Fútbol

Hay ‘indicios de lavado de dinero’, según la resolución

Hay ingresos en la FBF de montos de dinero de presuntas organizaciones criminales, convertidos por el ente federativo para ocultar o encubrir su verdadera naturaleza

La Razón (Edición Impresa) / Yuvert Donoso / Sucre

03:13 / 24 de julio de 2015

La resolución del juez Roberto Valdiviezo señala “indicios de lavado de dinero” en los que estuvieran involucrados Carlos Chávez y Alberto Lozada, lo que apunta al delito de legitimación de ganancias ilícitas.

Más allá de la naturaleza sin fines de lucro de la FBF, la actividad futbolística a nivel clubes y de selección nacional genera ingresos económicos “bastante considerables para la entidad, como lo acredita la declaración de Carlos Chávez y los contratos de televisación adjuntos, que en sí reportan el ingreso de fondos de dinero emergentes de derechos de televisación de competencias nacionales e internacionales a nivel clubes y selección y que a la vez en su manejo corresponde exclusivamente a la FBF a través de sus instancias estatutarias”.

Se cuestiona “el actuar personal de los imputados que se trasunta en la falta de transparencia e indicios de supuesto origen ilícito de esos fondos que tendrían probables orígenes corruptivos, que no involucran a la entidad en sí, sino a la conducta propia del imputado”.

Existe indicios de que como emergencia de las atribuciones de la FBF ingresaron a sus arcas montos de dinero de presuntas organizaciones criminales, que hubiesen sido adquiridas y convertidas por el ente federativo para ocultar o encubrir su verdadera naturaleza, concretamente aquellos ingresos realizados por los hermanos (Hugo y Mariano) Jinkis, Milton Jacobs y la ciudadana Zorana Danis (se le acusa en una investigación de la Fiscalía de Estados Unidos de usar cuentas bancarias de Nueva York para pagar sobornos y coimas), como personas que operan ligadas a empresas de televisación de campeonatos de fútbol”.

Según la investigación del Ministerio Público ingresaron a cuentas de la FBF “aportes directos en la suma de 100.000 dólares por parte de la ciudadana Zorana Denis para ejecutar el proyecto de apoyo al torneo Nacional B , sin que se justifique el origen lícito de ese ingreso”.

En su declaración, Chávez indicó que esa persona “no tiene ningún nexo contractual con la FBF, sino que se relaciona directamente con la Conmebol, y menos acredita la licitud del ingreso”.

De acuerdo con la declaración del presidente de la federación, “ese monto es un préstamo personal que hace esta persona a la FBF por la situación económica precaria de la entidad y por ello logró un bien para el deporte; sin embargo, extraña que ese nexo contractual (en sí es una obligación contractual por la naturaleza de préstamo) no haya sido referido por el imputado en su declaración informativa cuando por el contrario niega cualquier vinculación de esta persona con la FBF, empero en lo material aparezcan en la contabilidad ingresos significativos de su parte”.

El expresidente de Universitario de Sucre, Cristian Copa, testificó que “al momento de la intención de soborno a su persona el ciudadano Róger Bello (exsecretario general de la Liga), miembro del grupo de Carlos Chávez según su versión, le indicó que ‘esos recursos provienen de un amigo que tiene los derechos de televisación’, y son justamente los ciudadanos Jinkis los beneficiarios de los derechos de televisación de la FBF según contratos adjuntos”.

Muchos egresos firmados en cheque por Carlos Chávez salen a nombre de Milton Jacobs Candia “sin que se conozca el destino lícito de esos egresos y que en el fondo acreditan un eventual indicio de lavado de dinero (ocultamiento de su origen) pues no es lógico que éste ciudadano ligado a los derechos de televisación de eventos deportivos pague y a la vez retire dineros de la FBF en distintas oportunidades, que totalizan una considerable cantidad”.

De igual modo, “existe evidencia que el imputado Carlos Chávez, como titular exclusivo del manejo económico de la FBF (estatutos y poder otorgado para el efecto en su favor), ha coadyuvado necesariamente a transferir esos ingresos presuntamente ilícitos hacia terceros, y esa convicción se genera a partir de la evidente falta de control financiero de los ingresos y egresos de la FBF”.

Se hace notar que no hay un manejo adecuado de los ingresos y egresos de la entidad a través de un sistema contable que inclusive está previsto en el Estatuto de la FBF.

“Ese manejo no transparente ha permitido el uso indiscriminado de los dineros federativos por parte de Carlos Chávez en grado de autoría de cooperador necesario por haber modificado con su actuar conjunto el Estatuto para permitirle en lo posterior designar unilateralmente al Secretario General (sic.) quien es el que administra los fondos de la entidad y haber, a partir de ello, firmado junto a Alberto Lozada como únicas personas autorizadas según sus reglamentos, distintos cheques a favor de la esposa e hijos de Alberto Lozada, los señores Leslie Cronenbold Salvatierra, Rómulo Alberto Lozada Cronenbold y María Laura Lozada) por fuertes sumas de dinero equivalentes (en lo que el juez pudo totalizar, sin contar lo relativo a María Laura Lozada) a más de 270 mil dólares, que no han sido justificadas en su uso o necesidad, existiendo por tanto, también indicio razonable que esos dineros que supuestamente provienen de origen ilícito o corruptivo (ingreso),  son transferidos como (egreso) a terceros que resultan ser familiares de uno de los imputados, al cual, deben sumarse los egresos en favor de Milton Jacobs, para presuntamente legitimar y encubrir su verdadera naturaleza”.

El dato

Familiares

Según la resolución del juez, la FBF giró distintos cheques a nombre de familiares del secretario ejecutivo Alberto Lozada. La suma supera los 270 mil dólares que no han sido justificados.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia