Fútbol

Un choquito que se lucía de niño

Ascenso Juventud, actitud, talento, disciplina y convencimiento son los factores que permitieron su crecimiento

Alejandro Chumacero junto al argentino Antonio Vidal González a fines de los 90.

Alejandro Chumacero junto al argentino Antonio Vidal González a fines de los 90.

La Razón / Rafael Sempértegui

00:00 / 18 de junio de 2012

El niño de la melena rubia comenzó a tomar la figura pública en los entretiempos de los partidos de Liga que disputaba The Strongest en el estadio Siles. Formando parte de los equipos infantiles del Tigre, Alejandro Chumacero hacía demostraciones y piruetas con el balón. De esa forma comenzó a ser reconocido como el ‘Choquito’ atigrado.

“Claro que me acuerdo, y eso me trae a la cabeza tantos momentos bonitos, por eso digo que todos los años que estoy en el club son especiales. Son tantas personas las que me apoyaron a las que tengo que agradecer. Son muchas las que me ayudaron a surgir y por eso mismo les quedo agradecidos a todos”.      

En su paso por las divisiones menores hasta llegar al equipo profesional, no todo fue color de rosa. Recuerda que sus ingresos económicos comenzaron con apenas 50 dólares que le alcanzaban para pagar el pasaje del minibús desde su domicilio hasta el barrio de Achumani.

“Como todo a veces cuesta en la vida, fueron esos momentos los más difíciles, pero luego fue mejorando cuando ya fui parte del primer equipo. Lo bueno es que (los dirigentes) empezaron a reconocer el esfuerzo y la entrega para hacer bien las cosas”.

Todavía recuerda ese sábado en el que por primera vez se entrenó con el equipo profesional del Tigre. Después de lucirse en las divisiones menores, el entonces director técnico Óscar Luna lo citó para la práctica.

A Alejandro Chumacero la vida le regaló un reto enorme cuando le tocó ser padre de familia bastante joven, a los 15 años recién cumplidos.“Se dio así, por eso trato también de prepararme lo mejor. Pienso que sigo aprendiendo de mis papás y sigo siendo una buena persona”.Antonio Chumacero y Elizabeth Bracamonte son sus padres, y es el hermano menor de Gonzalo, Nelson y Christian.

Chumacero está casado con Joyce Roca y ambos tienen dos hijos: Miguel Alejandro (5) y Saúl Esteban (11 meses).“Como papá trato de ser espectacular, porque pienso que si educo lo mejor posible a mis hijos, ellos serán personas de bien, que en el futuro van a saber lo que quieren hacer”.

A sugerencia de su amigo y excompañero Percy Colque, desde 2009 asiste a la iglesia Evangélica, por eso envía un mensaje de cariño y paz para todos. ‘Chumita, tienes mucha historia en el Tigre’, le dijo EscobarEste exitoso obrero de bajo perfil no se considera símbolo de The Strongest, porque tiene una forma distinta de ver las cosas, sin embargo, quienes sí destacan su imagen y referencia en el Tigre son otros emblemáticos del club, como el actual capitán Pablo Escobar y el brasileño Sandro Coelho Leite, que fue jugador y entrenador atigrado.

Chumacero cuenta que uno de los actuales jugadores del equipo que más le exige y regaña si las cosas no andan bien es precisamente Escobar, quien además en la intimidad de las concentraciones le hace recuerdo que es un destacado jugador.

“Como capitán que es Pablo, siempre me aconseja muchas cosas y me dice que yo tengo que subir mucho más, porque tengo mucha historia atigrada y eso a veces me obliga a mejorar, siempre mejorar y me dice que aún no tengo techo, que no tengo límites”.

El volante asegura que lo más importante es que el club haga historia, porque así todos ganan y se benefician.Por su parte, el excapitán Sandro Coelho sostiene que Chumacero es uno de los futbolistas con mejor proyección, pero también es un referente en filas stronguistas.

“Es un caso único que ojalá pueda repetirse y multiplicarse, porque es un talento profesional, cien por ciento responsable”, opina el brasileño.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia