Fútbol

De una canchita a un estadio

En 1956 comenzó la historia, fue cuando el entonces sargento Javier Ruiz tuvo la iniciativa de emplear un terreno para jugar al fútbol. Desde entonces fue creciendo

Reducto. El estadio Orlando Quintana de Caranavi de a poco va tomando forma. Los trabajos continúan sin pausa. La obra bruta ya está terminada y ya se realiza la obra fina.

Reducto. El estadio Orlando Quintana de Caranavi de a poco va tomando forma. Los trabajos continúan sin pausa. La obra bruta ya está terminada y ya se realiza la obra fina. Pedro Laguna.

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

02:10 / 02 de octubre de 2015

Un sueño que comenzó en 1956 está a punto de hacerse realidad. Falta muy poco para que Caranavi, en los Yungas de La Paz, cuente con uno de los estadios más modernos a nivel provincial. Cuando esté acabado, el Orlando Quintana tendrá capacidad para unas 15.000 personas, además de una pista atlética de ocho carrilles. El monto asignado para su construcción es de unos Bs. 21 millones.

Hace 59 años, el batallón Román Segundo de Ingeniería se asentó en Caranavi y eligió el sector de Cacahual para trabajar con los conscriptos en la instrucción. El terreno era colindante con el río Yara. El entonces sargento Javier Ruiz, recién egresado, fue enviado para desarrollar su labor militar.

De él nació la idea de primero crear una planicie que sirviera de pequeña cancha, luego se procedió a la ampliación del terreno y se diseñó una cancha de fútbol con la ayuda de los conscriptos y de la maquinaria del batallón, dejando un campo de juego con medidas reglamentarias. Con el transcurrir del tiempo fue construida una tribuna, pero ahora está a punto de convertirse en un magnífico escenario.

Ruiz jugaba al fútbol, le decían Pajarito, era hábil y rápido con la pelota y se desempeñaba como puntero derecho. Hoy ve que aquello que comenzó “ya es una hermosa realidad”. “La idea era tener una canchita para practicar el fútbol, organizábamos torneos con la participación de equipos de la población y comunidades aledañas, incluso luego se sumó la representación de la Fuerza Aérea con una unidad acantonada en ese sector”.

El batallón Román Segundo de Ingeniería ingresó a la zona en agosto de 1956, cuando el camino carretero solo llegaba hasta Santa Ana de Caranavi. “Era una senda, entonces a orillas del río Yara instalamos el campamento para también ayudar a la ejecución del camino hasta que llegase a la población”.

Con los conscriptos “encontramos un espacio en el sector del Cacahual para adecuarlo a fin de pasar instrucción, pero vimos que podíamos contar con una cancha de fútbol, así que le solicitamos al comandante, el teniente Armando López Zelaya, que nos prestase la maquinaria, dio la orden y empezamos los trabajos con una motoniveladora, incluso recuerdo que rompimos en pleno la cuchilla de esa máquina”. López fue nombrado el primer presidente de la Asociación de Fútbol de Caranavi y Ruiz, el secretario general.

“Entonces invitamos a las cooperativas y comunidades, además de equipos de la población al primer torneo. Participaron Chaco Petrolero, Wilstermann, Santa Fe, Alcoche, Corpus Christi, Comando de Ingeniería, la representación de la Fuerza Aérea, intervinieron alrededor de 15 equipos. Ahí nos dimos cuenta de que se necesitaba una grama, por lo que decidimos sembrar. Con los soldaditos, machete en mano, empezamos a hacerlo como se siembra el arroz, es decir metro a metro que se extendió rápidamente, las lluvias ayudaron a que brotara y tuvimos un lindo terreno de juego con un hermoso césped”.

Cuando el río se desbordaba el agua se entraba cubriendo una parte del terreno de juego, había que esperar que se secara para volver a jugar. “Así lo mantuvimos durante los 18 años que permanecí en Caranavi. De ahí me fui en 1972 por el cambio de destino, pero fue el lugar donde conocí a mi esposa Elsa Valdivia, tuvimos tres hijos en Caranavi (Rosmery, Juan y Janett) y una en Coroico (Margarita)”.

Hoy los tiempos son otros. Aquella idea de hacer una canchita se ha mejorado de a poco y ya está virtualmente construido “un lindo estadio, con todas las comodidades, es un escenario moderno que servirá mucho para la práctica del deporte”.

El paso de figuras

Renombre

En la cancha de Caranavi jugaron futbolistas profesionales: Tito Montaño, Ricardo Fontana, Fernando Salinas, Roberto Brunetto, Miguel Aguilar, Marcos Ferrufino, Américo Díaz y Juan Farías.

El lugar

Caranavi (provincia Caranavi) cuenta con 13.000 habitantes y está a 150 kilómetros de La Paz, a 600 metros sobre el nivel del mar. Tiene 22 establecimientos educativos.

Profesionales

En ese escenario hicieron sus primeras armas varios jugadores que llegaron al fútbol profesional o a equipos de las asociaciones. El más reconocido fue el guardameta Gustavo Gois de Lira.

‘Quisiera tener 19 años para volver a jugar’

Edilberto Prince Santander era arquero. Llegó a La Paz tras el descenso de Bolívar en 1964, proveniente de Potosí, de la localidad minera de Uncía. Jugaba en el Racing de Siglo XX. Vino con Wálter Costas para probarse en la Academia, pero a su llegada a La Paz un amigo lo invitó a conocer Caranavi y el joven aceptó. Ahí se hizo popular por su juego, que cautivó, entre otros, a la cúpula de militares de la Fuerza Aérea.

En ese tiempo había convocatoria a los jóvenes para el servicio militar obligatorio y como él se encontraba en edad fue reclutado, así que no pudo volver a la cita con la Academia.

“Me enamoré de este lugar al que llegué en camión, jugué, me reclutaron en el Ejército y nunca más pude irme a probar ni a Bolívar ni a ningún equipo de la Asociación. Jugué muchos torneos, fui seleccionado de Caranavi para los Interyungueños, y lo que no pude hacer a nivel profesional con Bolívar lo logré aquí porque pude enfrentar a delanteros de la talla de Juan Américo Díaz, Juan Farías, Remberto González, que visitaron el pueblo y jugaron. Aquí hice mi familia, ya vivo 51 años y soy un yungueño de cepa”.

Ahora ve cómo esa canchita de fútbol está por convertirse en un moderno estadio. “Cómo no vamos a estar felices, pronto lo vamos a estrenar. Quisiera tener 19 años para volver a jugar y mostrar mi capacidad, pero el tiempo pasó y solo voy a poder ver jugar a los jóvenes que tienen condiciones y talento”, dice Santander.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia