Fútbol

‘Esto del descenso tiene que terminar’

David de la Torre

Sensación. El equipo de Real Mamoré estuvo invicto cinco partidos en el torneo Clausura. Del último lugar ha saltado a los primeros planos del fútbol liguero.

Sensación. El equipo de Real Mamoré estuvo invicto cinco partidos en el torneo Clausura. Del último lugar ha saltado a los primeros planos del fútbol liguero.

La Razón / Jaime Ayllón

00:00 / 05 de marzo de 2012

David de la torre es el técnico de Real Mamoré, el club revelación del torneo Clausura. Ve con optimismo el futuro, pues está seguro de que se salvará el descenso directo y cree que también del indirecto; por eso ya se ilusiona con clasificar al equipo a un torneo internacional.

— ¿Cuál es el secreto para que Real Mamoré sea protagonista del actual torneo?

— Considero que el orden táctico con el cual él está jugando partido a partido. Ese aspecto es importante, lo mismo que la comunión dentro del grupo. Creo que todos entendimos que lo que se viene haciendo tiene que ser en beneficio del grupo y del club, más aún para salir de la incómoda situación en la que nos encontramos, y lograr que la institución se mantenga en el ámbito profesional. Vamos por buen camino y ése es un buen aliciente.

— ¿Influyó el hecho de que reforzó el  plantel con jugadores que conoce bien?

— Sin duda, sirvió de mucho, porque los que llegaron ya conocen mi manera de trabajar y el sistema táctico que manejo. Ellos se sumaron a los jugadores que quedaron y a quienes también los tuve en una anterior etapa, cuando dirigí diez partidos. Entonces, más o menos todos nos conocemos.

— ¿Cómo era el anterior Real Mamoré y cómo es el de hoy?

— Se mantuvo la base del campeonato pasado, sumamos a varias de las nuevas incorporaciones para hacer un juego más equilibrado y ofensivo; aunque falta implementar algunos conceptos, que lo haremos paulatinamente porque esto es un proceso.

— ¿Cuánto influyó que ahora el club esté al día en los salarios de los futbolistas?

— Mucho, el hecho de que el plantel tenga la tranquilidad en la parte económica influye demasiado, porque motiva. Felizmente se están teniendo buenas recaudaciones y aquello es importante. Ahora también trabajamos en la parte mental, les indicamos que esto debe terminar ya que hace tres años estamos sufriendo en esta situación de la zona baja. Debemos hacer las cosas diferentes y lo haremos sólo con trabajo. Tenemos buena relación, somos buenos amigos y sobre todo tenemos confianza mutua, lo que repercute  en la producción.

— ¿El equipo está en el nivel futbolístico que usted desea o puede dar más?

— Todavía nos falta, se puede mejorar mucho, no obstante de que partido a partido se ha visto evolución y crecimiento. La idea es seguir progresando en cada entrenamiento, quiero mecanizar más los movimientos coordinados que se deben tener, hallar más contundencia; pero, reitero, que todo esto es un proceso.

— ¿Cuán posible es salvarse del descenso directo?

— Hablé con los dirigentes y les dije claramente que del descenso directo nos vamos a salvar, porque confío en el plantel que tengo y en el trabajo que desarrollamos. No solamente vamos a salir de esa situación, sino el objetivo es estar arriba, peleando una clasificación para un torneo internacional, y para ello debemos ser imbatibles en Trinidad.

— ¿Hay mucha diferencia entre el balompié mexicano y el boliviano?

— Sí, hay mucha, y radica en la formación que se realiza. En lo técnico aquí hay gran capacidad y talento, pero en lo físico existe una gran carencia  porque los chicos  no tienen la educación física que se debe impartir desde el colegio. En los clubes de las asociaciones no se trabaja adecuadamente, como debe hacerlo un atleta de alto rendimiento. En cuestión al orden táctico, hay diferencias, allá son muy ordenados, se procura tener la pelota, acá hay equipos muy desordenados, por ello nosotros hacemos énfasis en el orden táctico.

— ¿Entonces, cuál es el nivel del fútbol boliviano?

— Si somos realistas, hay que mejorar especialmente la labor con los jóvenes, creo que debemos enfocarnos más en la formación de los jugadores que es el gran problema. Los técnicos de los clubes profesionales estamos careciendo de esos futbolistas formados, por eso la selección tropieza con ese problema de no contar con renovación.

Se tiene que trabajar desde los 12 años, porque a esa edad se empieza a enseñar los fundamentos e ir preparándolos año a año, para que cuando lleguen al profesionalismo conozcan y dominen los fundamentos básicos y puedan desarrollarlos al 100%.

— ¿Y qué se debe hacer para tener una buena base de formación?

— Debe haber más organización en los clubes, en lo relacionado a sus fuerzas básicas o menores. Deberían haber más cursos de capacitación y una escuela de técnicos que esté enfocada a la formación de los jugadores.

Los clubes deberían buscar gente capacitada en esas  áreas, porque es distinto ser un técnico profesional que ser uno de formación. La tarea de formación es más difícil. Tenemos que abocarnos  a este tipo de procesos para que a largo plazo vengan los frutos, si no, seguiremos así.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia