Fútbol

El ingeniero y licenciado Cabrera

Como futbolista es un notable zaguero. Pero poca gente sabe que Nelson Cabrera Báez es Ingeniero Comercial, por una parte, y, por la otra, licenciado en Administración y Gestión Empresarial.

El zaguero Nelson Cabrera junto a su esposa Julieta María, sus hijos Julieta, Nelson y Geovanna, y sus padres Nelson y Dionicia, quienes lo visitan en La Paz. Foto: Ignacio Prudencio

El zaguero Nelson Cabrera junto a su esposa Julieta María, sus hijos Julieta, Nelson y Geovanna, y sus padres Nelson y Dionicia, quienes lo visitan en La Paz. Foto: Ignacio Prudencio

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

00:59 / 14 de septiembre de 2015

Como futbolista es un notable zaguero. Pero poca gente sabe que Nelson Cabrera Báez es Ingeniero Comercial, por una parte, y, por la otra, licenciado en Administración y Gestión Empresarial.

Juega en Bolívar desde hace dos años y medio, y un poco más. Está por llegar a los tres. Le agarró cariño al país y por ello comenzó sus trámites de naturalización. Una vez que cumpla los requisitos, tendrá la carta y podrá ser llamado a la selección nacional. Sin embargo, para ello deben pasar todavía unos meses.

Desde la semana pasada disfruta de la compañía de sus seres más queridos, su madre Dionicia y su padre Nelson David.

“Él es mayor que sus dos hermanas, Viviana Guadalupe y Lourdes. Desde joven se sacrificó mucho, porque aparte de asistir a los entrenamientos del club Olimpia, también iba a la universidad y se dedicó mucho logrando esas dos carreras”, cuenta Dionicia.

Nelson David —a quien le gustaba jugar como golero o zaguero— dice que su hijo “fue siempre responsable y disciplinado, por ello logró las metas que se propuso aparte del fútbol, que es su pasión. Ojalá todo siga saliendo bien en su club y más adelante podamos verlo con la camiseta de la selección, nos estamos mentalizando para verlo con la Verde, defendiendo los colores de este país con dignidad y entrega”.

Cabrera llegó a Bolivia durante la primera semana de enero de 2013. Va rumbo a los tres años. Hoy es “un enamorado” del país y por eso “de forma personal” ha optado por tramitar su naturalización. Si se da, en 2016 ya podrá vestir la camiseta del seleccionado. Por ahora disfruta de la presencia de sus seres queridos. “A lo largo de la temporada uno los ve muy poco a los familiares y ahora tengo la oportunidad de compartir con ellos, algo que me motiva y me da fuerza para afrontar lo que viene. Me siento bendecido por Dios porque me permite estar junto a mi familia”.

Admite que espera que el tiempo transcurra y terminen sus trámites de naturalización: “Yo ya presenté toda la documentación, espero que se pueda concretar cuanto antes, estoy con ganas de poder contribuir, colaborar, pero el tema no depende ya de mí, sino de la gente que está encargada de aquello; ojalá pronto tenga buenas noticias”.

En Bolívar es indiscutible titular. Está abocado plenamente al club y “dándolo todo. Todos hablan de que no hay posibilidades de pelear el título, pero no nos den por muertos porque nos vamos a levantar, falta mucho por jugar en el campeonato”.

Sus padres ‘bendicen’ la decisión de   ser boliviano

Los padres de Nelson Cabrera están de acuerdo con que el jugador de Bolívar se naturalice boliviano y defienda la camiseta de la selección nacional.

“Las decisiones que toma Nelson siempre las respaldamos, el decidió naturalizarse y creo que es algo positivo porque Bolivia le abrió las puertas, se siente muy a gusto en el país, y nos sentimos contentos y orgullosos porque él siempre fue responsable en sus actos. La familia lo apoya y respalda más aún cuando la calidad humana de la gente boliviana es linda. Nunca pensé que tomara esa decisión, pero estoy agradecido con el pueblo boliviano y con el público paceño por su apoyo a mi hijo”, según Nelson David Cabrera.

Dionicia contó que Nelson “jugaba de niño en la casa, era un chico disciplinado y enamorado de la pelota. Me siento contenta porque haya decidido optar por la nacionalidad boliviana, lo apoyamos desde el inicio y ahora más porque nos hemos dado cuenta de que aquí, en Bolivia, la gente es muy buena y lo trata con mucho cariño y respeto. Creo que él no se equivocó en tomar el camino de ser boliviano”.

“Vine a visitar a mi hijo y a conocer el lugar en donde reside, y me quedo contenta y conforme porque lo veo muy bien, él es feliz por sobre todas las cosas”.

‘Nos sentimos súper bien en Bolivia’

Nelson Cabrera Báez vive en La Paz con su esposa Julieta María y con sus tres hijos: Julieta (12 años), Nelson (5) y Geovanna (año y medio).En los dos años y medio que ya están se acostumbraron a la vida en esta ciudad.

“Nos sentimos súper bien en Bolivia, nosotros y nuestros hijos. Nos acomodamos y estamos muy contentos”, dice la esposa del jugador.

A ella no le sorprendió que un día su esposo le dijera que había tomado la decisión de naturalizarse boliviano. “Es que desde un principio nos sentimos a gusto, como en casa, la gente es muy buena, amable, respetuosa, así que yo también apoyo la idea”.

Para Cabrera, el día a día es casi siempre el mismo, dividido entre el trabajo que debe realizar con Bolívar y la atención que les da a su esposa y a sus hijos.

“En su profesión es súper responsable, como padre ni qué decir y ello nos llena de felicidad. Esperamos que todo concluya bien en lo relacionado con los trámites de naturalización, por suerte vamos a estar ya un buen tiempo, estamos cerca de los tres años. A mí la verdad me gustaría verlo en la selección, si lo consigue para él va a ser otro objetivo cumplido”.

Cabrera es el único hijo varón de Dionicia y Nelson David. “Era un muchachito travieso a veces, pero sí muy responsable”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia