Fútbol

La ‘dupla de oro’ hizo suyo el Tahuichi

Los astros Neymar y Ronaldinho armaron un show de fútbol

La Razón / Jorge Asturizaga / Santa Cruz

00:00 / 07 de abril de 2013

Cada vez que Neymar tenía la pelota causaba un problema en la última línea de Bolivia. Él y Ronaldinho Gaúcho cumplieron el rol de actores principales del amistoso y dieron espectáculo.

Los dos hicieron estragos y demostraron su calidad, y a ellos se asociaron Jadson y Leandro Damião, los otros destacados.

Ronaldinho volvió a demostrar que es capaz de hacer que el juego sea fácil o parezca serlo. Lo mejor de su repertorio fue poner balones como con la mano a sus compañeros de ataque. A los tres minutos habilitó de forma extraordinaria a Jean y el lateral llegó hasta el fondo para mandar el centro que Damião cacheteó para abrir el marcador. Después, le puso una pelota notable a Neymar para que convirtiera el segundo.

Es cierto que Bolivia no fue un buen examinador, pero Ronaldinho demostró que hace méritos para ingresar en la lista final para la Copa de Confederaciones de este año y el Mundial de 2014.

A los 32' del segundo tiempo fue sustituido y el público se puso de pie para despedirlo.

Neymar no se quedó atrás. Por la izquierda hizo lo que quiso: velocidad y gambetas. Diego Bejarano no pudo con él y tampoco Edward Zenteno, que fue a colaborarlo.

Un palo (11') lo acercó al gol, un rato después puso el 2-0 y cerca del final de la etapa, con otra notable definición, liquidó el partido.Scolari prefirió darle descanso en la segunda mitad y ésta ya no fue la misma. Entró Pato, otra figura, pero fue intrascendente.

Evo quiere un nuevo estadio

Apoyo

Evo Morales fue invitado y estuvo en el palco de honor. El Primer Mandatario aprovechó la ocasión para anunciar un apoyo económico a los clubes Oriente Petrolero y Blooming, y la necesidad de construir un nuevo estadio para Santa Cruz. “Es el departamento con más población en el país”, recordó.

Autografiada

Un lindo gesto tuvo la delegación visitante. El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, José María Marín, le entregó a Evo una camiseta de la selección canarinha autografiada por sus integrantes, especialmente por el astro Neymar. Por su parte, el titular de la Conmebol, el paraguayo Nicolás Leoz, vio el partido sentado al lado del banco de suplentes de Bolivia.

De brasil

Gran parte del estadio Tahuichi Aguilera se pintó de amarillo. No hubo dato oficial de la asistencia, pero las tribunas estaban colmadas y sólo tres gradas de la curva naciente no tenían público. Brasil parecía local.

Una derrota sin remedio

Creo que pese al marcador, temido pero nunca deseado, y la exigua resistencia de su equipo en el primer periodo, Azkargorta debe haber anotado varias cosas para el futuro inmediato.

Porque la segunda etapa, aunque favorecida por la actitud pasiva de Brasil (cosa que también ocurre con su selección titular), la Verde mostró otra fisonomía.

El partido quedó dibujado y resuelto en la primera etapa. Por un lado la visible superioridad brasileña, porque los visitantes jugaron a sus anchas y no pasaron ningún apuro.

En segundo lugar porque la Verde miraba de reojo a Neymar, Ronaldinho y compañía, y esa preocupación fue aumentando hasta maniatar a los nuestros. No hubo una creación clara, ni ataques que merecieran el calificativo de serios. De tanto en tanto, como para calmarse, algunos remates de media distancia que no acertaron el arco brasileño.

A los tres minutos, los visitantes quitan en medio campo, se encuentran en cuatro pases, y Leandro Damião inaugura el marcador. Temprano para bajar los brazos, pero tiempo suficiente para confirmar los temores que el equipo nacional trajo desde el vestuario.

Neymar, en dos ocasiones y tras jugadas para el aplauso, definió las cosas; Sergio Galarza atajó dos o tres toques que iban adentro, y a Brasil le fue anulado (sin discusión) un cuarto que se gestó en posición adelantada.

La segunda parte estuvo de sobra, aunque sirvió para ver a la Verde con atisbos de reacción: la incorporación de Ronald García y Chumacero, y el empuje de Martins y Arce, le hicieron bien al equipo, con cero preocupación grande porque Neymar no entró en la etapa complementaria, y Ronaldinho fue un mirón ilustre hasta que se fue (ovacionado, claro) sobre la media hora.

La Verde llegó pero no en exceso. Hizo correr a los brasileños, para el disgusto de ellos, la defensa amarilla debió marcar sin descanso y  el elenco nacional tuvo, por lo menos, dos remates interesantes que no angustiaron mucho al arquero Jefferson.

Sobre el final, cansados los unos y los otros, una jugada llamativa de los visitantes le permitió aumentar a Leandro Moura.

Lorenzo Carri

es periodista y estadístico.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia