Fútbol

Un amistoso con ‘taco’, chilena y lindas tapadas

En una definición por penales, Infantino se llevó la victoria

Marca. Borja se eleva y cabecea el balón ante la oposición de Palermo.

Marca. Borja se eleva y cabecea el balón ante la oposición de Palermo. Fernando Cartagena.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / Cochabamba

00:16 / 01 de abril de 2016

Un “taco” magistral de Marco Etcheverry, una chilena del argentino Martín Palermo y espectaculares atajadas del exarquero uruguayo Jorge Seré y de su colega boliviano Marcelo Torrico fueron lo más destacado del partido de fútbol que enfrentó ayer al equipo del presidente del Estado, Evo Morales, y del titular de la FIFA, Gianni Infantino.

El cotejo, que terminó 0-0 en los 60 minutos jugados (30 por lado), se definió en los penales disparados por los dos capitanes: Infantino no erró el suyo, mientras que Seré tapó el disparo de Evo, y el equipo del mandatario de la FIFA se llevó la victoria (0-1).

Unas 2.000 personas abarrotaron las instalaciones del pequeño estadio del Complejo del Club Aurora, cerca de la laguna Alalay. La gente quería ver no solo a Morales e Infantino, sino también a los demás exastros que estuvieron en la cancha: el brasileño Cafú, el argentino Pablo Aimar, el colombiano Faustino Asprilla, el español Fernando Hierro y los bolivianos Julio César Baldivieso y Carlos Fernando Borja, entre otros.

Seré, llamado Superman en sus tiempos de jugador por sus notables estiradas en la final de la Copa Intercontinental de 1988, que su equipo, el Nacional, obtuvo ante el PSV holandés, fue el más destacado de todos al desviar varios tiros con sello de gol y, en particular, el penal disparado por Evo.

En la recta final del encuentro, Torrico —quien ingresó en el segundo tiempo en vez de Leonardo Fernández— les ahogó el gol en una doble acción, con una estupenda reacción, primero a Infantino y luego a Palermo.

Etcheverry, a pesar de estar excedido en varios kilos, en la primera parte miró para un lado, pero pasó la pelota hacia otro con un “taco” (golpeando la pelota con el talón) que generó la ovación de la gente, aunque la jugada no fue bien definida por uno de sus compañeros. Además, el Diablo intentó algunos remates con su todavía estupenda zurda que tantas satisfacciones le dio cuando era jugador.

Palermo mostró su ambición goleadora al pegarle primero al balón de un toque tras un centro desde la derecha, aunque como respuesta recibió una buena atajada del arquero; y luego efectuó una chilena mandando la pelota cerca del marco. 

Infantino jugó los 60 minutos y le quedaron fuerzas para hacer el gol del triunfo, de penal. Ni por si acaso sintió la altitud. Y se agarró la cabeza cuando, tras definir, Torrico sacó la pelota que iba con destino a la red.

Morales tuvo más contacto con el esférico, tocó, abrió el juego y de tanto en tanto ejecutó remates buscando el arco. También estuvo de principio a fin derrochando energías y levantó los brazos y los llevó a la cabeza luego de que su tiro desde los 12 pasos le fuera atajado por Seré. La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) puso en juego un trofeo que lo alzó Infantino, como testimonio de la victoria en un partido que cerró la visita del nuevo jefe de la FIFA al país.

El número 9 de Gianni y el 10 de Evo

Rojo y verde

Los amigos de Gianni jugaron con indumentaria roja, el presidente de la FIFA fue su capitán y lució el número 9. El equipo de Evo estuvo de verde y Morales, también con el cintillo, se puso el dorsal 10.

Anfitrión

El Club Aurora fue el anfitrión del partido que se jugó en la cancha de su complejo deportivo. En el descanso entregó distinciones a Infantino y Morales, además de camisetas del equipo a los jugadores.

Recuerdos

El presidente Evo Morales también entregó recuerdos a los exfutbolistas internacionales (Seré, Hierro, Palermo, Ayala, Aimar y Asprilla) que acompañaron a Infantino.

Amigos

Julio Baldivieso actuó en el equipo de Infantino. Al final se encargó de trasladar al aeropuerto al exdelantero de Boca Martín Palermo, quien negó llamadas de la FBF para reemplazar al seleccionador.

Campeones

Tanto en la cena en homenaje a Infantino, el miércoles, como en el partido de ayer, estuvieron como invitados los exfutbolistas bolivianos campeones de 1963. Ayer se recordaron 53 años de ese título.

Los astros no pierden su talento

‘No me olvido del fútbol’: Cafú, exfutbolista brasileño

“Estoy muy contento por el cariño de la gente. El fútbol forma parte de mi vida y no puedo olvidarme de él, por eso cada que puedo estoy en actividad con la pelota”.

‘La pasamos muy bien con todos’: Martín Palermo, exdelantero argentino

“Participé de algunas jugadas, pero eso no significa que pueda volver a una cancha. Este partido fue de exhibición, de diversión y la pasamos muy bien con todos”.

‘Las cosas no se olvidan’: Marco Etcheverry, exfutbolista boliviano

“Ver a Hierro, Ayala, Cafú y otros en una cancha juntos es muy lindo. Quienes vinieron disfrutaron de tanta calidad porque las cosas que hicimos en el fútbol no se olvidan”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia