Fútbol

‘El fútbol pudo más que los libros’

Gustavo Quinteros

La Razón / Jaime Ayllón / La Paz

00:00 / 13 de febrero de 2012

Es uno de los mundialistas de 1994. Llegó a Bolivia para jugar con Universitario de Sucre, pero la mejor parte de su carrera como futbolista la hizo en The Strongest. Se naturalizó boliviano y fue parte de aquella selección a la que hoy se la sigue recordando por sus logros. Como entrenador destacó en todos los equipos que dirigió en el país y por eso dio el salto para dirigir a la selección nacional actual.

Esta semana será especial para Gustavo Domingo Quinteros.

— ¿Qué es lo que más recuerda de su niñez?

— Fue linda, tuve el cariño del hogar que conformaron mi papá Cipriano Quinteros y mi mamá Estela Desábato. Tuve una infancia feliz. Mis padres siempre me exigieron que estudie, fui responsable, un buen alumno. Ya en mi adolescencia, le robaba tiempo a los estudios para irme a jugar con pelota y muchas veces con mis primos nos enfrascábamos en cotejos de fútbol muy disputados en el patio de mi casa.

— ¿Es cierto que antes que futbolista fue universitario?

— Sí. Mis estudios de colegio los realicé en Caferata y tras alcanzar el bachillerato me fui para Rosario e ingresé a la universidad, a la carrera de Bioquímica y Farmacia. Sólo hice un año, porque el fútbol pudo más que los libros. Así que ingresé a Newell’s Old Boys,  le dije a mi papá que haría la prueba y que si en dos años no surgía, volvería a los libros. Luego pasé a Central Córdoba de Rosario y ahí me di cuenta de que mi vocación era ser futbolista, así que dejé los estudios y me fui a Buenos Aires para integrar Talleres, de donde me vine para Bolivia. Mis padres me insistieron con que estudiara, luego me apoyaron. Hoy ellos se sienten felices y tranquilos por lo que estoy haciendo.

— ¿Cómo fue ese salto de Argentina a Bolivia?

— Me trajo Juan César Silva (exfutbolista), llegué a Sucre para Universitario, el equipo lo dirigía el profesor Wilfredo Camacho; en ese entonces jugaba la zona del descenso, vine por cuatro meses en 1988 y terminé quedándome seis años antes de volver a  la Argentina. Recuerdo que aquel plantel disputaba la zona baja y ahí jugué como volante armador, incluso convertí algunos goles, zafamos del descenso y luego pasé a The Strongest por recomendación del profesor Camacho, a quien le estoy muy agradecido porque aparte de técnico es una gran persona.

— ¿En The Strongest su carrera de futbolista dio un giro inesperado, no?

— Es que en la posición que me desempeñaba había   varios jugadores y aparte estaba el límite de extranjeros, así que no tenía muchas posibilidades de jugar. Sin embargo un día todo cambió: el técnico era Moisés Barack, me agarró mientras viajábamos a Tarija para jugar contra Ciclón y me dijo: “Vas a jugar como zaguero central”. Le contesté que nunca había jugado en esa posición, pero me insistió y no tuve otra que aceptar. Lo que son las cosas… fui zaguero el resto de mi vida como futbolista, hasta el final de mi carrera, inclusive jugué en ese puesto el Mundial de Estados Unidos (1994).

— ¿Qué siente cada vez que llega un 15 de febrero?

— Es un día especial porque nací en esa fecha. Recuerdo con cariño y a veces con nostalgia aquellas fiestas que se preparaban en casa para festejar mi cumpleaños, que compartía con toda mi familia.

— ¿Qué regalo fue el mejor que recibió en un cumpleaños?

— Mi primer gran regalo de niño fue el que me dio mi papá, era una pelota. También me habían obsequiado autos, pero me gustaba muy poco jugar con ellos, más me interesaba jugar al fútbol. Ése fue un lindo regalo. Y el otro, que no lo asocio con mi cumpleaños sino como mi vida, fue el de 1994 cuando nació mi hija Nicole, un 24 de enero.

— Este cumpleaños que viene lo va a pasar trabajando con la selección, ¿qué regalo le gustaría recibir?

— Bueno, uno con el transcurrir de los años se acostumbra a este tipo de situaciones. Pasé muchos cumpleaños cuando era jugador concentrado. Ahora se va a repetir siendo entrenador de la selección, son cosas que uno tiene que sacrificar, porque el fútbol te da otras cosas lindas a cambio. Seguramente ese día lo disfrutaré en la concentración trabajando con los jugadores, compartiendo con ellos, y vía telefónica con mi familia. La familia es fundamental, porque en los momentos complicados es la única que está a tu lado, te atiende y te alienta.

— ¿Cómo se siente hoy Gustavo Quinteros a punto de cumplir 47 años?

— Me siento feliz, porque me va bien. Como entrenador, donde fui logré cam-  peonatos, clasifiqué a los planteles que dirigí a la Libertadores y a la Sudamericana, y todo eso me dio la posibilidad de hacerme cargo de la selección. Asumí en un momento muy difícil, tras muchos fracasos, y ahora estamos trabajando para salir de ese pozo, de a poco estamos formando un plantel que sea respetado y esperemos que en esta etapa pueda ser fuerte y sólido para pelear por una clasificación al mundial.

— ¿Cómo califica su primer año con la selección?

— Fue una experiencia muy buena, fue excelente, a pesar de que agarramos el equipo en un mal momento y nos costó mucho darles confianza a los jugadores, y formar un plantel competitivo; pudimos mejorar el andamiaje y ahora necesitamos progresar más buscando sumar puntos en calidad de local, hacernos fuertes en ese sentido. Sumando en junio creo que las cosas serán de otra manera, otros resultados nos complicarían, pero uno siempre tiene que ser positivo, por lo que trabajaremos para ganarles a Chile   y a Paraguay

— ¿Cómo se prepara un técnico para una temporada como la que viene?

— Es diferente. En los clubes se organiza y se cumple a la perfección aquella planificación; en cambio, en la selección uno depende del calendario de la Liga, de los clubes, de los torneos internacionales, entonces es muy difícil tener a todos. Siempre pasan cosas a las que tenemos que adaptarnos, y buscar  hacer un trabajo que nos pueda ayudar a crecer. Ahora, en lo táctico, uno siempre busca estar actualizado, estudiar cuidadosamente a los adversarios y tener un panorama claro.

— Esta semana de su cumpleaños va a ser la primera que trabaje con la selección en el año, ¿qué hará?

— Vamos a buscar fortalecer la parte táctica, también inculcar a los jugadores nuevos el tipo de trabajo que realizamos para que en el futuro puedan ser parte de esta selección. Y con los que estuvieron en el equipo anteriormente, fortalecer algunos conceptos, especialmente a fin de sacar provecho de este lapso de trabajo que tenemos antes de jugar ante Cuba el 29    en Cochabamba. Para no-sotros es importante aprovechar al máximo los días que tengamos a los futbolistas.

Nació en Caferata, se hizo boliviano naturalizado

Quinteros nació en Caferata (Argentina) el 15 de febrero de 1965). Es boliviano por naturalización desde 1991.

Su familia Está casado con Grace. Sus hijos son Nicole, Sebastián, Rodrigo y Gonzalo, los dos últimos juegan en las divisiones inferiores de Blooming.

En Bolivia Gustavo Quinteros jugó en cinco clubes bolivianos y como entrenador dirigió a tres, fue campeón con todos. Es el seleccionador nacional desde noviembre de 2010.

Campeón con todos los equipos que dirigió

Gustavo Domingo Quinteros fue jugador de cinco equipos en nuestra Liga: llegó para Universitario de Sucre en 1988, saltó a The Strongest, donde hizo la mejor parte de su carrera (1989/91); luego fue a San José (1992) y volvió en 1993 a The Strongest. En 1999 jugó para Wilstermann.

Jugó en Argentina entre 1994 y 1999, en San Lorenzo de Almagro y Argentinos Juniors.

Vistiendo la camiseta del Tigre disputó 12 clásicos paceños.

En la Copa Libertadores de América actuó durante 25 partidos y anotó siete goles con las camisetas de The Strongest y San José.

Con la selección disputó 26 encuentros y convirtió un gol. Jugó el Mundial de Estados Unidos 1994.

Debutó en Cochabamba  (29/01/93) en un amistoso con Honduras y ese día anotó su único tanto.

Cerró su trayectoria ante Japón (Copa América 1999).

Como técnico dirigió a Blooming (entre 2005 y 2008), Bolívar (2009) y Oriente Petrolero (2010). Con los tres clubes consiguió títulos (en la foto aparece con Rodrigo Figueroa y Edgardo Malvestiti, con el trofeo liguero).

Suma 232 partidos como entrenador liguero.

Designado en noviembre de 2010 como seleccionador, asumió en noviembre de ese año y debutó ante Letonia (en Antalya, Turquía) el 9 de febrero de 2011.

Ha dirigido 15 partidos del seleccionado.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia