Fútbol

El día más triste de Bolívar

Fue el día más triste de la historia del club Bolívar, ése que nunca uno lo quisiera vivir, pero que le tocó al celeste. Aquél 29 de diciembre de 1964, hace exactamente 50 años, el equipo caía en el viejo estadio Hernando Siles a manos de Universitario, que le ganó 2-1, y descendía por primera y única vez.

El argentino de Bolívar, López, remata ante la marca de Villarroel y Ledezma, volante y defensa de Universitario respectivamente. Foto: Ángel Illanes

El argentino de Bolívar, López, remata ante la marca de Villarroel y Ledezma, volante y defensa de Universitario respectivamente. Foto: Ángel Illanes

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

00:00 / 29 de diciembre de 2015

Fue el día más triste de la historia del club Bolívar, ése que nunca uno lo quisiera vivir, pero que le tocó al celeste. Aquél 29 de diciembre de 1964, hace exactamente 50 años, el equipo caía en el viejo estadio Hernando Siles a manos de Universitario, que le ganó 2-1, y descendía por primera y única vez.

Hoy, la Academia del fútbol boliviano es el club más laureado del país. Aprendió de aquel tropiezo y cuando volvió al profesionalismo, apenas un año después, con la llamada y recordada “Operación retorno”, fue para hacerse más grande.

La historia cuenta que en 1964, mientras Bolívar descendía, su rival de toda la vida, The Strongest, se proclamaba campeón.

Era el torneo de Primera A de la Asociación de Fútbol de La Paz (AFLP) con ocho equipos: The Strongest, Bolívar, Municipal,  31 de Octubre, Unión Maestranza, Universitario, Chaco Petrolero y Always Ready.

Universitario, Chaco, Always y Bolívar llegaron a una instancia difícil en la que tuvieron que pelear entre ellos palmo a palmo por no perder la categoría.

El sábado 26 de diciembre de 1964 se disputaba la última fecha del torneo y Bolívar enfrentaba a Universitario en el Siles con el arbitraje de Wálter Musto, colaborado por los jueces de línea  Jaime Flores y Hugo Nava.

Bolívar presentaba una alineación con: Verduguez, Sosa, Saracho, Villegas, Wills, López, Rivero, Mattera, Villarroel, Costa y Condori.

Universitario puso a Velásquez, Ledezma, Gómez, Herbas, Vargas, Villarroel, López, Quintana, Zegarra, Montenegro y Barboza.

Según las crónicas de los periódicos de esa época, Última Hora y Presencia, los primeros minutos fueron disputados con mucho nerviosismo.Bolívar estaba más ordenado y más técnico.  Sin embargo, el equipo estudiantil sorprendió a los 17 minutos, cuando Barboza, en jugada individual, venció a Verduguez.

Aquel gol hizo que los celestes, desordenados por momentos, fueran a buscar la igualdad que alcanzaron a los 38’ mediante Villarroel con un golpe de cabeza (1-1).

En el segundo tiempo y debido a una copiosa lluvia que inundó la cancha, el árbitro Musto, en consulta con los capitanes, decidió parar las acciones del juego a los 13’. Rato después se optó por suspender el partido porque no había las condiciones para seguir jugando. Los equipos volvieron a los camarines y las hinchadas comenzaron a irse de las graderías.

Esa misma noche se reunió el Consejo Central de la AFLP para definir la reanudación del partido y determinó que los minutos que faltaban se jugaran el martes 29 de diciembre, haciendo cumplir además las 48 horas posteriores que estipulaba el reglamento.

Los 32 minutos que restaban fueron disputados de forma intensa, desordenada y hasta por momentos con juego malintencionado y áspero por parte de los jugadores de ambos conjuntos.

Hasta que en el minuto 27 Hipólito Montenegro ejecutó un tiro libre desde aproximadamente 30 metros y con un remate de zurda venció a Verduguez, colocando la pelota en el ángulo superior derecho del arco sur, marcando el 2-1.

Bolívar se fue con todo en procura del empate, lo buscó afanosamente, pero Universitario hizo prevalecer más su estado físico para defender esa diferencia, pese a jugar la recta final solo con diez hombres porque a los 29’ Musto había expulsado a Quintana.

La gente de Bolívar no lo podía creer. El partido terminó y se decretó el descenso académico a Primera B.

Bolívar terminó último en las posiciones. Había jugado 13 partidos, solo ganó uno, empató tres y perdió nueve; convirtió 20 goles, mientras que su arco fue vencido en 34 ocasiones. Acumuló apenas cinco puntos.

El presidente del club era don Fernando Rivera Meruvia; mientras que el de Universitario era Mauro Cuéllar Caballero, convertido muchos años después en titular de Bolívar. Hoy ya no está.

Las opiniones

Jaime Jemio: ‘Tarde dolorosa, amarga, triste’

“Fue una tarde dolorosa, amarga, triste, además bastante cerca del Año Nuevo, porque Bolívar perdía la categoría; pero ese descenso marcó el ascenso definitivo de la institución hasta lo que es hoy”.

Javier Ortuño: ‘Ese día salimos llorando’

“Fue la tarde más triste para toda la hinchada celeste, ese día salimos llorando de aquel escenario porque Universitario nos había ganado 2-1 y con ese resultado nos envió hasta el descenso”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia