Fútbol

Una hora y 20 minutos a solas

La selección anunció un trabajo a puertas cerradas en el Siles, pero se fue a Achumani

Salida. Con cara de enojado, Julio Baldivieso (de plomo), acompañado por Carlos Borja, deja el estadio de Achumani, rumbo al bus.

Salida. Con cara de enojado, Julio Baldivieso (de plomo), acompañado por Carlos Borja, deja el estadio de Achumani, rumbo al bus. Foto: Miguel Carrasco

La Razón (Edición Impresa) / Marcos Bonilla / La Paz

00:00 / 08 de noviembre de 2015

Si es para sorprender y vencer a Venezuela, el jueves a las 16.00 en el estadio Hernando Siles, está bien lo de ayer, cuando la selección nacional jugó a las escondidas, porque anunció que iba a entrenarse en el estadio Hernando Siles a puertas cerradas y en realidad se fue al Rafael Mendoza Castellón de Achumani.

Estar a solas era lo que querían el entrenador Julio César Baldivieso y compañía, sin la mirada de nadie, menos de los periodistas.

Los que creyeron —como corresponde cuando se hace un trabajo serio— en la planificación del DT se fueron a parar en las afueras de Miraflores a sabiendas de que igual no iban a poder ver la práctica, pero asimismo podían rescatar algo de información. Sin embargo, se cansaron de esperar porque la Verde nunca apareció.

Ya hubo alguien que alertó: “La práctica fue suspendida”. Sin embargo, era improbable que se desechara un día a tan poco del encuentro.

Un funcionario de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) convertido en “Pinocho” —a no ser que a él tampoco le dijeron los verdaderos planes— salió del estadio un rato de esos para disimular y dijo: “Ya están viniendo (los integrantes del cuerpo técnico y los jugadores). Voy un rato aquí cerca y vuelvo”, y desapareció.

Otro hombre de la FBF llamó a los teléfonos celulares de más de uno de los periodistas para anunciar que la práctica de hoy será en el Siles por la mañana, con atención a la prensa. Cuando le preguntaron: “¿Y ahora dónde está el equipo?”, la respuesta fue: “En donde estaba programado”.

Mientras tanto, el bus (extrañamente otro, ya no el de la empresa Emperador que fue traído exclusivamente desde Potosí para trasladar al seleccionado) había dejado el hotel de concentración, en la zona de Calacoto, con destino a Achumani, donde estos días la selección nacional se entrena gratis gracias a la gentileza del Club The Strongest que le ha cedido en esa condición sus campos.

El trabajo que realizó en ese escenario durante algo así como una hora y 20 minutos, no fue gran cosa. Vaya sorpresa para los cuatro ojos que estaban mirando —dos por cada uno de los únicos “espías” que habían en el lugar (ninguno con relación directa con Noel Sanvicente, el entrenador venezolano)—. Y es que deshacerse de la persecución de la prensa les sirvió al DT y a los futbolistas para trabajar en solitario, aunque sin mostrar cartas, porque no hubo una práctica de fútbol 11 contra 11 como se pensaba.

Después del calentamiento habitual nueve futbolistas, probablemente todos titulares en el encuentro que viene (ver la nota de apoyo porque puede ser reveladora), se fueron a hacer “jueguito”: formaron un círculo y se empezaron a pasar la pelota para eludir la marca de uno que iba al centro en pos de quitársela. Otros tres hicieron una labor diferenciada —entre ellos Rodrigo Ramallo, quien está entre algodones en procura de que se recupere a tiempo y pueda ser de la partida el jueves 12.  Mientras el resto practicó en campo reducido (nueve contra nueve, además de un jugador que iba para el lado del que tenía el balón).

Eso fue todo. En el final los jugadores se fueron a elongar y luego —sin pasar por ningún camarín de Achumani— a marcharse para recuperar energías, a solo cuatro días del partido frente a Venezuela, “que hay que ganar”, como dijo Baldivieso.

Los datos

En el siles

Si la información que ayer dio a conocer la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) es la correcta, hoy la selección nacional trabajará por la mañana en el estadio Hernando Siles, con atención a la prensa antes de la práctica.

¿fútbol?

Es probable que la sesión sea luego a puertas cerradas y en ella Baldivieso pruebe el equipo que pondrá el jueves frente a Venezuela en el estadio Siles.

Siete, de equipos paceños, son la base

Nueve jugadores, los probables titulares, trabajaron por separado

Julio César Baldivieso hizo trabajar ayer por separado a nueve jugadores. Si la lectura es correcta, todos ellos serán titulares el jueves frente a Venezuela.Un detalle que no pasó inadvertido: siete de ellos son de los clubes paceños Bolívar y The Strongest —al parecer la base para recibir a la vinotinto— y los dos restantes, uno de Wilstermann y el otro de Sport Boys.

La lista: el arquero Daniel Vaca (The Strongest): los defensores Erwin Saavedra (Bolívar), Edward Zenteno (Wilstermann) y Fernando Marteli (The Strongest); los mediocampistas Jaime Arrascaita (Bolívar) Wálter Veizaga y Alejandro Chumacero (ambos de The Strongest); y los delanteros Juan Carlos Arce (Bolívar) y Yasmani Duk (Sport Boys).

A ese equipo le faltan dos piezas, el lateral por izquierda y el mediocampista ofensivo por ese mismo sector: podrían ser Jorge Flores y Damián Lizio, quienes efectuaron una labor diferenciada junto con Rodrigo Ramallo.

En otro sector de la cancha de Achumani trabajaron dos equipos en campo reducido y, por tanto, una labor un poco más intensa que el resto: uno con Lampe, Omar Morales, Eguino, Pedraza, Smedberg-Dalence, Danny Bejarano, Arano, Camacho y Sánchez; el otro con Zamora, Montero, Diego Bejarano, Leonel Morales, Azogue, Galindo, Cardozo, Villarroel y Leonardo Vaca. Además, hizo de comodín Campos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia