Fútbol

Los custodios en Achumani y Vico, la vicuña que trajo éxitos

Es como la madre de los jugadores, porque en cada concentración y entrenamiento siempre está en el Centro de Concentración desde hace más de dos décadas, se trata de María Mendoza, la encargada de la atención a los jugadores y a quien el plantel considera una más del grupo.

La Razón (Edición Impresa) / Rafael Sempértegui / La Paz

00:00 / 17 de diciembre de 2012

Junto a ella se suma su esposo Ángel Aguilar, quien cuida los predios del estadio Rafael Mendoza en Achumani y también es otro testigo del quehacer diario de los jugadores, aunque nunca olvida una frase que el finado Max Ramírez le dijo: “Ángel tú no tienes por qué hablar de los jugadores. Nada debes opinar de los futbolistas”. Por eso, él se exime de no citarlos para nada.

La pareja es muy apreciada y querida por el plantel de jugadores y el cuerpo técnico y es considerada parte del equipo de trabajo de los atigrados.Sin embargo, Mendoza añadió y destacó que a este equipo se sumó la vicuña Vico, quien trajo fortuna al club, porque desde que vive en Achumani hace dos años, se dio la seguidilla de títulos del equipo.

Recordó que no se trata de un animal más, sino que al igual que la chayñita, el cóndor y el tigre, es un símbolo más del club.María Mendoza de Aguilar asegura que está en el Complejo desde hace 32 años, 10 como concesionaria y 22 trabajando de manera directa.

“Estoy desde 1980, cuando se había terminado de construir el complejo y desde entonces lo cuidamos como si fuera nuestra casa, por el cariño y afecto. Pasamos muchos, pero muchos momentos gratos, pero creo que el actual es el más hermoso, ojalá que siga así”, explicó doña Mary, tal como la llaman.

Por su parte, Aguilar —o don Ángel como le llaman—, es uno más de los custodios de la cancha. “No sólo somos nosotros, sino somos más trabajadores en el complejo, pero los jugadores nos dan mucho cariño y eso nos hace sentir bien”, aseveró Aguilar.

Con relación a Vico, es una vicuña macho de tres años que vivía en una estancia del altiplano, pero tras la posesión de Kurt Reintsch se la trajo a Achumani y desde entonces el Tigre no dejó de parar y salir campeón.

Algunos detalles que ocurren

Transcurso

María Mendoza dice que vio a jugadores muy jóvenes y con los años ahora son entrenadores.

Lágrimas

Cuando recuerda algunos hechos, Mendoza se emociona hasta las lágrimas. Uno de ellos es el caso de Óscar Sánchez.

Ya sabe

Vico está habituado en Achumani. Cuando el plantel practica, se sale de la cancha y cuando los jugadores se van, la vicuña vuelve a la cancha.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia