Fútbol

Es un buen negocio para la UC

Blooming y Católica empataron a un gol. En contra del celeste está el hecho de que tendrá que ir a definir el pasaporte a Santiago de Chile

Control. La gente de Católica cerró todos los espacios, como en la foto al delantero Hernán Boyero.

Control. La gente de Católica cerró todos los espacios, como en la foto al delantero Hernán Boyero.

La Razón, AFP, EFE / Ramiro Siles / La Paz

02:32 / 03 de agosto de 2012

Medio boleto perdido. Eso significa para Blooming el empate a un gol, anoche frente al chileno Universidad Católica, en el encuentro de ida por la Copa Sudamericana 2012 jugado en el estadio Tahuichi Aguilera de Santa Cruz.

Hay dos elementos que ponen al conjunto boliviano al borde de la eliminación, a falta de la revancha programada para el jueves 9: el haber cedido dos unidades y el gol que le hizo la UC como visitante, que puede llegar a definir el pleito.

Blooming tendrá que ir a ganar por cualquier marcador, o también le serviría un empate de dos a dos hacia arriba; en cambio, a la Católica le bastaría con una igualdad sin tantos para seguir en carrera. El primer tiempo fue extremadamente parejo, con ambos equipos celosos en la marca y, por lo general, imprecisos en el ataque. Así el juego se tornó hasta cierto punto tedioso con un ir y venir improductivo.

El local tuvo una incontrastable opción de anotar a los 40 minutos cuando el delantero Hugo Bargas recibió un balón metido por José Luis Chávez en el área rival y sacó un fortísimo derechazo que el arquero Toselli despejó con gran esfuerzo.

Toselli, que recién fue citado por el seleccionador de Chile para un partido de fogueo ante Ecuador, en Nueva York, el 15 de agosto, ya había destacado antes con un par de atajadas que llevaban impregnado el aroma del gol. Los 'cruzados' tuvieron sin embargo lo suyo, especialmente cuando Álvaro Ramos, a los 20, tuvo a su disposición una excelente oportunidad que desperdició rematando desviado.

Mientras los hombres del argentino Néstor Clausen desplegaron un gran esfuerzo en el campo, los del uruguayo Martín Lasarte mostraron un mayor oficio y un mejor despliegue, exhibiendo varias cosas interesantes especialmente en el ataque. Sin embargo, siempre queda la impresión de que le falta el centavo para el peso.

 Los chilenos se pusieron arriba en el marcador a los 58 minutos, cuando Álvaro Ramos descerrajó un derechazo a la parte baja del arco de Galarza. Un par de minutos más tarde, el juego volvió a equilibrarse con un gol de cabeza de Limbert Méndez, después de recoger un centro de tiro de esquina cuando Toselli, en el primer fallo del partido, salió en falso.

Los datos

Buena opción

La más clara opción de gol del equipo local en el primer tiempo estuvo a cargo de Hugo Bargas, quien recibió un balón metido por José Luis Chávez en el área rival y sacó un fortísimo derechazo que el arquero Toselli despejó con esfuerzo.

Entretenido

El segundo tiempo fue más movido y entretenido porque ya no hubo tanta marca y los jugadores tuvieron más libertad para moverse. De esa manera, aunque pocas, se crearon otras opciones.

El árbitro - bien

Julio Quintana dirigió sin apuros, de muy cerca, y no se dejó engañar con aquellos que intentaron fingir faltas dentro del área.

Destacado - Christopher Toselli

Fueron pocas sus intervenciones, pero determinantes y evitaron que Blooming consiguiera algún gol más en el Tahuichi.

Católica, por cuarta ocasión

El local

Blooming tiene una buena cantidad de encuentros ante planteles extranjeros en torneos de la Conmebol: 42 por Copa Libertadores, cinco por la Copa Sudamericana con el empate de anoche en el Tahuichi, y seis por la Merconorte que jugó en 2001.

El visitante

Fue la cuarta vez que Católica visita Santa Cruz en ocasión de un torneo internacional. Estuvo en 1984 ante Blooming, en 1997 frente a oriente, en 2000 con Blooming y en 2012 otra vez con el celeste de Santa Cruz. Además jugó con Bolívar, The Strongest y San José.

¿Eliminado?

En la Copa Sudamericana, Blooming participó dos veces (y por lo tanto esta es su tercera): en 2008, ante Olimpia de Paraguay, en 2009 ante River Plate de Uruguay, y en ambos casos fue eliminado en las primeras fases, algo que es muy probable que vuelva a suceder.

Un triunfo para cada uno y un empate

Blooming recibió por tercera vez al chileno Universidad Católica en un torneo internacional auspiciado por la Confederación Sudamericana, y por segunda vez no pudo ganarle. El celeste y la UC se enfrentaron por la Copa Libertadores en 1984 y 2000.

Hace casi 30 años, el equipo chileno ganó en Santa Cruz (1-2), y en la revancha se produjo un inesperado empate sin goles en la capital chilena Santiago. En la versión 2000, Blooming derrotó al conjunto santiaguino como local (3-1), pero cayó sin atenuantes en la vuelta, pues la Católica se imponía por cinco a cero cuando el partido fue suspendido por niebla a los 20 minutos del segundo tiempo.

Ayer comenzó otra historia con un empate (1-1) que favorece al conjunto visitante, por el punto obtenido y por el gol convertido, ya que en la vuelta, dentro de unos días, hasta le bastaría con un cero a cero para clasificarse a la siguiente instancia.

Cuesta arriba - Lorenzo Carri

Blooming irá a Santiago, dentro de una semana, con el lastre del empate, para enfrentar a una Católica que seguramente se moverá mejor, correrá menos y será, posiblemente, más peligrosa en ataque.

Claro que nadie le quitará a los celestes la esperanza de hacer el partido del mes: aunque el técnico Clausen (sigue siendo una pila de nervios) deberá arreglar algunas cosas en defensa —conviene revisar el video—, tener paciencia con Loaiza, y resolver ese cóctel de delanteros, de sabor indefinido.

Soportamos un primer tiempo para el olvido. O casi. Porque a los 41 minutos se produjo la única jugada clara de gol, y fue para Blooming.

Hugo Bargas recibió un pase, se acomodó sobre la marcha, remató con fuerza, y solamente el esfuerzo de un arquero de primera línea como es Toselli pudo impedir el tanto. Antes y después de eso, los dos corretearon a su gusto, chocaron con frecuencia, llegaron pocas veces a las áreas con verdadero peligro y dejaron todo para la segunda etapa.

Aunque, seamos sinceros, el segundo tiempo no fue nada novedoso, y se animó, en dos o tres minutos de otro cotejo, con un gol para cada lado. Vertiginoso el de Universidad Católica, con un pase inteligente de Ríos, Ramos que superó a Méndez, y solo frente a Galarza definió con seguridad.

Sorpresivo el empate de Blooming, porque tras un córner desde la izquierda, se produjo una salida tardía del arquero Toselli —cuestión de décimas— y Limbert Méndez se desquitó del mal rato que había sufrido dos minutos antes.

Después, todo volvió a la normalidad. Loaiza, Boyero y Sacripanti, convocados para el cambio de Blooming, influyeron a medias. Siguió el correteo, el pelotazo frecuente hacia arriba, y en ese baile alocado estuvo a punto de sacar provecho el equipo visitante.

Pobre el cotejo, escaso el resultado para Blooming y bueno para el equipo “cruzado”. Pocas figuras para señalar, pero se me ocurre citar a Verduguez (ya era hora, gracias Azkargorta, de que volviese a la selección) por lo que marcó y trató de generar.

Lorenzo Carri es periodista y estadístico.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia