Fútbol

Roberto Mamrud: ‘La estadística hace revivir el pasado’

Mamrud, uno de los más destacados estadígrafos en Sudamérica, se refiere a la estadística como herramienta para el periodismo deportivo.

El estadista Roberto Mamrud. Foto: Cortesía Roberto Mamrud

El estadista Roberto Mamrud. Foto: Cortesía Roberto Mamrud

La Razón Digital / Rafael Sempértegui / La Paz

10:20 / 19 de julio de 2017

En matemáticas hay una disciplina que es la estadística, aquella que se enfoca en el ejercicio de recolectar datos con el objetivo de recordar, analizar y sacar conclusiones. En el deporte en general y en el fútbol en particular es una herramienta muy valiosa. Sin ella sería imposible conocer el pasado y compararlo con el juego actual. Y en esta materia, el periodista argentino Roberto Mamrud, uno de los más destacados estadígrafos en Sudamérica, nos permite adentrarnos —a través de esta entrevista— en el mundo apasionante de los números. — ¿Qué tan importantes son las estadísticas para el fútbol mundial?

— Todo lo que implica estadísticas e investigación es importante no solo en el fútbol, sino en la vida. Indagar e investigar en todos los deportes es necesario. Se requiere de las estadísticas porque hace revivir el pasado. El fútbol requiere de las estadísticas para saber qué se hizo y cómo fue. Los números mandan. No solo es 11 contra 11 en la cancha. No es de ahora, las estadísticas nos llevan a cómo nace el fútbol y cómo fue su desarrollo en cada país. Desde que nació el fútbol nacieron las estadísticas, no es de ahora y es de no acabar. Es desde principios del siglo anterior.

— ¿Hay más o menos estadígrafos en el mundo?

— Hay más, incluso hay una sede en Holanda que reúne a muchos investigadores y especialistas en lo que son estadísticas. En su momento estuvo la Federación Internacional de Estadísticas y Fútbol (IFFHS) reconocida por la FIFA, luego un poco se desvinculó, pero no dejó de jugar un gran papel al reunir a muchos estadígrafos de todo el mundo que dieron un gran aporte a la historia real de lo que pasó. Es por ello que nos enteramos de lo que ocurrió en el pasado.

— ¿Y cómo se inició usted en las estadísticas?

— Yo arranqué en 1978, en el año del Mundial que se jugó en Argentina. Comencé a indagar al inicio solo sobre la selección y su pasado y luego fui abarcando a los clubes locales y sus procesos internacionales, específicamente en la Copa Libertadores, que ya nos atañe y reúne a los sudamericanos y desde entonces. No te puedes rezagar un día porque todo lo hecho puede quedarse ahí.

— ¿Qué se necesita para ser un estadígrafo del fútbol?

— Ser un investigador nato, entrar en el conocimiento del pasado para acercarse a lo que realmente sucedió; es que no vivimos personalmente ese pasado. Y se debe tener una disciplina y metodología de hierro para ir recabando y actualizando los datos, siempre cruzando fuentes. Ver lo que hicieron en el pasado los pioneros de esta temática. En Bolivia debemos reconocer el trabajo que hicieron (Lorenzo) Carri y (Carlos) Mesa Gisbert, estudiosos. En todo caso, la clave es siempre volver hacia atrás para ver qué pasó en los comienzos de cada país, de cada torneo local, en los nacionales e internacionales, siempre desde atrás hasta ahora. Un estadígrafo debe tener constancia, seguimiento, disciplina y no saber de distracciones.

— ¿En Bolivia aún mantiene contacto con alguien?

— Lo tuve con Lorenzo Carri (ya fallecido) y alguna vez con (Carlos) Mesa Gisbert, quienes estaban al tanto de lo que acontecía. Y tengo que decir que con Lorenzo nació en Bolivia una escuela muy importante, él concibió claramente todos los datos básicos de la historia de lo que pasó en el fútbol boliviano. Era fantástico cómo él trabajaba, porque tenía un seguimiento increíble de las cosas: cruzando fuentes con constancia, seguimiento, preguntando y sabiendo escuchar. Después tuve contacto con (Víctor) Quispe en La Paz y en Cochabamba con el dirigente (Mauricio) Méndez, quien estuvo en la Liga boliviana y tenía datos de Wilstermann, solo del club, pero los tenía así, bien cruzados y elaborados.

— ¿La tecnología actual ayuda o confunde y tergiversa esta rama?

— Bien empleada y correctamente por quien la usa por supuesto que ayuda. Colgar un dato preciso, publicar un hecho real es ayuda; pero si no es así, puede ser lo contrario. En esencia ayuda bastante para crear una base de datos, como por ejemplo todos los datos de cada jugador, pero de cada jugador en su torneo local, quién es quién en sus actuaciones en casa e internacionales, y en la selección, es un trabajo muy minucioso. En la Conmebol llegamos a tener los datos de cerca de 12.000 jugadores que actuaron en la Copa Libertadores, así sea de uno que solo jugó un partido y miles y miles de muchos otros que batieron récords y otros. Un programa como Excel ayuda a tener datos de un jugador, de un partido, de un campeonato o de los clubes y la internet también ayuda bastante.

— ¿Cómo fue su trabajo en la Conmebol para recuperar tanta historia del fútbol sudamericano?

— Tuve la oportunidad de hacer una gran tarea en la Conmebol, diría una grandísima tarea porque recuperamos datos, registros y hechos que engrandecen a Sudamérica y así los expusimos hacia el panorama del fútbol mundial para que nos conozcan, sepan que aquí hubo y hay una rica historia, y que por eso no dejamos de ser potencia por los hechos dados. Por eso mismo son de gran valía las estadísticas y los estadígrafos, porque los miles y millones que no vivimos los hechos del pasado, pueden conocer y enterarse en el presente de las cosas, de los hechos y las glorias.

— ¿Conoce usted un poco de la historia del fútbol boliviano y cómo se llevan las estadísticas?

— Lo que algunas veces hablé con Lorenzo Carri fue que si bien nació la Liga en 1977, antes estaba la etapa profesional con la Copa Simón Bolívar desde los años 50 y era un torneo nacional importante. Entonces, también se lo debe tomar en cuenta separándolo de la Liga. No se puede dejar de tomar en cuenta ese proceso anterior porque efectivamente se jugó y también lo ganaron clubes como Bolívar, The Strongest, Wilstermann, Aurora y otros. Sin embargo, se los puede poner igual, pero haciendo la separación por los procesos distintos que tuvieron.

— ¿Qué opina la FIFA sobre las estadísticas?

— Para la FIFA son muy valiosas y recomienda, y además exige que se tomen en cuenta y se cite a todos los que hicieron fútbol en un torneo, en todos los torneos nacionales y así sucesivamente. Entonces, hay que poner todo, así sea separadamente: por ejemplo, en Bolivia, lo amateur, el profesionalismo y la Liga.

— Si usted tendría que destacar un hecho estadístico del fútbol boliviano, ¿cuál sería?

— Ustedes en Bolivia tienen un primer futbolista cerca de ingresar al selecto club de los 100 jugando partidos oficiales con la selección nacional en clase A, se trata del zaguero Ronald Raldes, que tiene 95 partidos internacionales y su último oficial fue contra Argentina. De seguir puede ser el primer boliviano que entre a ese denominado ‘Club 100’ de la FIFA, donde ya están muchos otros de Sudamérica, como el ecuatoriano Iván Hurtado, el brasileño Cafú o el argentino Javier Mascherano. Si Raldes entra, creo que será todo un honor para el fútbol boliviano.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia