Fútbol

Wálter Flores alista para 2016 su adiós al fútbol

El capitán del flamante campeón espera despedirse jugando en Bolívar

Emocionado.  Flores, con lágrimas en los ojos, junto    a Azkargorta.

Emocionado. Flores, con lágrimas en los ojos, junto a Azkargorta. Pedro Laguna.

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

00:44 / 23 de diciembre de 2014

Wálter Flores alzó el trofeo de campeón y lloró de alegría, consolado por Xabier Azkargorta, el domingo en Santa Cruz, donde Bolívar —con él como capitán— se consagró campeón del torneo Apertura de la Liga. De inmediato se le vino a la mente un detalle: si bien no se va a retirar aún del fútbol, admite que ya está en la recta final de su carrera, incluso planea despedirse en 2016 y quiere hacerlo jugando con Bolívar —si el club se lo permite— la Copa Libertadores.

Pareciera que para eso falta mucho, pero no es así. Con la Academia le queda un contrato de cinco meses, hasta mayo de 2015. Por eso, habrá que sentarse con los dirigentes más o menos pronto para hablar del futuro. Con la obtención del título, Bolívar es el primer boliviano clasificado a la Copa de 2016.

“Así es, en mayo de 2015 terminaré mi relación laboral con el club, así está en el contrato. En principio no podría jugar ni la Copa Sudamericana del próximo año ni la Libertadores de América de 2016. En algún momento le pediré a la dirigencia que hablemos para renovar; claro, eso si el técnico me tiene en planes”. El tema no le urge demasiado, pero es que después de ganar el título con Bolívar y cumplir un nuevo objetivo, siente que la recta final de su carrera ha comenzado.

“Sin duda alguna. Todo en la vida tiene un principio y un final, el mío se aproxima en cuanto a mi trayectoria futbolística, y lo que deseo es poder cerrar mi carrera profesional en Bolívar. Por ello buscaré la renovación de mi contrato en junio por una temporada más, pero repito, si es que los dirigentes y el cuerpo técnico así lo desean”.

Flores jugó en varios equipos de la Liga. Por ejemplo en San José, de su tierra natal Oruro, y en The Strongest, el otro “grande” de La Paz; sin embargo, con el que más se identifica es con Bolívar, y por eso quiere cerrar su carrera vistiendo de celeste.

“Llegar a Bolívar fue lo mejor que me sucedió como jugador. Por eso quiero jugar mis últimos torneos internacionales, la Copa Sudamericana de 2015 y la Libertadores de 2016, y cerrar mi carrera a mediados de ese año”. Si lo que planea se cumple, le queda un año y medio más de actividad. ¿Qué hará después?

“Bueno, uno siempre tiene que tener alternativas y pensar en lo que pueda hacer más adelante, así que en mi caso por ejemplo quiero ser entrenador y quiero prepararme en Europa, estudiar allá porque el sueño en el futuro es también dirigir a Bolívar y por qué no pensar en la selección nacional”. A propósito de la selección. Hace un tiempo, Flores ya cerró su ciclo en la Verde, dijo que no iba más y eso no ha cambiado. Pero si algún día vuelve, pretende que sea como miembro del cuerpo técnico.

“Creo que uno debe aportarle al fútbol también de otras maneras. Hoy siempre estoy conversando con los más jóvenes, tratando de inculcarles tanto en lo futbolístico como en el comportamiento que uno debe tener como jugador profesional, por suerte en el club hay buenos muchachos que escuchan, todo ello también despertó en mí el interés de buscar especializarme”. La imagen con Flores alzando la copa en Santa Cruz quedó impresa para siempre. El capitán “devoraba” ayer el periódico para recordar el gran día anterior que vivió con sus compañeros: “Son recuerdos imborrables, de ésos que uno no los olvida jamás”. 

El plantel volverá el 5 de enero

De vacación

Bolívar está de vacación desde ayer. Ya todos sus integrantes viajaron a los lugares de donde provienen —la mayoría lo hizo desde Santa Cruz—. El cuerpo técnico ha determinado que el regreso al trabajo sea el lunes 5 de enero, a fin de afrontar la preparación para encarar el torneo Clausura liguero.

Indicaciones

“Trabajaremos en la parte de reacondicionamiento físico. Para el descanso, los jugadores recibieron recomendaciones a fin de no perder estado físico con el que se encuentran. No nos alcanzaría el tiempo para trabajar en pretemporada”, dijo el preparador físico Ronald Crespo.

Gestiones

El delantero ecuatoriano Carlos Tenorio anunció su regreso para el 10 de enero. Aunque tiene contrato con el club, debe llegar a un acuerdo con la dirigencia para su continuidad. Bolívar, a través de su presidente, Guido Loayza, ya ha dicho que lo quiere retener.

Ferreira

William Ferreira fracasó en los Leones Negros de México y ahora está entre los transferibles. Algunos dirigentes de Bolívar consideran que sería bueno recuperar al goleador uruguayo. El problema es que el costo de una cesión a préstamo es muy elevado.

Lizio

Bolívar cedió a préstamo al delantero Damián Lizio al O’Higgins de Chile. Falta saber ahora si ese club le dará continuidad a su relación con el mediocampista. Si no opta por la ampliación de su contrato podría regresar a filas de la Academia.

El título ‘es para la hinchada’

La unidad, el trabajo diario de los jugadores y el aporte del cuerpo técnico, fueron destacados por el capitán de Bolívar, Wálter Flores, para la obtención del nuevo título. “Todo eso llegó en un año que lo podemos calificar de exitoso por lo que primero se hizo en la Copa Libertadores de América y ahora en el torneo local; creo que todos aportaron con su capacidad para alcanzar este regalo que especialmente es para la hinchada, que a lo largo y ancho del país nos alentó, nos motivó y nos hizo sentir su cariño y su apoyo”.

Destacó principalmente eso de parte de la gente: “No solo nos sentimos locales en el estadio Hernando Siles o en La Paz, también en el interior: en Oruro, donde jugamos los primeros partidos de locales, en Yacuiba y fundamentalmente en Cobija, donde hubo un caluroso recibimiento que no lo olvidaremos los que fuimos a aquella parte del país. En Santa Cruz también recibimos el apoyo de la gente”.

Para él fue un título especial, porque le tocó ser el capitán. “Recibí la confianza y el apoyo de mis compañeros. Llevar el cintillo en un club como Bolívar es siempre significativo”. Flores dedicó la corona a su familia: “A mi esposa Carla, a mis hijos Nicolás, Sebastián y a mi mamá Graciela”.

El recorrido de la campaña —agregó— tuvo varias cosas, no todo fue bueno, también hubo momentos difíciles y complicados. “La pasamos mal cuando cedimos unidades ante Nacional, que nos sorprendió con su actuación. Había equipos que tomaban a Bolívar como si fuera el único rival a vencer. En algún momento llegamos a pensar que podíamos quedar fuera, pero el grupo supo reponerse y peleamos hasta ganarnos el derecho de ser los mejores del campeonato”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia