Fútbol

Xabier Azkargorta: ‘Aquí, nadie tiene el sitio ganado’

‘Es un orgullo y una satisfacción que la gente me haya recibido de la manera que lo hizo’.

Xabier Azkargorta.

Xabier Azkargorta. Foto: Eduardo Schwartzberg

La Razón / Ramiro Siles / La Paz

00:00 / 07 de octubre de 2012

— El otro día vieron una película en el MegaCenter, Licencia para matar. ¿En el fútbol hay licencia para matar?

Faltan cinco días para el partido entre Bolivia y Perú, por las eliminatorias mundialistas para Brasil 2014. El viernes, a las cuatro de la tarde, la pelota comenzará a rodar en la cancha del estadio Hernando Siles. Será el reencuentro en Miraflores del Bigotón con el público paceño, que lo recuerda por haber dirigido a la selección entre 1993 y 1994, cuando la Verde apasionó a todo el país logrando —con un extraordinario plantel— la clasificación al Mundial de Estados Unidos.

— (Se ríe) Nadie en esta vida tiene licencia para matar. Lo que tenemos (los hombres de fútbol) es licencia para luchar, para pelear, para conseguir un objetivo, para poner sobre la cancha un compromiso. Para eso sí tenemos licencia.

— ¿Ya definió la alineación para el viernes?

— Tengo un grupo de 26 jugadores, de los cuales tres no están (de momento, pues llegarán el lunes) porque están compitiendo afuera. Y para el primer partido contra Perú, salvo

Mojica y Chávez (por acumulación de tarjetas amarillas), cualquiera  de los otros 24 podrá estar en el equipo inicial.Lo que quiero decir es que aquí nadie tiene el sitio ganado. Hay jugadores que tienen más peso, tienen jerarquía, tienen pergaminos, pero con sólo eso no basta y ellos saben quiénes son porque yo se los he dicho.

— ¿Siente que hay expectativa en La Paz por verlo a usted nuevamente al frente de la selección? ¿Quiere mandarle un mensaje a esa gente?

— Siempre cuando uno es protagonista dentro del terreno de juego, en forma de entrenador o en forma de jugador, en primer lugar lo que hace es mandar un mensaje de agradecimiento a quien viene a la cancha, porque  venir a la cancha ya es para agradecer.

En segundo lugar, es un mensaje de responsabilidad, porque como protagonistas que somos tenemos la obligación de tratar de satisfacer a ese público, que seguramente va a mostrar su inquietud, su exigencia, su emoción. Habrá algunos que apoyen más, otros que serán más exigentes, pues eso va con el carácter de la gente. Pero forma parte de nuestro compromiso. Por eso, al público que venga y nos apoye y anime se lo vamos a agradecer eternamente y al que sea más exigente y por una razón u otra no apoye tanto, vamos a tratar de conquistarlo para que nos apoye.

Y con respecto a mí, es un orgullo, es una enorme satisfacción que la gente me haya recibido de la manera que me recibe. Y eso a su vez aumenta mi responsabilidad con ese público.

— ¿Se conformaría con ganar sin jugar bien?

— Algunos dicen que el fútbol es un juego de errores; otros, cuando marcan un gol, dicen que no se sabe si es acierto del delantero o fallo de la defensa. A veces se juega bien y no se gana, otras veces se juega mal y unas veces se gana. Pero no tenga duda que el mejor camino para ganar es jugar bien, porque estadísticamente, cuando un equipo juega bien, gana más veces que las que pierde. Por lo tanto, yo, si se diera el hecho de que jugamos mal y ganamos, obviamente no devolveré los tres puntos, pero mi trabajo ante el siguiente partido será mucho más fuerte para tratar de corregir las cosas que no hicimos bien.

En lo demás, que es acierto de uno o fallo del otro, yo en tono de humor suelo decir que eso es como las cebras: que muchas veces no sabemos si son blancas con rayas negras o negras con rayas blancas.

— ¿Cómo están los jugadores?

— Han captado los conceptos. Una gran mayoría, salvo dos o tres nuevos, ya han tenido una experiencia conmigo, ya sea para preparar el amistoso contra Guyana o el encuentro oficial contra Ecuador. Y tengo cada vez más complicidad con ellos. A veces basta que haga un gesto, y ellos ya saben lo que quiero. Pero de todas formas es una pregunta que los propios jugadores tendrían que responder mejor que yo. Ellos dirán si le entienden o no al técnico.

— Bolivia tiene presión para ganar este partido y si es así, ¿cómo la están asimilando los jugadores?

— Todo futbolista que es profesional y más  aquel que pertenece como profesional a una selección, si tiene miedo a la presión que se dedique a otra cosa. La presión forma parte de cualquier trabajo y uno tiene que saber que existe y manejarla. Lo que hay que hacer es prepararse al máximo y en eso obviamente estamos trabajando.

De lo que estoy convencido es de que aquí hay futbolistas que están trabajando con convicción, con unas ganas de crecer tremendas. El fútbol es un deporte de equipo, vamos a jugar once contra once, bolivianos contra peruanos. Y es en la cancha donde los jugadores van a demostrar, el viernes a las cuatro de la tarde, toda su categoría.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia