Fútbol

‘El jugador se mueve por lo económico’

Marcelo Carballo. Estuvo cerca de cruzar a la vereda del frente, pero no lo hizo porque su creencia de que no todo es dinero en la vida fue más fuerte que una suculenta oferta.

Marcelo Carballo

Marcelo Carballo

La Razón

01:21 / 05 de noviembre de 2012

En los tres años que jugó en The Strongest, el exzaguero Marcelo Carballo se hizo hincha del Tigre y cuando Javier Ortuño, dirigente de Bolívar, quiso llevárselo, él respondió con un no.

Carballo demostró ese mismo amor por la camiseta en filas de Wilstermann, al que regresó sólo para ayudarlo en los momentos más difíciles, cuando había descendido. — ¿Considera que hay amor por la camiseta en los tiempos actuales de fútbol?

— Yo creo que lo que hay es profesionalismo, porque el mercado se mueve más que antes. Ahora se ofrecen más recursos y los jugadores entran en ese juego. No sé si cuando se dice amor es lo de antes, nosotros nos identificábamos con un club y descartábamos ir al clásico rival, por ese amor que había. Hoy en día es difícil tener ese tipo de cariño.

— ¿Entonces la fidelidad de antes ya no existe?

— Yo creo que eso es muy personal, porque al final de cuentas el jugador se mueve por lo económico y está en su derecho, pero considero que uno genera lazos sentimentales que superan lo laboral. Tiende puentes con un club, con una hinchada y eso se hace muy fuerte en un jugador.

— ¿Es hincha de dos clubes?

— Jugué 17 años en Wilstermann y tres en The Strongest. Desde pequeño siempre fui hincha del Wilster y luego me tocó ir al Tigre, donde también me identifiqué con el club, que sin duda es uno de mis favoritos.

— ¿La garra atigrada fue la que lo cautivó?

— Sí, y me tocó muchas cosas buenas: conseguimos títulos, un bicampeonato, avanzar en la Copa Sudamericana, todo eso reforzó mi afecto por el club. Ahora mi carrera finalizó; pero en esa época, por el cariño que nació, Bolívar no cuadraba en mi mente y tampoco acepté jugar por Aurora.

— ¿Es cierto que a Javier Ortuño le dijo no, pese a que vino con una gran oferta?

— Hablamos, lo escuché por respeto. Me expresó que había el interés y apoyo para que yo jugara en Bolívar, pero fui sincero y le dije: “mi sentimiento e identidad están con el Tigre”. En todo caso de verdad es una decisión personal, porque cuando uno decide cambiar, también está en su derecho.

— ¿Por qué muchas figuras de un club, casi símbolos, pasan a la otra vereda, aunque ya no es lo mismo?

— Por diversas razones, pero yo me enteré en algunos casos que los mismos dirigentes no les dieron su lugar, no les correspondieron con respeto.

— ¿Qué casos de amor a la camiseta se le vienen a la mente?

— Yo volví a Wilster para aportar en el ascenso. Escuché lo de Pablo Escobar en el Tigre y no sé si (Joaquín) Botero en Bolívar, luego no más. Y antes, Borja y Soria en Bolívar; Galarza, Martínez, Fontana en The Strongest. Ahora ya es más difícil.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia