Fútbol

Nelvin Soliz: ‘El presidente no fue leal ni sincero conmigo’

El mediocampista nacido en Tarija llegó al club en 2006 y se fue temporalmente en 2015. Volvió en julio del año pasado (2016) y en este 2017 le toca partir de nuevo, esta vez quizás para siempre.

Nelvin Soliz en durante un entrenamiento en el estadio Rafael Mendoza Castellón. Foto: Archivo La Razón

Nelvin Soliz en durante un entrenamiento en el estadio Rafael Mendoza Castellón. Foto: Archivo La Razón

La Razón Digital / Marcos Bonilla / La Paz

10:34 / 02 de agosto de 2017

Nelvin Soliz dejó de ser jugador de The Strongest el sábado 22 de julio. Ese día la dirigencia le comunicó que no iba más. Atrás quedaron dos ciclos, uno de nueve años y otro de uno, de servicio a la institución atigrada.

El mediocampista nacido en Tarija llegó al club en 2006 y se fue temporalmente en 2015. Volvió en julio del año pasado (2016) y en este 2017 le toca partir de nuevo, esta vez quizás para siempre.

Con el Tigre ganó cinco títulos nacionales desde 2011. Es de los pocos jugadores que tuvo semejante halago.

— ¿Cómo tomas esta decisión de la dirigencia de no renovarte el contrato?

— La verdad que muy sorprendido, porque lo correcto hubiera sido que me comunicaran la decisión antes. Uno como persona merece un poco de respeto, creo que no les costaba nada decir: “No te vamos a tomar en cuenta, gracias por tus servicios y no te perjudicamos más”. No me hubieran mentido como lo hicieron, perjudicándome.

— ¿A qué te refieres?

— Me voy muy decepcionado del presidente (César) Salinas porque no fue leal ni sincero conmigo. Me había dado su palabra de que me quedaría en el club y no cumplió, me dijo que nos reuniríamos para hablar de mi continuidad, algo que nunca pasó. Ya van dos veces que este señor me saca (del club).

— ¿La anterior también?

— Como te digo, es la segunda vez que me saca del club. La primera fue en 2015 en una situación similar. Él está en todo su derecho, pero hay maneras y formas de hacerlo. Yo no me merezco ese tipo de trato: me hizo volver (de Tarija), estuve varios días entrenando y después me hizo comunicar con un dirigente que no voy más en el club, perjudicándome y dejándome sin club. Creo que por los años que estuve en la institución y los campeonatos conseguidos merecía un poco de respeto y mejor trato, no solo por mí sino también por mi familia.

— ¿Cómo te vas después de estos 10 años?

— Fueron 10 años jugando en el club más grande de Bolivia y cuando llega el día es el más difícil de mi vida deportiva, porque hay que decirle adiós a la institución que me lo dio todo. Parece que fue ayer cuando me puse por primera vez la camiseta del Tigre y vi cumplido el sueño de mi padre (Valerio), quien es hincha del club; y también el sueño mío de jugar en la Liga y ser un jugador profesional.

  • Soliz jugando para The Strongest ante Santos de Brasil. Foto: AFP

— Aparte de este trago amargo reciente, ¿te llevas buenos recuerdos?

— Durante todo este tiempo con los compañeros hemos sufrido, reído, llorado y disfrutado, sobre todo de los campeonatos conseguidos. Me he sentido acompañado y querido tanto en los buenos como en los malos momentos. Este club me enseñó a no desistir nunca porque cuando nadie cree en ti es cuando sacas la garra y callas bocas.

— ¿Es como apartarse de una familia?

— Sí, porque dejo compañeros con los que a lo largo de estos años he vivido momentos únicos e irrepetibles, compañeros con los que hemos formado una familia y compartido lágrimas de alegría y también de tristeza. Dejo grandes amigos, aunque ninguno me llamó ahora (risas). Sé que desde donde esté siempre podré contar con ellos, al igual que ellos conmigo.

— ¿El profesor César Farías o alguien del cuerpo técnico te dijeron algo?

— Hablamos con el profesor, pero lamentablemente él también está con muchos problemas, así que prefiero no involucrarlo en este tema.

— ¿Recuerdas cómo se produjo tu primera llegada a The Strongest?

— Llegué a The Strongest en junio de 2006, a un periodo de prueba de dos semanas, me trajo Juan Carlos Ríos, exfutbolista del club, gracias a Dios pude quedarme. Me quedé hasta 2015 y el presidente no quiso que siguiera, pero volví el año pasado y el deseo era continuar muchos años, pero otra vez se repite la historia.

— Tú mismo dices que no es la primera vez, ¿cómo uno asume irse de The Strongest después de tantos años en el club?

— Aquella vez ya fue muy difícil irme, y ahora lo es más. Nunca se me había pasado por la cabeza, por los años que llevaba, por las cosas que había logrado y por las que pasé.

— ¿Es un consuelo el hecho de que al menos la mitad de los 10 años fuiste campeón con el Tigre?

— Gracias a Dios gané todo lo que a su vez ha ganado el Tigre en estos 11 años (cuenta el que estuvo fuera, cuando actuó en Ciclón de Tarija). Fui tricampeón y gané los otros dos títulos, incluido el 24-12 (la final contra Bolívar el 24 de diciembre), el año pasado. También jugué cinco Libertadores y dos Sudamericanas.

— ¿Le quieres decir algo a la hinchada de The Strongest en esta despedida?

—  Gracias a esa maravillosa hinchada que no conoce fronteras, gracias por su apoyo incondicional en cada partido, por hacerme sentir parte de ellos, por dejarme levantar cada copa y celebrar juntos y sobre todo por tener el privilegio de vestir estos colores. Gracias por tanto a mi Tigre, siempre te llevaré en mi corazón. ¡Huarikasaya kalatakaya!

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia