Fútbol

‘Los códigos ya no se respetan’

Antes, los códigos del fútbol se respetaban. “Lo que pasaba en la cancha se quedaba en la cancha”, recordó el notable exgolero Luis Esteban Galarza. En cambio, ahora hay cosas que se divulgan después del partido.

Clásico. Alejandro Mancilla (centro), Escobar y Callejón enfrascados en una discusión en el Siles.

Clásico. Alejandro Mancilla (centro), Escobar y Callejón enfrascados en una discusión en el Siles. Foto: Pedro Laguna-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Rafael Sempértegui, Marcos Bonilla / La Paz

00:00 / 28 de febrero de 2014

Antes, los códigos del fútbol se respetaban. “Lo que pasaba en la cancha se quedaba en la cancha”, recordó el notable exgolero Luis Esteban Galarza. En cambio, ahora hay cosas que se divulgan después del partido.

“En mi época, terminaban los 90 minutos y después todos éramos amigos, sean árbitros o jugadores. Hoy salen las cosas que se dicen: ‘esto me dijo, esto no me dijo, este me pegó, el otro no me pegó’”.

Los insultos, las fricciones entre jugadores y árbitros fueron, son y serán moneda corriente “aquí y en la China” —según una vieja frase futbolera—. Y los problemas que hubo en Sucre el domingo entre jugadores y el cuerpo técnico atigrado con el juez Raúl Orosco, en el partido que Universitario derrotó al Tigre (3-1), han reavivado la polémica.

Según el notable golero y símbolo atigrado de las décadas de los años 70 y 80, lo que ha cambiado son precisamente los códigos del fútbol, que no están escritos, pero sí están establecidos, y “que ahora ya no se respetan como antes”.

En su época de jugador también las ofensas eran frecuentes: “Cornudo”, “andá a robar a otro lado”, incluso “te sacaban a tu hermana, a tu mamá, pasaban muchas cosas; pero terminaba el partido y no pasaba nada. También lo que pasaba en los vestuarios moría ahí”.

El domingo, en Sucre, Orosco expulsó a cinco jugadores, tres de The Strongest y dos del local, y también al director técnico gualdinegro, Eduardo Villegas.

Los atigrados —desde su presidente Kurt Reintsch, cuerpo técnico y plantel de jugadores— denunciaron “abusos” de Orosco, insultos racistas, y también que desde hace unos años intenta perjudicar al club siempre que puede.

El árbitro cochabambino, uno de los siete que tienen insignia FIFA en el país, negó la versión de los atigrados y, por el contrario, dijo que él fue víctima de las agresiones verbales y así lo registró en su informe posterior al partido, como también declaró en Cochabamba.

“He visto lo que estaban quejándose”, dijo Galarza e insistió en que lo que sucede en la cancha debe quedarse ahí; “pero ahora eso se terminó. Yo pienso que los códigos del fútbol  hay que respetarlos”.

Para ello contribuyen en gran medida los periodistas, que en el afán de no perder ningún detalle de los líos que se arman en nuestras canchas, insisten hasta obtener una respuesta.

Señor Fútbol consultó a futbolistas de varios equipos de la Liga, quienes han corroborado que los insultos, las agresiones verbales, sin importar de qué calibre sean, se dan en el fútbol de una y otra parte.

Pablo Escobar, el capitán de The Strongest, admitió que “nosotros (los jugadores) no somos santos, pero cuando ello ocurre, somos sancionados. Ellos (los árbitros) tienen la posibilidad de sancionarnos, de expulsarnos, de dejar a nuestro equipo con un jugador menos; pero nosotros no podemos sacar al árbitro y jugar sin árbitro”.

También recordó que hace un par de años fue víctima de insultos de un juez de línea, por su condición de extranjero.

Los datos

De todo.

Wálter Flores, jugador de Bolívar y uno de los futbolistas que más veces ha sido expulsado, dijo que no todos los árbitros actúan de la misma manera. “Hay de todo, buenos y malos”.

Trato.

Más de un jugador reconoció que las actitudes de los árbitros están condicionadas al trato que dan los jugadores; aunque existen algunos “soberbios”.

‘No todos son iguales’

El golero de The Strongest Daniel Vaca, uno de los protagonistas de los incidentes del anterior domingo en Sucre y que criticó las actitudes de Raúl Orosco, expresó que existen árbitros que tienen actitudes para reprochar; “pero no todos son iguales, así que no podemos meter a todos en la misma bolsa, pues confiamos en su trabajo”.

Lamentó que existan problemas con Orosco, pero aclaró que no son solamente del fin de semana: “Desde el 2011 nos viene perjudicando, no sabemos los motivos por los que se agarró con nosotros”.

Al margen de los inconvenientes con el juez cochabambino, manifestó que hasta ahora no ha sido agredido verbalmente de manera dura por ningún árbitro, más allá de los cruces de palabras comunes en los partidos; pero sí ha escuchado insultos contra sus compañeros y rivales dentro de una cancha de fútbol.

Otros jugadores como Sacha Lima, Marcos Barrera, Didí Torrico (The Strongest); Wálter Flores, Ronald Eguino, Nelson Cabrera (Bolívar); Alejandro Bejarano (Aurora), Carlos Lampe (San José), Federico Elduayen (Guabirá), Leonel Morales (Real Potosí) y Luis Liendo (Sport Boys), también han coincidido en que no recibieron insultos; “aunque de muchos árbitros hay que aguantar tonos fuertes cuando se dirigen a los jugadores”.

Vaca indicó que en el caso de Orosco “se para y saca la mano para empujarte, lógicamente yo no iba a ir a chocar, porque después nos dan 20 partidos o 40, como le pasó a (el golero) Carlos Arias”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia