Fútbol

Dos amigos que en la cancha no se fijaban quién era el rival

‘Los clásicos siempre fueron peleados, nunca fueron amigables’. En The Strongest había jugadores de gran carácter; en cambio, en Bolívar eran más técnicos, de buen pie

Hito. El primer gol del clásico liguero. Luis Galarza se lanza a la izquierda y Troncone tira a la derecha.

Hito. El primer gol del clásico liguero. Luis Galarza se lanza a la izquierda y Troncone tira a la derecha. Última Hora.

La Razón (Edición Impresa) / Rafael Sempértegui / La Paz

01:02 / 26 de noviembre de 2014

Jorge Latini y Ricardo Troncone fueron adversarios en muchos clásicos del fútbol paceño y nacional. Pero también eran amigos. Había tardes que compartían el cafecito en el Club de La Paz, ahí en la esquina del Obelisco.Pero la amistad se quedaba fuera del rectángulo verde. Adentro era otra cosa.

Según Latini, “los partidos con Bolívar eran parejos, ellos tenían buenos jugadores, con buen toque, eran técnicos, de buen fútbol; nosotros algo de eso también teníamos, pero sobre todo mucho corazón, una gran actitud. Me acuerdo que en esa época ellos tenían a (Carlos) Aragonés, (Erwin) Romero y otros de buen pie, y con posibilidades de hacer un equipo bastante difícil de vencer. Los nuestros eran evidentemente menos técnicos, pero eso lo suplantábamos con mucha presencia física. En The Strongest siempre había esos jugadores de gran carácter. En todo caso los clásicos siempre fueron bien peleados, nunca fueron amigables”.

Para Troncone, jugar un clásico en esa época “era lo más importante que nos podía pasar, era lo más lindo. Creo que tuve la suerte, no sé si habrá otro jugador en una etapa del clásico, que mientras yo estuve en Bolivia entre 1976 hasta abril de 1980, jugué todos los clásicos oficiales, amistosos y los que hubo, mientras estuve allí no falté, incluso eso se apoyó con una publicación de un diario, que destacó esa figura poco antes de que yo me fuera”.

“Con Ricardo —cuenta Jorge Latini— teníamos una amistad especial y siempre luego de los partidos en la semana nos íbamos a tomar un café en el centro de la ciudad. Y ahí él tenía unos amigos que eran bolivaristas y le cargaban indicando que supuestamente él me tenía miedo; bueno, eran bromas. Aunque creo que por apariencia y temperamento no existían para mí los amigos. Defendía la camiseta del Tigre a muerte y en los clásicos iba con todo, no reconocía ni a mi hermano, me ponía muy tenso y bastante pesado para los marcadores rivales. Yo era el primer defensa, presionaba porque el Tigre era así y lo incomodaba a Troncone”.

“Claro —responde Ricardo Troncone—, Latini era el delantero a marcar en mi caso o en el de (José) Solórzano. Se daba eso (de las fricciones). Pero afuera éramos amigos, totalmente, era otra época. Nos encontrábamos en la calle, nos saludábamos y compartíamos un café. Recuerdo que Lucho Galarza me invitaba al cumpleaños de sus hijos y yo lo invitaba al cumpleaños de mis hijas, eso porque yo era amigo de Arturo Galarza y también quedó la amistad con Lucho”. ¿Si hoy volvieran a encontrarse qué harían? “Seguro que ir a tomar un café y recordar tantos momentos lindos”.

Al estadio iban 50.000 personas

Troncone

Ricardo Enrique Troncone Bernardis (Buenos Aires, Argentina, 24 de octubre de 1949) es el autor del primer gol en un clásico liguero. La primera vez que The Strongest y Bolívar jugaron en la Liga fue el 15 de enero de 1978. Él abrió la cuenta convirtiendo un tiro penal.

Latini

Jorge Carlos Latini Tasselli (Rosario, Argentina, 19 de septiembre de 1952) es el jugador que le dio la primera victoria a The Strongest en un clásico. Cuando el partido estaba 1-1, hizo el tanto para el 2-1 definitivo. “Creo que convertí unos 20 goles en clásicos”, dice.

Un técnico

“Hubo un entrenador que también hizo lo suyo pero sin hablar, sin lucir, sino con perfil bajo, era Ramiro Blacut, quien creo que fue uno de los primeros, si no el primero en implantar tácticas de juego y planteaba los partidos pensando en el rival” (Troncone).

El público

“Yo no recuerdo haber jugado un clásico con menos de 40.000 personas. Siempre se decía que a esos partidos y los de la selección iba al estadio una barbaridad de gente (por la cantidad), eran muy fanáticos y al margen eran partidos muy disputados, vibrantes” (Latini).

Están al tanto de sus planteles

El partido de hoy les atrae a los dos. Saben más de lo que uno se imagina sobre lo que pasa con The Strongest y Bolívar. Es que la red internet les permite estar al tanto. Por ejemplo, que la Academia puede ser único líder o que el Tigre se puede acercar a tres puntos.

“Mirá, me parece que no son los mismos (equipos) de la Copa (Libertadores). Cuando los vi en directo y de lo último que escuché eso me da la pauta para opinar que Bolívar en apariencia llega mejor, eso porque me apenó los muchos problemas que tuvo el The Strongest, el presidente detenido, el equipo que perdió puntos, la verdad es que escuchar esas cosas me apenó por el cariño que tengo, aunque ahora se recuperó y espero que salga de esa situación”, dice Latini.

Para él, “los equipos de The Strongest siempre se caracterizaron por sacar fuerzas de donde no hay, yo recuerdo que cuando más problemas teníamos, era cuando nos hacíamos más fuertes pese a los imponderables y eso lo hace peligroso al Tigre. Ahora Bolívar está más estructurado, sin problemas como su rival, pero habrá que ver quién aprovecha más lo suyo”.

Troncone está mucho más enterado: “Yo creo que el clásico lo puede poner a Bolívar en la puerta de un campeonato, porque sé que Oriente perdió el otro día, mientras que Bolívar sumó y ganando mañana (por hoy) sacaría tres puntos”. “Siempre sigo a mi equipo, y sé que después de la gran Copa Libertadores que hizo, cumplió una campaña con altibajos, erró bastante, además que le tocó jugar toda una rueda fuera de La Paz y eso es complicado, pero cosechó muchos puntos. Es un torneo que puede estar pura y exclusivamente para Bolívar si pasa el clásico”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia