Fútbol

El fútbol le gana al Carnaval

El calendario de los jugadores y de los técnicos es diferente. Las fechas de la fiesta de las carnestolendas señaladas como feriados, para ellos no lo son.

La Razón / R. Siles/R. Sempértegui/M. Avendaño / La Paz

03:42 / 08 de febrero de 2013

El fútbol le gana al Carnaval. Eso dicen los directos protagonistas, los jugadores. No parece que fuera así porque, en el caso de Bolivia, la Liga decide cada año suspender su programación competitiva en estas fechas para dar paso a la festividad y lo mismo ocurre en otras categorías.

El Bolívar vs. Real Potosí, reprogramado de la cuarta jornada, será una aguja en un pajar mañana. No hubo otra que reprogramarlo en medio de la fiesta carnavalera. Pero los otros diez equipos estarán sin actividad a nivel oficial.

Estos días, sin embargo, no sirven para que los jugadores tengan libre y puedan celebrar como un ciudadano cualquiera. Por el contrario, tienen que cuidarse y en todos los casos seguir entrenándose.

Hay que tomar en cuenta algunos detalles: The Strongest debe meterse de lleno en lo que el próximo jueves será su debut en la Copa Libertadores ante el Arsenal argentino, así que adiós al Carnaval.

Algo parecido les pasa a Bolívar y San José. La Academia tiene que jugar mañana ante Real Potosí y el Miércoles de Ceniza frente al Santo, adelantando un encuentro de la octava jornada, de manera que sus jugadores también están “castigados”.

En general, los futbolistas son conscientes de que, dada la profesión en la que están inmersos, así no haya competitividad liguera deben cuidarse sobremanera. A lo mucho algunos tendrán algún día libre para dedicarlo —según afirmaron—a sus familias. Los excesos, por tanto, están prohibidos.

“El fútbol y el futbolista tienen su propio calendario de vida, por eso es que no estamos con el tema del Carnaval. Sí, lo respetamos, sin embargo, en el caso de un jugador profesional no existe esta fiesta, eso seguro. Nuestra profesión tiene prioridades y se aboca a lo que es nuestro trabajo”, opinó el entrenador de The Strongest, Eduardo Villegas.

Dicen que en Santa Cruz es en donde más rienda suelta se da al Carnaval. La mayoría de los jugadores que actúa en el futbol boliviano proviene de ese departamento.

Al goleador Joaquín Botero le gusta la fiesta y contó que en 2007 se puso “a saltar y bailar con la comparsa Los Caprichosos”. En 2011 “bajé las gradas (porque estaba de espectador en Oruro) y por la emoción le metí unas morenadas, caporales y la diablada. Me divertí y también me gusta mojarme”.

Pero ahora pasará la fiesta entrenándose con su nuevo plantel, el Sport Boys de Warnes, que jugará la ronda final del Nacional B Simón Bolívar en procura de lograr el ascenso a la Liga.

Hay futbolistas que consideran normal la fiesta y no se hacen problema si no participan en ella: “Estoy tranquilo porque no soy una persona que le atraiga mucho el Carnaval. Si tuviera tiempo tampoco me inclinaría hacia eso, de verdad no soy alguien que se muera por ir a bailar y festejar.

Además, en los últimos años me ha tocado trabajar y estar concentrado, porque cuando un jugador elige esa profesión, las fechas de Carnaval son para el trabajo”, anotó Jhasmani Campos.

En Bolívar, Campos tiene un compañero “muy carnavalero”, es el caso de Juan Carlos Arce, delantero cruceño a quien gusta la fiesta.

“Me encanta, pero en estos últimos años se me hizo difícil participar por el trabajo. Si tuviera tiempo seguramente podría carnavalear, no como antes, pero lo haría. Lo extraño, aunque ahora hay que dedicarse al trabajo, así es nuestra profesión”.

La gente ya se apresta a vivir la fiesta a su manera, la mayoría dejándose llevar por las tradiciones en cada departamento. El fútbol, en cambio, no puede ir tan lejos.

Hay que evitar la tentación

No importa

La pregunta de los jugadores en Achumani es cuánto tiempo se concentrará durante este periodo de Carnaval el plantel. “No importa los días que sean, igual tenemos que concentrarnos, porque luego vienen partidos de Copa”, según Wálter Veizaga.

Ya bailó

En Tembladerani, el volante paceño Alejandro Gómez evocó que de niño y adolescente bailó en el Carnaval cruceño, sin embargo desde hace años ya no lo hace, pues está metido en su profesión y “no hay tiempo”.

Jugar con agua

En filas atigradas, el cuerpo técnico no descartó que en el margen de la confraternidad se juegue con agua, ello dependerá de las circunstancias y del estado de ánimo de los jugadores. “Por ahí nos mojamos, aunque aquí (en La Paz) hace mucho frío”, comentó el lateral Jair Torrico.

Costoso

Gran parte de los dirigentes de los clubes de la Liga considera que lo ideal es que el plantel se concentre en estos días para evitar alguna tentación, empero debido a que eso significa un costo económico, la misma fue descartada por la mayoría.

La ch’alla es herencia para algunos jugadores

Rafael Sempértegui

De niño el valluno Jair Torrico observaba cómo en casa se procedía a la ch’alla de los bienes familiares, con la idea de que las cosas duren, y hoy por hoy él sigue la tradición.

“Sí, cuando en casa teníamos algo importante siempre llevábamos a ch’allar porque es una creencia de familia. En Cochabamba las personas tienen muy fuerte esa creencia, aquí en La Paz y en todo este sector también. Creemos en Dios y  en esas costumbres”, aseguró el lateral izquierdo atigrado.

Torrico ch’alla como lo hizo con su primer automóvil y los bienes que fue adquiriendo.

En cambio, su compañero de equipo, el cruceño Diego Bejarano, no cree en ello, aunque sostiene que en Montero y en Santa Cruz creció bastante esta tradición. “Vi mucho más en el tiempo que vivo aquí; también en Santa Cruz, aunque muy poco. Eso depende de las personas y sus creencias”.

El delantero de Bolívar, Juan Carlos Arce, dijo que no sigue la ch’alla, pero que sus abuelos lo hacían y en algún rato compartió con ellos. “En estos momentos no lo hago porque estoy metido en mi profesión y dedicado a mi familia”.

El volante atigrado Wálter Veizaga también sostiene que en casa de sus papás proceden a la ch’alla, y él también participa de ello. Cuando hubo oportunidad lo hizo con un auto o un inmueble. “Cuando se tiene un auto, es una costumbre llevarlo al templo para que sea challado, no sólo es para que dure o para agradecer, sino para que no pase nada malo. Ahora sin embargo, no estamos cerca de ello, porque el fútbol nos absorbe bastante”.

Por su parte, el delantero de Sports Boys, Joaquín Botero, sostuvo que no practica la ch’alla, pero que la respeta mucho como una tradición.

El guardameta de San José, Carlos Lampe, aseguró que no la practica para nada. “En el oriente se juega con pintura, con crema de zapatos, con el talco, echándole a las personas hasta que uno se parece a un payaso; eso es lo más característico de allí”, afirmó.

Hace algunos años en Bolívar se procedía a la ch’alla del estadio Libertador Simón Bolívar y del Gran Centro Mario Mercado, hasta ayer no se tenía confirmado si se iba a mantener esa tradición.

En filas atigradas la directiva stronguista procederá hoy a la ch’alla de sus predios en la Frías, secretaría de la Colón, comodato y el Complejo Deportivo.

Dos tienen pausa; el resto, a entrenarse 

Marcelo Avendaño

De los 12 clubes de la Liga boliviana sólo dos darán descanso a sus jugadores en las fiestas de Carnaval: Universitario y Nacional Potosí; en tanto, los demás continuarán entrenándose.

La “U” descansará el martes de ch’alla. Nacional Potosí, por su parte, tendrá su día libre el domingo, hasta ese momento el plantel se dedicará a labores en la parte física y luego táctica.

Bolívar, que mañana se enfrentará a Real Potosí, no tendrá día libre, pues a mitad de la próxima semana se medirá con San José.Según Eduardo Villegas, DT de The Strongest, el plantel terminará esta semana el trabajo físico y a partir del lunes hará táctica.

La Paz FC también trabajará en las fechas de Carnaval para aprovechar al máximo este receso y mejorar su juego.

Tanto Blooming como Oriente continuarán con las prácticas.

Real Potosí y San José también se entrenarán y Wilstermann tendrá sesiones a doble turno, mientras que Aurora trabajará con normalidad.

Por último Petrolero descansó el lunes y martes pasado; el miércoles retornó a las prácticas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia