Fútbol

El cambio le cuesta caro a Bolivia

Baldivieso barrió con la selección de la Copa, puso otra y se topó con derrotas

Civismo. Los jugadores del seleccionado nacional entonan el himno boliviano en el estadio Hernando Siles.

Civismo. Los jugadores del seleccionado nacional entonan el himno boliviano en el estadio Hernando Siles. Miguel Carrasco-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

01:05 / 16 de octubre de 2015

Volver casi cenizas a la selección nacional que jugó la Copa América Chile 2015 para afrontar con otro equipo las eliminatorias para el Mundial Rusia 2018 le costó caro al nuevo entrenador de la Verde, Julio César Baldivieso: el resultado es una doble derrota, frente a Uruguay en La Paz y ante Ecuador en Quito, ambas por el mismo marcador (2-0).

La campaña nacional en el camino premundialista de entrada ha sido lapidaria. Si antes de que comience la competición era difícil hallar opiniones que le den a Bolivia alguna posibilidad de obtener la clasificación, ahora es casi imposible. Un sondeo que realizó Señor Fútbol de La Razón entre periodistas de toda Sudamérica semanas antes dio como conclusión de que ninguno le daba opción a Bolivia al menos para pelear por el quinto lugar que servirá para ir a un repechaje.

El exfutbolista Ricardo Fontana fue contundente: Bolivia no tiene ninguna chance. Lo dijo antes de que comience la campaña. Y al día siguiente de la derrota contra Uruguay, el presidente de Bolívar, Guido Loayza, señaló que se le está “vendiendo humo” a la gente y preguntó si a este paso Bolivia le podrá ganar a alguien en La Paz.

Contra todo ello, el discurso de Baldivieso tiene que ver con el recambio. El entrenador se atribuye el hecho de haberse “atrevido” a modificar la lista sustancialmente. Y es que de los 23 jugadores que fueron a la Copa América, donde Bolivia accedió a cuartos de final luego de casi 20 años (empató un partido, ganó otro y perdió los dos restantes), solo quedaron nueve entre los 30 que manejó Baldivieso.

De esos nueve, apenas tres fueron titulares en los dos partidos jugados: Edward Zenteno, Wálter Veizaga y Jhasmani Campos. Otros tres alternaron entre un cotejo y otro, y dos no estuvieron ni un minuto. En los dos partidos, Bolivia mostró dos caras diferentes.

Por primera vez en la historia, Uruguay le ganó en La Paz. Eso tuvo que ver con la imagen de una selección sin jerarquía, falta de oficio y nada de fútbol. “Al ser un equipo nuevo hizo que no tuviera muchos tipos de ataque. Si bien dominó mucho la pelota, Uruguay dominó el partido, lo manejó como quiso”, fue la opinión del entrenador boliviano Sergio Apaza.

Para jugar contra Ecuador, Baldivieso cambió el “dibujo” táctico: de 4-4-1-1 pasó al 5-4-1. El resultado fue un conjunto con entereza y luchador, pero además con idea táctica para defender. Su apuesta fue al cero y estuvo a punto de lograrlo. No tuvo, en cambio, casi nada de ataque. El propio Apaza opinó que el sistema defensivo planteado tuvo sus aciertos, en especial el control sobre jugadores desequilibrantes de la selección de Ecuador.

¿Qué conclusión salió de ambos encuentros? Que Bolivia aún no sabe atacar y que mejora si se trata de defender —como lo hizo con cierto orden en el Atahualpa—. Sin embargo el resultado es el mismo: dos derrotas, cero puntos, cuatro goles en contra y ninguno a favor.

“No soy mago, soy técnico. Con 15 días de trabajo este grupo hizo frente a dos monstruos del fútbol mundial”, declaró Baldivieso. Ahora se ha propuesto que los resultados sean buenos a partir de los siguientes partidos de las eliminatorias: el 12 de noviembre contra Venezuela en La Paz y el 17 frente a Paraguay en Asunción.

Los datos

Van tres

La “era Baldivieso” ya tiene tres partidos: una derrota ante Argentina en un amistoso por 7 a 0 y otras dos en encuentros oficiales de las eliminatorias mundialistas, ante Uruguay y Ecuador, ambas con el mismo marcador (2-0).

Los goles

La otra parte de ésta aún corta campaña está en los goles: Bolivia ha recibido 11 en esos tres partidos y no ha convertido ninguno.

Los más jóvenes quedaron al margen

Hubo en la lista de Julio César Baldivieso dos futbolistas menores de 20 años que lograron bajar el promedio de edad del grupo de 30 convocados, sin embargo no fueron útiles para otra cosa porque no los tomó en cuenta en ninguno de los dos partidos premundialistas jugados en octubre.

De ellos, otra vez vino en vano (léase para no jugar) desde Italia el mediocampista Sebastián Gamarra (18 años). El jugador, capitán del equipo Primavera en el Milan, estuvo desde el inicio de los entrenamientos en La Paz, fue convocado para los dos encuentros, ante Uruguay y Ecuador, pero no entró en ninguno de ellos. Tampoco jugó en la Copa América, a pesar de que estuvo en la lista definitiva.

Más posibilidades de jugar tenía Erwin Saavedra (19), de Bolívar, que en las prácticas previas al primer encuentro en La Paz estuvo alternando en el probable equipo ; sin embargo, a la larga Baldivieso optó por Juan Carlos Zampiery. De paso, Saavedra ni siquiera fue tomado en cuenta para la delegación que viajó a Ecuador y quedó desafectado. El futbolista, titular en la Academia, acumuló algo de experiencia jugando partidos de Copa Libertadores de América con su equipo.

En un principio, Baldivieso convocó a una selección con un promedio de edad de 25,4 años, que subió ligeramente con algunos cambios que hizo en la nómina. Pero en el partido frente a Ecuador, el promedio de los titulares fue de 28. Contra Ecuador, con los varios cambios que hizo, ese promedio bajó ligeramente a 27. El más joven de todos fue Jorge Enrique Flores, quien debutó con 21 años cumplidos.

Oscar Sanz: ‘Debe haber una idea futbolística’

“Venir a jugar al Hernando Siles debe ser un duro desafío para cualquiera de los rivales y Bolivia debe hacer prevalecer esa condición de local; sin embargo, para que sea inexpugnable hay que hacer que la selección cuente con un equipo con capacidad de juego, con una idea futbolística y que tenga mucha dinámica”. (Oscar Sanz es entrenador)

Marcos Ferrufino: ‘No podemos experimentar’

“Se dice que se está haciendo un proceso y no está bien plantear así las cosas, porque los procesos se realizan antes, en los equipos o en las selecciones menores, no podemos experimentar en la selección mayor. Julio es un gran profesional, es un gran entrenador, pero debe aprovechar bien esta oportunidad”. (Marcos Ferrufino es entrenador)

Néstor Clausen: ‘Vi una personalidad interesante’

Rescato la entrega y la presencia de los futbolistas que jugaron estos partidos, en muchos vi una personalidad interesante y un desempeño individual también. Ahora, los resultados fríos no fueron los mejores y están ahí. No sé qué más se podría decir, ésa es la realidad de nuestro fútbol, es lo que tenemos”. (Néstor Clausen es entrenador)

Víctor Hugo Antelo: ‘Deben estar los mejores’

“Esto es como en el cacho, Bolivia jugó dos partidos y en ninguno sumó puntos ni marcó goles. Lo que se ve se anota. El fútbol es de resultados, hechos y no demagogia. No se puede decir que en la selección se está haciendo un proceso, no hay eso, en la selección deben estar los mejores”. (Víctor Hugo Antelo es entrenador)

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia