Fútbol

El ‘genuino embajador de Pando’ dice adiós

A los 14 minutos del segundo tiempo, Luis Gatty Ribeiro se sacó el cintillo de capitán y dejó su lugar en la cancha para el ingreso de Mauricio Roca, y ahí terminó su carrera como futbolista profesional. Se fue aplaudido por las 4.000 personas que colmaron las instalaciones.

Gatty Ribeiro se despidió del fútbol profesional en Cobija y ante Bolívar. Eduardo Schwartzberg

Gatty Ribeiro se despidió del fútbol profesional en Cobija y ante Bolívar. Eduardo Schwartzberg

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / Cobija

01:38 / 08 de diciembre de 2014

A los 14 minutos del segundo tiempo, Luis Gatty Ribeiro se sacó el cintillo de capitán y dejó su lugar en la cancha para el ingreso de Mauricio Roca, y ahí terminó su carrera como futbolista profesional. Se fue aplaudido por las 4.000 personas que colmaron las instalaciones del campo de juego del Campus Universitario de Cobija y que fueron a ver el partido con Bolívar y a verlo a él despedirse del fútbol.

“Si algo tengo que recordar de toda mi trayectoria, lo mejor fue haber jugado con la selección nacional. Fue lo máximo. No hay nada más lindo que vestir la camiseta Verde”, dijo el futbolista nacido en Pando, que se dio el gusto de despedirse en su tierra y con la camiseta de un club de la región que lo vio nacer.

“Bolívar me dio muchas cosas lindas, pasé grandes momentos en ese club. Gracias a todos sus hinchas que están aquí (en el estadio). Pero faltaba una cosa: jugar en un equipo de mi tierra, y gracias a Dios se me dio. Pude ayudar a que Universitario subiera a la Liga y ése es otro orgullo que tengo en este momento”.

El técnico de Universitario, Claudio Marrupe, decidió ponerlo en la alineación desde el minuto inicial. Cuando fue al sorteo previo, Wálter Flores, el capitán de Bolívar, le dio un sentido abrazo. Lo mismo hicieron el árbitro y sus asistentes. Jugó en el medio campo e hizo lo mejor que pudo, aunque reconoció que este su adiós no fue como él hubiera querido. “Mis ganas están intactas, pero el físico no me alcanza y por eso decidí marcharme”.

Una vez que concluyó el primer tiempo, Universitario, a través de su presidente, Ludwing Arciénega, le entregó una plaqueta recordatoria.

“Ribeiro es un jugador que coadyuvó al ascenso del equipo, ha sido un gran ejemplo y lo sigue siendo para nuestra niñez y para nuestra juventud. Gracias Gatty porque en todos estos años jugando al fútbol has sido el embajador genuino de Pando”, le dijo el dirigente.

Si algo le faltó a Ribeiro fue jugar en el exterior. “Tuve opciones, pero no me dejaron ir”.

El fútbol seguirá siendo parte de su vida. “En algún momento quiero ser director técnico”.

‘Estamos más cerca, pero falta’

Me hizo recuerdo a Puerto Ordaz, cuando ahí jugamos con la selección. El calor fue tan fuerte como aquella vez y el partido muy complicado, más de lo que pensábamos”, dijo Xabier Azkargorta, técnico de Bolívar, tras la victoria de ayer sobre Universitario en Cobija.

En 1993, bajo su mando, Bolivia jugó en el “infierno” de esa ciudad venezolana por las eliminatorias para el Mundial de Estados Unidos 94, al que luego logró clasificarse. Aquella tarde se impuso por 1-7.

“Estábamos bien en el primer tiempo, creo que pudimos hacer algún gol más. Nos complicó cuando vino la expulsión de Sánchez Capdevila (39’PT). Sumar al calor el hecho de estar con uno menos fue complicado, pero supimos sacar adelante el partido”.

Universitario “por más que esté último en la tabla no es un rival accesible, hoy nos costó ganarle. Y gracias a este triunfo que ha sido muy esforzado, y por ello felicito a los muchachos, estamos más cerca del objetivo, pero todavía no lo hemos alcanzado”, agregó Azkargorta.

Su colega del equipo pandino, Claudio Marrupe, lamentó que “una vez más nos hubiera faltado gol, generamos opciones, pero no tuvimos definición”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia