Fútbol

Un inolvidable clásico igualado

Tras un primer tiempo que casi aburre, el segundo fue emocionante, pues los dos buscaron a toda costa ganar. Bolívar ahora es líder y The Strongest queda rezagado

En la lona. Diego Cabrera, de Bolívar, y Pablo Escobar, de The Strongest, los dos en el piso. Ambos equipos lo dieron todo en procura de conseguir el gol de la victoria.

En la lona. Diego Cabrera, de Bolívar, y Pablo Escobar, de The Strongest, los dos en el piso. Ambos equipos lo dieron todo en procura de conseguir el gol de la victoria. Miguel Carrasco.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

04:14 / 27 de noviembre de 2014

El clásico 194 en la historia de la Liga, uno de los mejores del último tiempo gracias al segundo periodo —porque los dos lo dieron todo en procura de ganar—, terminó empatado 1-1, resultado con el que Bolívar (34 puntos) pasa a ser líder solitario del torneo Apertura de la Liga y principal favorito a la corona, mientras a The Strongest (28) lo rezaga al cuarto lugar, virtualmente ya sin chance de pelear por el título.

Después de una primera mitad que bordeó lo aburrido, y que acabó con el gol de Checa para el Tigre en el primer minuto de adición, la segunda fue magnífica, de ida y vuelta, con emociones a raudales en la que la Academia buscó y por fin halló el empate, obra de Sánchez Capdevila en un momento clave; pero más allá de eso, el partido lo pudo ganar cualquiera, porque hubo de todo, hasta increíbles palos en ambos arcos.

En la primera etapa todo el gasto lo hizo Bolívar. Fue el que tomó la iniciativa desde el comienzo y el que más veces llegó a territorio contrario. Lo que no pudo fue definir bien. La Academia se acomodó mejor, dominó y generó peligro. The Strongest, en cambio, estuvo desorientado y tal como estaban las cosas, dedicado solo a defenderse. De mitad de cancha para adelante, nada.

Antes de los 5 minutos, Sánchez Capdevila y Tenorio ya tuvieron dos posibilidades. Después otras más, alguna mediante Callejón. Los atigrados eran muy débiles después de cruzar la mitad de la cancha. Peor cuando a los 23’ se fue expulsado Paz por doble amarilla. En todo caso, su dedicación a cuidar para no ser sorprendido surtió efecto. Recién a los 33’, tras un centro de Wayar, The Strongest estuvo cerca del gol, aunque por poco Ramallo no alcanzó a meter la pelota.

En la recta final, el Tigre se salvó en la ofensiva más clara que tuvo Bolívar. Con Vaca ya vencido, Torrico sacó el esférico de la línea misma cuando Tenorio —quien había mandado el cabezazo— ya empezaba a celebrar (38’) con su afición. Bolívar pagó el hecho de no haber aprovechado las pocas situaciones claras de las que dispuso. Porque la sorpresa llegó en el primer minuto de adición, luego de un centro de Escobar y la pegada casi cayéndose de Checa para el 1-0.

Tras el descanso los dos volvieron con todo. De nuevo la Academia apretó, además intentó que el jugador demás que tenía en la cancha influyera de alguna manera; pero The Strongest se defendió bien y no solo eso, sino que, a pesar de estar disminuido, respondió con fuerza y tal como su rival tuvo ocasiones para emparejar las cifras, también tuvo las suyas como para liquidar.

En una de ellas, Escobar se perdió el segundo a los 62’, tras “robar” la pelota e irse, pero definió rematando hacia un costado. Se iba a arrepentir poco después, porque a los 75’, luego de un centro de Callejón, Sánchez Capdevila cabeceó, Vaca llegó a tocar el esférico, pero no pudo evitar que se le metiera en el arco (1-1).

Los últimos 15 minutos fueron apasionantes, hicieron vibrar a la afición porque salvaba Vaca, lo mismo hacía Quiñónez; como también Tenorio mandó la pelota al travesaño y Escobar solo por segunda vez tiró demasiado alto. No se dieron ninguna tregua, era evidente que los dos querían ganar. Ninguno estaba contento con el empate y jugaron el todo por el todo.

Pudo meterla Cabrera de un cabezazo, como también Tenorio, a quien otra vez el palo se lo impidió; y a vuelta de hoja, el madero le privó a Ramallo de celebrar. Cualquiera que hubiera ganado estaba bien. El empate alivió a Bolívar. En cambio, a The Strongest lo puso en gran conflicto. Pero los dos se fueron con la frente en alto. Es que dieron lo mejor de sí. Aplausos para ambos.

La figura - José Luis Sánchez Capdevila

Hubo varios candidatos a mejor jugador. El español ganó por poco, por su constancia y por convertir el gol del empate.

El árbitro - Regular

José Jordán se ‘comió’ por lo menos un penal. A The Strongest lo arrinconó con las amarillas. Por el lado  de Bolívar, perdonó a varios.

Los datos

Doble amarilla

El árbitro no tuvo miramientos con el atigrado Marcos Paz, que cometió dos faltas y ambas merecedoras de amarilla. Se fue expulsado muy temprano (23’).

Tres palos

Tenorio hizo todo para festejar algún gol, pero dos veces los palos se lo negaron en las acciones más cercanas. Como a Ramallo en una ocasión.

Mala noche

Pablo Escobar hizo el pase para el tanto de Checa, pero después falló por lo menos dos goles “cantados”.

Bolívar es líder y tiene un fixture favorable

Cuando ya todos los equipos jugaron 18 partidos y faltan cuatro jornadas para el final, Bolívar es el único líder del torneo, con 34 puntos, uno más que Oriente Petrolero (33) y cuatro más que Wilstermann (30), los tres mejor ubicados y candidatos al título del torneo Apertura. The Strongest (28) quedó rezagado con los mismos puntos que San José, a seis unidades del primero, esperando que un milagro le dé una nueva oportunidad.

Bolívar tiene el mejor calendario de todos: Real Potosí en La Paz, Universitario en Pando, Wilstermann en La Paz y Blooming en Santa Cruz. De esos cotejos, si gana los primeros tres, tras el encuentro contra el aviador ya podría dar la vuelta olímpica en el estadio Hernando Siles, si acaso Oriente y Wilster, que tienen dos localías y dos visitas cada uno, no van al mismo ritmo y ceden algunas unidades en el camino.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia