Fútbol

Escasez de triunfos, ésa es la historia del fútbol boliviano en 89 años

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) cumple hoy 89 años (fue fundada el 12 de septiembre de 1925). ¿Qué ha ganado el fútbol boliviano a nivel internacional en todo ese tiempo?

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

07:19 / 12 de septiembre de 2014

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) cumple hoy 89 años (fue fundada el 12 de septiembre de 1925). ¿Qué ha ganado el fútbol boliviano a nivel internacional en todo ese tiempo?

La entidad y sus dirigentes son objeto de duras críticas, de propios y extraños. Su estructura es observada: para algunos está conformada por tres cabezas, las otras dos son la Liga y la Asociación Nacional de Fútbol (ANF) que de paso andan distanciadas. ¿Por qué no cambiarla?

En lo deportivo se le achaca, por una parte, la falta de promoción de valores, lo que genera insistencia en que debería dar una mayor atención a las divisiones menores.

Pero el mayor drama que se hace el ciudadano es la ausencia de éxitos de la selección mayor. De ello también se agarran los dirigentes opositores a la actual gestión.

Después de Estados Unidos 94 han pasado ya cinco mundiales sin la presencia de Bolivia. La gente cree que por haber ido la selección a esa cita, también debería haber asistido a las restantes (¿está futbolísticamente capacitada?). No hacerlo es considerado un fracaso.

Pero en los 89 años de historia de la FBF, los triunfos bolivianos a nivel internacional han sido escasos. Nunca fue una costumbre estar en lo más alto. Al contrario, esos éxitos son como una aguja en un pajar. Las dos hazañas obtenidas por la selección mayor se disputan el primer lugar. Para unos fue el título sudamericano obtenido en 1963. Para otros, la clasificación lograda 30 años después (1993) al Mundial de 1994.

 La “era Camachista” conquistó el único título “grande” ganado por el país a nivel sudamericano. Hoy, ese torneo fue transformado a la Copa América de selecciones, el mayor certamen de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

Bolivia fue sede de esa cita en La Paz y Cochabamba. Además, la selección obtuvo ese logro en forma invicta. Si bien Brasil y Argentina —los monstruos de Sudamérica— no trajeron a sus principales selecciones, las que vinieron eran igual de competitivas y representaron bien a sus países.

Después de ese notable éxito, la Verde se derrumbó: ni con esa camada ni con otra consiguió ir a los siguientes mundiales. El fútbol boliviano volvió a su lugar de siempre, al de las derrotas.

Tuvieron que pasar 30 años para que la fiesta volviera a instalarse en el país. Esta vez fue la “era Etcheverry” la que escribió su nombre con letras doradas en las páginas de la historia del fútbol. 

Con una camada de futbolistas que no ha vuelto a aparecer, esa selección fue la sensación de las eliminatorias de 1993: no solo rompió los 40 años sin perder en este tipo de competición que llevaba Brasil, al ganarle 2-0 en el Hernando Siles, sino que junto con ese seleccionado lleno de lauros internacionales obtuvieron la clasificación en su llave para Estados Unidos 1994, dejando en el camino a Uruguay, el otro equipo de los más pintados. Y ahí se acabó. Bolivia pasó por el Mundial americano, la generación duró un poco más y con ella la selección obtuvo el subcampeonato de la Copa América de 1997, detrás de Brasil, en el torneo realizado en nuestro país, le faltó poco para conseguir su segunda corona.

A esos dos éxitos grandes — hubo otros logros menores (ver nota aparte)— se resume la historia de 89 años de la FBF. Antes y después de ellos, el fútbol nacional siempre fue una lágrima, y hoy lo sigue siendo…

Campeón invicto en el Sub16 de Perú

Los dedos de una mano alcanzan para contar los éxitos bolivianos a nivel internacional, dentro de los 89 años de vida de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

Aparte del Campeonato Sudamericano de 1963 y la clasificación en 1993 al Mundial de Estados Unidos de 1994, resalta el único torneo continental en divisiones menores obtenido hasta hoy.

En 1986 Bolivia ganó de forma invicta el Campeonato Sudamericano Sub-16, jugado en Perú. Integrante de ese equipo era Marco Etcheverry, la figura y goleador que después condujo a la selección mayor al Mundial estadounidense. Y con él había otros muchachitos que posteriormente también fueron grandes valores del fútbol boliviano.

Hay otros éxitos que pueden ser considerados menores. En la historia, a Bolivia siempre le ha sido difícil competir a nivel internacional y lo que ha conseguido son apenas éxitos pasajeros.

La selección boliviana juvenil tiene cuatro títulos en el fútbol de los Juegos Deportivos Bolivarianos. Los jugadores nacionales se colgaron en todos ellos la medalla de oro.

La primera fue durante la cita de los Bolivarianos realizados en Maracaibo, Venezuela, en 1970.

Después vinieron tres éxitos más, todos en casa, en los Bolivarianos de La Paz 1977; en los de 1993, en Cochabamba y Santa Cruz; y en Sucre 2009. En 1938, Bolivia alcanzó el subcampeonato de los Juegos Bolivarianos llevados a cabo en Bogotá (Colombia).

El último título logrado por una selección boliviana menor fue la medalla de oro.

Bolivia obtuvo el oro de los primeros Juegos Olímpicos de la Juventud realizados en 2010 en Singapur, donde asistió la selección nacional Sub-15. Ese equipo tuvo como director técnico a Douglas Cuenca y lo ganó de forma invicta.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia