajó directamente desde Belo Horizonte. La plantilla está completa y Xabier Azkargorta definirá hoy el equipo en la sesión matinal que se desarrollará en el complejo deportivo del Club Betis.

El entrenador anticipó en Bolivia que la propuesta de juego no va a cambiar porque es poco el tiempo de preparación que tiene para el compromiso. Jugará con tres zagueros y los primeros candidatos para ese sector son Ronald Eguino, Ronald Raldes y Luis Gutiérrez.

El atacante de referencia será Marcelo Martins y el vasco determinará si pone un jugador más adelante (Juan Carlos Arce) o decide poblar el medio campo para tratar de cortar el circuito de juego de los españoles.

Para el final de la tarde está prevista la visita al estadio Sánchez Pizjuán, escenario del partido, para que el grupo haga el reconocimiento de la cancha. En el informe que ofreció ayer Javier Silva, encargado de logística y comunicación de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), se destaca que una buena cantidad de residentes bolivianos en Sevilla se presentó en el aeropuerto San Pablo para tributar el recibimiento a la delegación nacional.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia