Fútbol

‘Ni empate ni nada, hay que ganar’

Selección. El expresidente Carlos Mesa Gisbert considera que con Xabier Azkargorta la selección tiene las condiciones para sumar los puntos en La Paz.

Carlos Mesa Gisbert.

Carlos Mesa Gisbert. Foto: Eduardo Schwartzberg

La Razón / La Paz

05:04 / 08 de octubre de 2012

Carlos Mesa Gisbert es periodista, historiador, expresidente del país, pero sobre todo, hoy en día, un aficionado al fútbol, un apasionado de la selección. Autor del libro La epopeya del fútbol boliviano, conoce bien la historia de la Verde y es voz autorizada para verter una opinión en el ámbito futbolero. “Habrá que tomar con mesura los dos triunfos”, señala, en caso de que Bolivia logre vencer a Perú y Uruguay.

— ¿Qué espera de la selección en los partidos que vienen contra Perú y Uruguay?

— Creo que son partidos importantes más allá de la clasificación. Llegar al Mundial es muy difícil, conseguir la clasificación sería muy extraordinario, pero no debería estar dentro de nuestras expectativas el suponer que lo vamos a lograr con estos dos partidos. Eso sí, Bolivia está obligada a ganar en La Paz, no hay opciones de empate ni de nada de eso, Bolivia debe quedarse con todos los puntos en el Hernando Siles.

— ¿Y le ve condiciones como para obtener el triunfo en esos dos partidos?

— La selección tiene las condiciones sin lugar a dudas. Tengo confianza en un técnico de la experiencia de Xabier Azkargorta, que ha manejado con mucha inteligencia a un equipo como el de 1993.  Ahora, también tiene la inteligencia para manejar un equipo que con menos posibilidades técnicas puede garantizar los triunfos como local.

— ¿Usted ve expectativa por ver a la selección o a Azkargorta dirigiendo otra vez en el estadio Hernando Siles?

— Es una combinación: el técnico es un motivador, es quien define la estrategia y la táctica del partido, pero los jugadores son los que entran a la cancha, por tanto la mayor responsabilidad está en ellos.

Ahora, mi impresión es que Xabier Azkargorta tiene mejores opciones y condiciones como técnico que, por ejemplo, Gustavo Quinteros (el anterior DT).

— ¿Azkargorta llegó en el momento preciso al cargo o llegó tarde?

— Hizo una apuesta arriesgada. Cualquier persona con sentido de oportunidad diría: ‘no, estoy agarrando una selección en mal momento, es malo para mi imagen’. Por eso destaco la valentía de Xabier Azkargorta para encarar este trabajo, para acercarse a la selección en un momento difícil, cuando nuestras opciones de clasificación al Mundial están muy limitadas. Por tanto creo que tiene doble mérito.

— Perú o Uruguay, ¿cuál se pinta como más difícil?

— Diría que en este contexto el más complicado es Perú, porque es un equipo en alza, tiene un buen técnico, está motivado, sus jugadores actúan en la altura, en ciudades como Cusco.

Uruguay, por el contrario, está en bajada, su panorama es complicado, debe jugar como visitante contra Argentina antes de venir a La Paz. Además viene de dos resultados complicados.

— Xabier Azkargorta dijo en su momento que a Bolivia no le serviría ser quinto porque en esa circunstancia tendría que jugar un repechaje, ¿en este momento se puede aspirar a algo más que eso?

— Si somos fríos y ponemos en la mesa que todos tenemos las mismas posibilidades de obtener los puntos, nada está perdido, ni nada está dicho, pero eso es en teoría. En la práctica el fútbol de Bolivia y de nuestra selección no está entre los mejores del continente, por lo tanto aspirar a un quinto lugar me parece razonable. Desde luego me gustaría ser primero, pero para ser franco, si logramos el quinto lugar me sentiría     muy bien pagado.

— Se dice que cuando juega la selección todos somos técnicos, ¿usted jugaría con dos delanteros de punta?

— Al técnico no le podemos dar consejos, pero como hincha considero que con dos delanteros netos vamos bien. Marcelo Martins está en un momento clave para que se le reabra el gol jugando para la selección. Todos, y él más que nadie, necesitamos urgente un gol de él para reencontrarlo en una senda goleadora que lo puede colocar en la misma lógica que tuvimos con Joaquín Botero, quien fue un gran goleador jugando en La Paz.

Con dos delanteros netos y un jugador que está en buen momento como Jhasmani Campos, que es un extraordinario media punta, con capacidad para armar, creo que nos puede ir bien.

— ¿Cómo ha recibido la renuncia de Pablo Escobar a la selección?

— Me ha dolido como hincha, he sentido mucha pena porque Escobar es un gran jugador, con mucha personalidad, probablemente es el conductor que la selección necesita desde el punto de vista de ponerse al equipo sobre los hombros. Ojalá que reconsidere su postura. No sé que le motivó a tomar la decisión, pero me gustaría contar otra vez con él en la selección.

— ¿El fútbol de la selección y de la Liga están en el mismo nivel?

— El nivel de exigencia es distinto, el de Liga es menor, es un fútbol que no tiene competencia equivalente, pues hay diferencias importantes entre equipos fuertes y débiles. En la selección enfrentamos a equipos extraordinarios como Argentina, o selecciones como Colombia y Venezuela que se han agrandado mucho.

— ¿Cómo debe tomar el hincha dos triunfos consecutivos de la selección si éstos se dan?

— Nos darían un ánimo psicológico, una gran fuerza y, por supuesto, aumentarían las esperanzas. Si conseguimos los seis puntos tendríamos derecho a ilusionarnos, pero con moderación porque el fútbol está en una situación difícil y la selección no está entre las más competitivas de América.

— ¿Qué opinión le merece que el DT llame a gente joven a la selección?

— Está bien la renovación, es su tiempo, Xabier Azkargorta es el técnico ideal para hacer el cambio, para reunir gente de experiencia junto a la nueva generación. Sin duda hay que darles espacio, de manera sensata, sin apresuramientos, pues estamos en el momento de transición interesante.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia