Fútbol

Vuelve la Champions con todas sus luces

Los 16 mejores equipos de Europa comienzan a definir sus opciones. Gran parte de los cruces son muy atractivos

El brasileño Neymar encara al guardameta del Milan, Christian Abiati, en la primera rueda de la Champions.

El brasileño Neymar encara al guardameta del Milan, Christian Abiati, en la primera rueda de la Champions. Foto: AFP

La Razón (Edición Impresa) / Julio Peñaloza Bretel

00:00 / 17 de febrero de 2014

El impresentable campo de juego del Atlético Paranaense en Curitiba y varios partidos muy trabados, con abundancia de imprecisiones técnicas e impericia goleadora de Copa Libertadores, me impulsan a huir hacia la plácida e impecable imagen de los torneos europeos en los que todo está pensado para perfeccionar el merchandising y facilitar las condiciones para el disfrute de los aficionados que van a las canchas y los espectadores que los miran por televisión.

Comienzan los octavos de final de la Champions League y no hay cosa más entretenida que hacer todo para acomodar los horarios y disponer de las tardes sudamericanas libres para observar qué podrán hacer dieciséis equipos que entre el 18 y 19 de febrero se disponen a encarar los partidos de ida. Para ello están listas cuatro escuadras alemanas, cuatro inglesas, tres españolas, una italiana, una francesa, una rusa, una turca y una griega.

Para este lado del mundo, casi todos los cruces tienen trascendencia si se considera el valor de los jugadores argentinos, brasileños, uruguayos y colombianos que forman parte de estos muy poderosos equipos, que pondrán en evidencia, entre otras cosas, las proyecciones de lo que podrían hacer con sus selecciones en el mundial de Brasil, sin descartar, por supuesto, el riesgo de las lesiones en escenarios tan competitivos donde apuntar al éxito y quebrarse una pierna son igualmente posibles tal como ha sucedido con Radamel Falcao García.

Destaca especialmente para nosotros el juego en el que medirán fuerzas el Manchester City y el Barcelona. El equipo inglés ha recuperado su voracidad competitiva con la llegada del entrenador chileno Manuel Pellegrini  —acaba de imponerse al Chelsea 2-0 en la FA Cup— y los de la Ciudad Condal llegan a este juego luego de aplastar al Rayo Vallecano (6-0) en la muy desigual liga española. Este, probablemente, será un examen durísimo para Gerardo Martino, ya que si por algo su equipo quedó fuera de semifinales en la anterior versión, cuando él todavía no lo dirigía, fue porque la intensidad con la que le planteó las cosas, su rival, el Bayern de Munich, sacudió los cimientos de una supremacía de muy larga duración con cinco años ininterrumpidos de ganarlo casi todo.

Particularmente me interesa la llave en la que han coincidido el Arsenal de Arsene Wenger y el Bayern versión Guardiola. Los primeros llegan del apaleamiento propinado por el Liverpool (0-6) en partido de Premier perdiendo el primer lugar del torneo, de un empate sin goles frente al Manchester United y de un nuevo encuentro con sus verdugos de Anfield por la FA Cup que se jugaba hasta el cierre de esta columna y en el que se tomaba revancha (2-1). Mientras tanto los bávaros prosiguen su marcha sin contratiempos al frente de la tabla en la Bundesliga, con características de juego en que ya se notan los obsesivos dibujos y aplicaciones del director catalán que pasan por la tenencia de la pelota y las detalladísimas elaboraciones creativas previas a las puntadas finales.

Debe interesarnos también, por todo lo que ha ganado y cómo lo ha hecho, el temperamental Atlético de Madrid que visita al AC Milán en San Ciro y que tiene a su goleador, el brasileño-español Diego Costa, como principal argumento para intentar inclinar la balanza en su favor. Los colchoneros dirigidos por Diego Simeone pelean con esfuerzo, impresionante capacidad de concentración y jugando al filo del reglamento por la dureza con que buscan la recuperación del balón, la posibilidad de ganar también la actual versión de la liga española y quebrar después de muchos años la bipolaridad hegemónica del Barcelona y el Real Madrid.

Otro de los encuentros de trascendencia es el que jugará el equipo merengue, versión Carlo Ancelotti, comandado en el frente de ataque por CR7 y Gareth Bale, frente al Schalke 04 de Jens Keller en Gelsenkirchen, que hace dos temporadas fuera principal animador de la UEFA League, con el español Raúl Gonzales rayando a gran nivel en los últimos tramos de su notable carrera futbolística. Y no menos interesante será lo que ofrecerá el Zenit dirigido por el italiano Luciano Spalleti, que recibirá en San Petersburgo al Borussia Dortmund de Jurgen Klopp, caracterizado por su vértigo, quien asocia el juego de su equipo con el heavy metal del rock.

Cada partido es como una final

El fervor competitivo con el que se juega el principal campeonato de clubes del planeta obliga a sus protagonistas a hacer de la actitud y la concentración, sus iniciales e ineludibles argumentos como para encarar este sensible tramo de la competición.

El que más enchufado esté en cada partido tendrá muchas más opciones de reducir sus márgenes de error en el sector defensivo y así intentar llegar a los cuartos de final.

Pronóstico reservado para los encuentros más equilibrados que los disputarán el Barça con el Manchester City y el Arsenal con el Bayern de Munich, mientras que el PSG de Zlatan Ibrahimovic aparece como favorito frente al Bayern Leverkusen, y  en los juegos de la semana siguiente (25 y 26) llevan las de ganar el Real Madrid al Schalke 04, el PSG al Bayern Leverkusen, el Manchester United al Olympiacos, el Chelsea al Galatasaray y el Borussia Dortmund al Zenit.

Intuyo que al Atlético de Madrid le será durísimo superar al italiano AC Milan, lo tendrá que hacer a domicilio, pero si hay algo que sabemos de los rojiblancos es de su entereza para intentar trepar las cuestas más empinadas.

(*) El autor es periodista y asesor de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia